Apacienta La Grey
Pastor Ezequiel Salazar
Celaya 2015

1 Pedro 5:1
“Ruego a los ancianos que están entre vosotros, yo anciano también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria que será revelada:
2 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;
3 no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.
4 Y cuando aparezca el Príncipe de los pastores, vosotros recibiréis la corona incorruptible de gloria.”

Pedro se encuentra con Jesús después de haberlo negado tres veces, y la palabra de Dios nos dice que, Pedro estas lecciones que han venido a tu vida es con un fin, porque ahora alguien te va a tomar de la mano y es un lugar a donde no quieres ir, y esto hablo de la muerte, dice la Biblia que había de sufrir.

Dios de la misma manera obra y trabaja en la vida de sus siervos, si el Señor no sigue obrando en mi estaría sumamente preocupado, y usted está en un lugar muy malo si cree que ya llego.

Ese es el sentir de tantos siervos de Dios, hablamos de Dios obrando y cambiando cosas de nuestras vidas.
Y es en este tiempo después de tantas lecciones y experiencias y dolor y lágrimas. Cuando estaban transfiriendo al Señor de un lugar de juicio a otro en ese preciso momento Pedro niega a Jesús por tercer ves, y los ojos del maestro encuentran los ojos de Pedro, en ese preciso momento, y dice la Escritura que salió y lloro amargamente.

Pero ahora Pablo nos exhorta a nosotros, y nos advierte de ciertas cosas de las cuales debemos de tener cuidado en el pastorado, y si él escribió estas cosas es que estas cosas son problema para nosotros. No para alguno de nosotros, para todos nosotros.

Tenemos que bajarnos los humos a nosotros, si él escribió estas cosas es porque son un problema y son cosas que nosotros necesitamos aprender, Pedro dice ruego a los ancianos que están entre nosotros.

Tres palabras que describen las tareas de un pastor, son tres posiciones que se usan en describir la tarea de un pastor.

Hablando a los pastores, yo anciano y también con ellos, y testigo de los padecimientos de Cristo, que soy también participante de la gloria venidera hablando de sus experiencias, y las cosas que él sabía que estaban por venir.

Ver 2.
“2 Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente; no por ganancia deshonesta, sino con ánimo pronto;”

La expresión griega entre vosotros habla de estas y donde Dios te ha encargado.

I. Preocúpate de la congregación y de la grey sobre la cual Dios te ha puesto a pastorear.

No sea usted metiche de andar investigando o preocupado y más informado de lo que está pasando en el ministerio de alguien más que lo que está pasando en su propia Iglesia.

Son cosas que no debes de escuchar, y que no te importan. Preocúpate más de lo que está pasando con la grey con el rebaño que Dios te ha dado, no estés investigando, metido en el Facebook.

Tu ministerio y tu obra seria bendecida y prosperaría si le dieras tanto interés como tienes por lo que está pasando en la Iglesia y el ministerio de alguien mas. Apacienta la grey que esta entre vosotros.

II. Apacienta.

La palabra viene de la palabra donde agarramos pastorear, habla de la posición del pastor, habla de la carrera del pastor alimentar proteger, y velar, proteger la grey.

1. Sea diligente y un arduo estudiante de las Escrituras,

Por no tener que decir lea su Biblia, la única ves que abren la Biblia es cuando están preparando el mensaje de la predicación. Si no tienes las herramientas necesarias (sin estar hablando de ninguna institución en particular) hago un reto para aquellos que tienes institutos o seminarios, no presentes un programa mediocre.
Prepara bien a los estudiantes y no si no sabes pues aprende, no es pecado no saber, y en el día que vivimos ya no hay pretexto, tenemos mucho material a nuestro alcance, lo único que falta es diligencia de tu parte. La única autoridad que tú tienes es ese bendito Libro.

2. Pablo dice predica la Palabra,

A veces solo es asunto de preparación, estudie, la Palabra de Dios nos habla de diligencia en toda esta área del pastor y eso es lo probablemente menos atención se le da.

3. Las ovejas oyen mi voz y me siguen, las ovejas siguen a aquel que los alimentan.

Estamos hablando de principios y dedicación y son una de las cosas que padecen mucho en el ministerio, no tenemos la regla de interpretación bien conocidas y no estoy menospreciando estoy diciendo aprende.

Aprende porque cuando te levantas enfrente de los hermanos, estas levantando abrir este bendito Libro que es la Palabra viva eterna de Dios. Y debemos de exponerla y trazarla bien dice la Escritura, Pablo le dijo Timoteo córtala bien, y Pablo sabe muchas ilustraciones de la vida, de oficio el hacía tiendas, ¿Qué quiere decir eso de córtala bien? Pues cuando cortaban la lona para encajar la tienda tenía que cortarse precias para que encajara esa parte de la lona con la otra perfectamente bien.

Procura presentarte bien a Dios como obrero que no tiene que avergonzarse, se diligente.
Y luego la palabra de Dios, nos habla de ese lugar donde nosotros deberíamos de

4. tener el corazón del maestro,

Dese tiempo para leer el capítulo diez del libro de Sn. Juan y nos vamos a dar cuenta de la clase de pastores que debemos de ser, yo soy el buen pastor, el buen pastor da su vida por las ovejas.

