Y el Número de los Discípulos se Multiplicaba

Hechos 6:1-7

1 “En aquellos días, como creciera el número de los discípulos, hubo murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria.

2 Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas.

3 Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo.

4 Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra.

5 Agradó la propuesta a toda la multitud; y eligieron a Esteban, varón lleno de fe y del Espíritu Santo, a Felipe, a Prócoro, a Nicanor, a Timón, a Parmenas, y a Nicolás prosélito de Antioquía;

6 a los cuales presentaron ante los apóstoles, quienes, orando, les impusieron las manos.

7 Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.

Dice la Biblia “y crecía la palabra del Señor y el número de los discípulos se multiplicaba” no solamente aumentaba, se multiplicaba iba en aumento de manera exponencial, iba creciendo de manera más rápida y dice la Biblia no solamente Los discípulos se multiplicaban, sino que se multiplicaban grandemente en Jerusalén y también muchos de los sacerdotes, aquellos que rehusaban creer, aquellos que era casi imposible, aquellos a quienes el Señor Jesucristo les decía Generación de víboras, hipócritas y quien nos enseñó a no creer a la verdad e ignoran las escrituras y tienen que acercarse más. Estos mismos hombres que pareciera imposible que un día iban a ser salvos, muchos de ellos ahora estaban obedeciendo a la fe, estaban siendo salvos. El tema de este año es “Discípulos haciendo discípulos” Tenemos que multiplicarnos y ¿qué quiere decir discípulo? La palabra discípulo viene del griego ‘Mathetes’ que quiere decir aprendiz, pupilo, estudiante, seguidor, el que aprende de otro, de tal manera que un discípulo es un seguidor de las enseñanzas de Jesús y aquí había discípulos. Había quienes estaban aprendiendo de las enseñanzas de Cristo y ahora estaban siguiendo a Cristo. Tal vez ya eres cristiano si has aceptado a Cristo pero ¿le estás siguiendo? ¿estás siguiendo su palabra? ¿estás siguiendo sus enseñanzas? ¿estás haciendo lo que él te dice que hagas?

 

1. Características de los Discípulos

A. Un Discípulo sigue a Jesús

Mateo 8:23 dice, Y entrando él en la barca, sus discípulos le siguieron.” El Señor Jesucristo iba a un lado y ahí iban sus discípulos, iba hacia otro lado y ahí iban sus discípulos. Dice la palabra de Dios que Jesús nos ha dejado pisadas para que nosotros sigamos cada paso que él nos ha dejado, cada enseñanza que él nos ha alejado, cada huella que él nos ha dejado Dios quiere que tú y yo sigamos a Cristo.

B. Un Discípulo se niega a sí mismo

Dice Mateo  16:24 Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.” Un discípulo tiene que aprender a morir a sí mismo, un discípulo le dice no al pecado, no a la tentación. Se niega a sí mismo porque está siguiendo a Cristo.

C. Un Discípulo está siempre listo

Marcos 3:9 Y dijo a sus discípulos que le tuviesen siempre lista la barca, a causa del gentío, para que no le oprimiesen.” La Biblia nos enseña de cómo Jesús tenía sus discípulos, él constantemente los instruía y les daba ciertos mandamientos y órdenes y ellos, como seguidores de Cristos, debían de estar siempre listos para hacer lo que Jesús necesitaba de ellos. Como discípulos debemos nosotros de siempre estar listos cuando Jesús te dice que des un folleto y tu dices “Ay Señor es que no estoy listo, es que no estoy listo de traerlo a la Iglesia. No, como discípulos tenemos que siempre estar listos, no estar dormidos, no estar distraídos, siempre debemos estar listos para hacer lo que Cristo quiere.

D. Un Discípulo aprende de Jesús

Dice la Biblia en Marcos 9:31 Porque enseñaba a sus discípulos, y les decía: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, y le matarán; pero después de muerto, resucitará al tercer día.”  La Palabra de Dios me enseña mi y si yo soy su discípulo, no voy a estudiar el Corán u otros libros. Voy a estudiar la Palabra de Dios porque es lo que me dejó mi Cristo para que yo aprenda de él. Un discípulo, aprende de Cristo.

