Video: Cómo Pueden Tus Hijos Crecer Espiritualmente En Tu Hogar – Pastor Arturo Muñoz

Video: Cómo Pueden Tus Hijos Crecer Espiritualmente En Tu Hogar – Pastor Arturo Muñoz

Cómo Pueden Tus Hijos Crecer Espiritualmente En Tu Hogar

Pastor Arturo Muñoz

Efesios 5:15-20

Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios,

16 aprovechando bien el tiempo, porque los días son malos.

17 Por tanto, no seáis insensatos, sino entendidos de cuál sea la voluntad del Señor.

18 No os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución; antes bien sed llenos del Espíritu,

19 hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales, cantando y alabando al Señor en vuestros corazones;

20 dando siempre gracias por todo al Dios y Padre, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo.

Dios quiere que cada uno de nosotros seamos llenos del espíritu “hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales” Si hubiera alguna fórmula y se que no hay; la manera que pudiéramos crear hijos espirituales, quizás pudiera ser una fórmula algo sencilla ¡no completa ! pero pudiera ser: buena música, buenos libros etc. La primer cosa que nosotros podemos hacer para tener un hogar espiritual en nuestra casa es.

I.- Buena música.

Necesitamos buena música en nuestros hogares, quitar toda aquella música que está degradando el nombre de Cristo la cual después de cantarla en primer lugar no le crea honra y gloria a Dios, no exalta el nombre de Dios; como dicen en algunos lugares hay cierto tipo de música que la cantas y terminas más triste, terminas con depresión pero lo que Dios busca en el cristiano y en nuestros hogares que quitemos toda esa música y traigamos a nuestro hogar buena música ¡necesitamos buena música en nuestros hogares!, el versículo 19 “hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales” que bendición escuchar buena música.

Hay que traer buena música a nuestros hogares, cuando Saúl tenía ciertos problemas de depresión y le entraban ciertos espíritus que no lo dejaban dice la palabra de Dios que alguien le dijo: David rey, aquí hay un joven que tiene un buen carácter una buena actitud pero aparte de eso toca el arpa y lo trajeron y eso ayudó a Saúl; necesitamos quitar toda aquella música mundana, necesitamos quitar toda aquella música nueva que hay, toda música que está introducciones en nuestros hogares. Muchas de la ocasiones nuestros hogares el diablo entra a una familia quizás no por algo fuerte como las drogas, quizás no va a entrar con el alcohol, quizás el diablo no va a entrar con homicidio; pero el diablo si va a entrar con música y va a entrar poco a poco va a robar el corazón de nuestros hijos, va a robar el corazón de nuestros jóvenes, va a robar el corazón de ellos y los va a guiar para que ellos empiecen a poner en sus mentes quizás aún preguntas y diciendo: esta música me está diciendo que sea rebelde, esta música me dice que debo de vivir la vida loca, que porque voy a obedecer a mis padres, porque voy a ir a la Iglesia y todo eso escuchandolo hace algo en el corazón de los jóvenes.

Si alguien escucha algo en esa música que le está diciendo: salte de tu hogar, vive la vida como tu quieras, vive una vida en sensualidad y fornicación y el matrimonio no importa nada y lo escucha cien veces, mil veces ese joven va a seguir lo que esa música dice.

II.- Necesitamos buenos libros.

El principal buen libro tiene que ser la palabra de Dios, dice la Biblia en Josué 1:8, “Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.” Dios quiere que leamos buenos libros, la mejor concordancia, el mejor comentario que nosotros podemos encontrar ¡es la misma palabra de Dios!, debemos de leer la Biblia.

No debe de haber otro libro aparte de la Biblia que sea el más importante, el principal en nuestros hogares, recordar lo que personas hicieron dando su vida por este bendito libro pero al mismo tiempo debemos de leer buenos libros, no cualquier libro; en las librerías cristianas quizás de los libros que hay no los pudiera recomendar y no por tomar una decisión que nosotros somos mejores pero hay libros que son: ecomenicos, que tienen apostesia, no definen bien la palabra de Dios, hay libros que ya no hablan de la separación, libros que nos desvían de lo que dice la Biblia.

Necesitamos buenos libros como las biografías que podamos nosotros leer y ver en donde grandes hombres de Dios hicieron algo, siendo usados por Dios, ellos dando su vida yendo al campo misionero, diciendo: señor aquí estoy; necesitamos en nuestras casas buenos libros de la misma manera que necesitamos buena música cristiana, necesitamos buenos libros que ayuden a cada uno de nosotros y libros en donde nos fortalezcan, libros que nos guíen, que nos ayuden.

Libros para el matrimonio que te ayuden en el matrimonio, libros en comunicación que ayude al marido a recordar que nos falta más comunicación; ¡como esposos como nos falta más comunicación en nuestro hogar!, el libro principal es la palabra de Dios.

III.- Teniendo buenos hábitos.

Tenemos que tener buenos hábitos ¿Qué es un buen hábito? Un buen hábito es cuando nosotros enseñamos a nuestros hijos desde que están pequeños les decimos: aprende a cómo sentarse y como comer; buenos modales se convierten en buenos hábitos, buenos hábitos se convierten en carácter en la vida de nuestros hijos y todo eso empieza en teniendo ciertas cosas, buenos modales en nuestro hogar. Un buen modal en nuestro hogar es enseñando a nuestros hijos algo tan sencillo como no dejar la basura tirada.