El asalariado ve al lobo venir y huye porque no le importan las ovejas, ¿usted ama a la gente que Dios le ha dado a pastorear? Nadie jamás te sigue que no tiene confianza, y nadie jamás te tiene confianza que no percibe tu amor.
Las ovejas no tienen percepción del peligro, son de corta vista, temerosas, latosas, pero el pastor de hoy no quiere batallar, y mejor e las ofrece al lobo porque no tiene tiempo, lo que no tiene es corazón, estas muy lejos de tener el corazón del maestro, el buen pastor da su vida por las ovejas, no el asalariado.

Después de eso la palabra de Dios habla de:
Guardar la fe, la doctrina y eso es tan importante, Pablo le dijo a Timoteo cuídate de ti mismo y de la doctrina aquí están todos los temas teológicos necesarios, los fundamentes de la fe.

5. cuidarnos de nosotros mismos

Cuando un siervo de Dios comienza a vivir equivocadamente hace una de dos cosas,
a) Dios a través del Espíritu Santo le habla y se corrige y él se arrepiente y se encarrila.
b) Comienza acomodar sus creencias a su estilo de vivir.

Por eso Pablo le dice a Timoteo si vas a cuidarte de la doctrina cuídate a ti mismo porque somos vulnerables, a que hay consistencia en nuestras vidas en vez de humillarnos y darnos cuenta de que tenemos un problema entonces empezamos a decir que la Biblia dice algo que nunca dice.

Acomodar doctrina a mi estilo de vivir, a como dar doctrina a lo que está pasando en mi familia, de acuerdo como andan mis hijos, (nunca critiques los hijos de alguien más) a Dios no le agrada eso, y cuídese porque usted sigue.
Si el diablo anda detrás de los jóvenes, anda veinte veces más detrás de los hijos de los siervos de Dios, tenemos que permanecer y ser firmes y perseverar en la sana doctrina, porque de quien necesitamos ayuda en ese momento es de Él.

Y si yo doblego y comprometo y no soy fiel a él, entonces estoy fallándole a aquel y único que verdaderamente me puede ayudar.

Cuando el hijo prodigo regreso, sabia a donde regresar, y había casa a donde regresar, que Dios obre en su familia y en sus hijos ya cuando ellos quieran regresar usted ya no está.

Cuídate de ti mismo y de la doctrina porque es tan fácil empezar a acomodar tus creencias a tu estilo de vivir, es la razón de que algunos se están metiendo al calvinismo.

Antes creían en ganar almas pero el calvinismo es doctrina de flojos, cambiase porque tu estilo de vivir cambio.
Hay algunos que son infieles a sus esposas, y luego tuercen las Escrituras, adulteran la leche espiritual pura de la Palabra de Dios, si no te cuidas de ti mismo no vas a poder cuidar de la grey, porque peligras de que comiences a cambiar tu doctrina, apacienta la grey, la tuya, de la cual tu eres pastor.

III. No por fuerza, sino voluntariamente.

No vas a encontrar un quejón en el pastorado que está haciendo lo que está haciendo a fuerzas. No de voluntad, no por fuerza. En primer lugar dijiste que sí, Dios no te impone, Dios no te torció el brazo, tu dijiste que sí, el problema es que no sabías a lo que estabas diciendo sí.

No hay una bendición más grande que servir al Señor. Viven quejándose de lo que Dios les ha llamado hacer, no hay alguien más miserable que alguien que está haciendo lo que no quiere hacer, esta donde no quiere estar.
Asegúrate del llamado de Dios en tu vida. Ganancia deshonesta no solo está hablando de plata o dinero, está hablando de cualquier cosa que tu percibas que es ganancia para ti por meterte en el ministerio es deshonesto.

1. Dice la Escritura no un neófito, no sea que envaneciéndose.

La vanidad. Personas entrando al ministerio piensan que de esa manera van a ganar prestigio, respeto, y cuando no lo tienes le echas la culpa a la gente que no honra y respeta al ungido de Dios, no con ganancias deshonestas si no con ánimo pronto, y eso está hablando en contra de la flogeritis.

2. El horario.

Una persona disciplinada, que ha aprendido a gobernarse a sí mismo, que es necesario para ser bendecido en la obra del Señor y no ser un flojo.

IV. no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.

Ver.3
“3 no como teniendo señorío sobre los que están a vuestro cuidado, sino siendo ejemplos de la grey.”

No eres el Señor, cuando atendemos a todo lo que se nos ha dicho, no va a ver necesidad de enseñorear de la grey, pero no solamente tomamos en consideración eso, Pedro está hablando en contra de tomar autoridad, abusar de tu posición que Dios no te dio. Tú no eres el señor de tu Iglesia.

Un esposo que es lo que debe de ser, no debe de estar repitiendo que él es el encargado, un pastor que de verdaderamente es el pastor de la Iglesia no tiene que estar repitiendo que él es el pastor.

No señoreándote, la Iglesia le pertenece al Señor, la Iglesia es la esposa futura de Jesucristo.

La Iglesia no es tuya, la Iglesia le pertenece a alguien más, ponte a pensar que es increíble el privilegio y responsabilidad que Dios te ha dado confiarte a su novia, no para que te la robes, no para que creas que es tuya.
Te molesta más que no te sigan a ti que, que el que no sigan al Señor, porque te has enseñoreado de la grey, y dice la Palabra de Dios que la manera de manejar estas cosas es siendo ejemplos de la grey.

Vista 16.466 veces. El día de hoy 32 veces.