 

2. El Costo por ser discípulos de Cristo

A. Desestimar mis relaciones

No es tan fácil ser un discípulo. En Lucas 14:26 dice Si alguno viene a mí, y no aborrece a su padre, y madre, y mujer, e hijos, y hermanos, y hermanas, y aun también su propia vida, no puede ser mi discípulo.”  En Mateo 10:37 dice la Biblia, El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí;” Lo que Dios está diciendo es que mi amor por Cristo debe de ser un amor superior, nuestro amor por Dios tiene que ser un amor excelso, un amor sobre todas las cosas que parezca que yo no amo a mi esposa, que parezca que yo no amo a mis hijos. Un discípulo, tiene que desestimar sus relaciones. En otras palabras, mi relación con mi Cristo debe de ser mayor que la relación que yo tengo con alguien más.

B. Desestimar mi propio bienestar

Lucas 14:26-27 dice “y aún también su propia vida. Y el que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.” El costo de un discípulo es llevar una cruz, es llevar aflicción. La Cruz habla de aflicción de no estar en un lugar de confort, no en un lugar en donde todo está bien. Hay ocasiones en que vas a tener que salir a la luz y al calor del del día y quizás aun Dios te envía a un país a un lugar en donde no es nada bueno, nada hospitalario, te gritan, te apedrean, te azotan la puerta. En algunos lugares aún hay discípulos de Jesús que están muriendo siendo decapitados, siendo alanceados o simplemente los están matando por ser discípulos de Cristo porque hay un costo de ser discípulos de Cristo.  

C. Desestimar mis posesiones

Lucas 14:33 Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncia a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.” Dios dice que la vida del hombre no está en las riquezas que tiene. Tu vida está en quien tú tienes y si tú tienes a Cristo, lo tienes todo y si tú no tienes tienes a Cristo no tienes nada. Pablo dijo Ahora lo tengo por basura, todo el mundo, todo el dinero, toda la gloria, todo el materialismo, todo lo que yo pueda tener, ahora lo tengo por basura por amor a Cristo. 

 

3. Diferentes Clases de Discípulos

A. Discípulos Falsos

Juan  6:64 Pero hay algunos de vosotros que no creen. Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién le había de entregar.” Jesús conoce nuestros corazones y Dios está buscando discípulos pero hay discípulos falsos. Versículo 66 dice, Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás, y ya no andaban con él.” Sabes ¿por qué? Porque eran discípulos falsos. ¿Qué tipo de discípulo eres tú? ¿eres uno que no cree? ¿Eres uno que Dios te dice: ven, yo quiero llevarte acá, quiero que hagas esto, que aprendas de mi, que sigas mis mandamientos, mi voluntad. Deja tu pecado, la maldad, deja de vivir una vida mediocre, una vida de aquí para allá y conviértete y sírveme a mí y tú dices Ay Señor es que eso no me agrada,no me gusta? Cristo ya lo hizo todo por ti, él ya lo dio todo por ti ¿Qué no le puedes dar algo a él? Cuando reconocemos todo lo que él hizo por mí es más fácil decirle al Señor que lo que él quiera de mi está bien, pero hay falsos discípulos.

B. Discípulos Secretos

Juan 19:38 Después de todo esto, José de Arimatea, que era discípulo de Jesús, pero secretamente por miedo de los judíos, rogó a Pilato que le permitiese llevarse el cuerpo de Jesús; y Pilato se lo concedió. Entonces vino, y se llevó el cuerpo de Jesús.” No le gustaba que cuando salía que lo vieran con una Biblia, (eso ya no es tanto problema porque ahora en el celular tenemos la Biblia), pero no queremos que nos vean con una corbata, no queremos que vean que ahora nuestra manera de vestir es diferente. Este discípulo secreto no quiere que vean que está cambiando para bien y ahora ya no golpea a su esposa, ya no trae esas fachas que antes traía y quizás, ya no trae la droga, la música mundana y tú ¿te avergüenzas de que te digan Cristiano? y como Pedro dijo: No, yo no. Yo no soy cristiano y dice la Biblia que hasta comenzó a maldecir y hablar como ellos. Tienes que dejar de hablar como este mundo habla, tienes que dejar de vestir como este mundo viste, tienes que dejar de mentir como este mundo miente, tienes que dejar de ser un discípulo secreto. 

C. Discípulos Verdaderos

Dice Juan 8:31 Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permaneciereis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos;” Quizás nada más eres un hijo de Dios y está bien, gracias a Dios que él te ha salvado pero Dios quiere que seas más que un simple Hijo de Dios, quiere que te entregues a él, que le sigas, que guardes su Palabra, que le obedezcas, que hagas lo que él te dice. Dice la Biblia, “Si realmente me amáis, guardad mis mandamientos.” Ese es un verdadero discípulo. Un verdadero discípulo es el que hace la voluntad de Dios. No solamente el que ha escuchado, sino el que hace la voluntad de Dios. 

 

4. El Crecimiento de los Discípulos

A. Pocos

El crecimiento no comenzó con cinco mil o diez mil Mateo 10:1 Entonces llamando a sus doce discípulos, les dio autoridad sobre los espíritus inmundos, para que los echasen fuera, y para sanar toda enfermedad y toda dolencia. Los nombres de los doce apóstoles son estos: primero Simón, llamado Pedro, y Andrés su hermano; Jacobo hijo de Zebedeo, y Juan su hermano; Felipe, Bartolomé, Tomás, Mateo el publicano, Jacobo hijo de Alfeo, Lebeo, por sobrenombre Tadeo, Simón el cananista, y Judas Iscariote, el que también le entregó.” En Mateo 9:37 Jesús les dice a sus discípulos “A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos.” ¿Cuál fue el crecimiento de estos discípulos? Primero comenzaron pocos.

B. Más

Luego fueron más Hechos 6:1 En aquellos días, como creciera el número de los discípulos, hubo murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria.” Comenzaron con doce luego tuvieron un bajón casi del nueve por ciento y luego comenzaron otra vez a crecer y Dios comenzó a bendecir y creció el número de los discípulos y cuando crecen los discípulos hay murmuración. Cuando la Iglesia va en crecimiento siempre va a haber alguien que va a murmurar; y empezaron a decir pero no es justo que nosotros dejemos la Palabra de Dios para servir a las mesas entonces buscaron hombres llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, llenos de fe y encontraron a Felipe, Prócoro, Nicanor, Timón, Parmenas, Nicolás y los presentaron ante los apóstoles. oraron y les impusieron las manos y empezaron a multiplicarse.

C. Muchos

En el siguiente versículo dice y «crecía la palabra del Señor». ¿Cómo crece la palabra del Señor?  Mateo 28:19 Por tanto, id, y haced discípulos…” Esta palabra (discípulo), se menciona aquí y en Hechos 6:1 y en Hechos 6:7 es la palabra Mathetes y Dios está diciendo “por tanto id y haced mathetes,” y la usamos normalmente para decir por tanto ve y háblale de Cristo a alguien y después bautizalo y después enseñale y yo creo que está bien pero lo que realmente Jesús estaba diciendo es ve y haz seguidores de Cristo a todas las naciones. La palabra griega naciones aquí es etnios que es etnias, a todos los pueblos y naciones y a todo el mundo y dice bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo y ¿cómo se van a bautizar si no han creído en Cristo? de tal manera que tenemos que hablarles de Cristo y el hacer discípulos no se queda en solamente hablarles de Cristo, no se queda solamente en bautizarlos sino dice enseñándoles de tal manera que no estamos haciendo discípulos hasta que se cumplen estas tres cosas. Se cumple cuando les hablo de Cristo y ellos creen en Cristo y entonces no los puedo bautizar si antes no creen. Entonces tienen que creer en Cristo. Tienen que bautizarse y tenemos que enseñarles la Palabra de Dios y cuando estas tres cosas se cumplen, entonces estoy haciendo discípulos. Dice la Biblia “y crecía la palabra de Dios.” La palabra de Dios era predicada, era enseñada a la gente y ellos la recibían y la estaban aprendiendo y el número de los discípulos se multiplicaba, para que el número de los discípulos se multiplique ¿sabes lo que tenemos que hacer? Asegurarnos que la palabra de Dios crece y ¿cómo va a crecer la Palabra de Dios si yo no la enseño? por eso tengo que ir, por eso tengo que traerlos, por eso les tengo que enseñar para poder hacer más discípulos.

Este año Dios nos puede ayudar a hacer más discípulos, a hablarles de Cristo, bautizarlos y enseñarles la Palabra de Dios y cuando se cumplan esas tres cosas, estamos haciendo discípulos. Si tú eres discípulo tienes que hacer discípulos porque dice “Por tanto id y haced discípulos” y entre más estas yendo y más estás enseñando su palabra, su palabra se puede multiplicar y los discípulos se van a poder multiplicar.

Cuando vayas al cielo no hay mayor gozo que traer a alguien más junto a ti. Somos egoístas cuando nosotros ya vamos al cielo y no le hablamos a nadie más para que venga con nosotros. No podemos hacer la obra de Dios solos, necesitamos del poder de Dios.

Ora a Dios y dile que te ayude, que podamos multiplicarnos, que podamos ver este año uno, dos, tres, cuatro, cinco discípulos que podamos discipularlos y que podamos enseñar la palabra de Dios. Dios nos puede usar.

Vista 164 veces. El día de hoy 1 veces.