Nuestros hijos ven los buenos hábitos y modales de papá y mamá y eso es lo que ellos van a seguir; estos buenos modales que enseñamos a nuestros hijos se convierten en buenos hábitos y estos buenos hábitos se convierten en el carácter de nuestros futuros hijos. En el instituto bautista Golden State en California cada semana desde la primaria enseñan un buen hábito y uno de ellos lavarse las manos; ¡como me ayuda a mí en mi espiritualidad un buen hábito! dice la palabra de Dios en 1 Corintios 15:33 “No erréis; las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres.”  Dios quiere que tengamos buenas costumbres, buenos hábitos, buenos modales y si ponemos este versículo en el lado opuesto diría: Las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres; pero las buenas conversaciones ayudan a mejores buenas costumbres” y una buena costumbre es de un cristiano.Un cristiano no debería de ser irrespetuoso.

IV. Buenas reglas.

Debemos de tener buenas reglas en nuestro hogar si no tenemos reglas y responsabilidades en nuestro hogar, nuestros hijos no van a saber que hacer, no van a saber para donde ir, no van a saber los límites a que hora van a llegar; van a hacer lo que ellos quieran, ese era un problema en Jueces, la gente ni hacía nada porque no sabían qué hacer, dice la Biblia en Jueces 21:25, “En estos días no había rey en Israel; cada uno hacía lo que bien le parecía.” No había rey y porque no había rey, no habían reglas y porque no habían reglas cada uno hacía lo que quería; la ley fue dada a nosotros para guiarnos a Cristo Jesús, es la bendición de la ley ¡no estamos contra la ley!, no estamos contra los Israelitas y los del séptimo día y todos aquellos que exaltan la ley porque la ley fue buena, la ley nos guía a Cristo pero necesitamos una ley, dice la Biblia en Romanos 13: 1-3, “Sométase toda persona a las autoridades superiores; porque no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas.

2 De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos.

3 Porque los magistrados no están para infundir temor al que hace el bien, sino al malo. ¿Quieres, pues, no temer la autoridad? Haz lo bueno, y tendrás alabanza de ella;

Dios ha dejado las autoridades, Dios ha dejado reyes y Dios ha dejado a papá y a mamá para poner reglas en su hogar y algunas veces que simplemente como papás pensamos de alguna manera “es que yo amo a mis hijos y para que ellos entiendan que yo los amo mucho entonces para no hacerlos enojar no les voy a poner reglas” y los echamos a perder cuando no les damos algo que seguir, algo que esté definido. Reglas en nuestro hogar son importantes. — Escuchaba de un instituto está cambiando y estaba diciendo: en nuestro instituto no tenemos reglas en cuanto a la vestimenta para que los papás manden a los jóvenes, para no hacer de enojar a los papás y que se vistan como quieran.

Hay lugares que ni siquiera son Iglesias y tienen más altos estándares que ciertos institutos  por ejemplo hay ciertos restaurantes que tiene que ir con saco porque tienen ese estándares, hay otros dicen no pueden entrar en shorts, tienen que traer pantalones. Las reglas no son como dicen unos para romperlas; las reglas son buenas en nuestro hogar, ayudan a nuestros hijos, a nuestra familia; busca a tener buenas reglas en tu hogar y va a ayudar mucho a tus hijos. ¿Qué hacer cuando nuestros hijos rompen esas reglas? hay que poner condiciones.

V. Buena comunicación.

Las malas conversaciones corrompen las buenas costumbres y todo comienza en nuestra comunicación con nuestros hijos, todo comienza con una buena comunicación con la esposa, comienza con nuestra buena comunicación con nuestro creador; si no tenemos una buena comunicación, tenemos en nuestro hogar tener una buena comunicación. Hoy en día los celulares nos están robando de una buena comunicación ¡necesitamos hablar más en el hogar! si sales con tu esposa o tu esposo pon el celular a un lado y tómela de la mano, mirála a los ojos, platica con ella, pasa tiempo con ella, pasa tiempo con tus hijos.

Una buena comunicación en el hogar entre mejor es la comunicación mejor es la relación; entre mejor es la comunicación y el tiempo que pasa uno con ellos mejor es nuestra relación con nuestra familia.

Dios quiere pasar tiempo con nosotros el problema somos nosotros que no queremos pasar tiempo con Dios; Dios quiere pasar tiempo con cada uno de nosotros. ¿Le estas dando el tiempo a Dios que te está pidiendo? Estábamos en el vuelo la parte final de Kansas a Chicago y estábamos a punto de aterrizar en Chicago y estaba mi esposa poniéndose de acuerdo la esposa del pastor de Chicago y dando la información del vuelo en cual nosotros íbamos a llegar y me preguntó ella: cuál es el vuelo en el que estábamos llegando y le dije estábamos llegando — y me pregunta donde me mandaste la información — te la mande por el canal de voz (en conversación personal). Es bueno decir te amor pero porque no se lo dices directamente y es buena la comunicación y Dios quiere que pasemos más tiempo en comunicación con él.

Habla con tus hijos, sabes quienes son sus mejores amigos de tus hijos, sabes quienes son los maestros de tus hijos, sabes qué materias no le gustan a tus hijos, sabes que problemas tienen tus hijos, a pesar de la edad de siete años, diez años, quince años; cada uno tiene problemas a su nivel y quizás el problema de un niño de ocho o nueve años pueda parecer insignificante para nosotros, que venga el niños de ocho años y nos diga: es que fulanito ya no me habla porque estoy hablando con alguien más y nosotros pudiéramos decir: no me estés molestando y para nosotros se nos hace un problema insignificante; para nuestros hijos es el mundo, representa un verdadero problema en ellos y una de las maneras que nosotros podemos ayudar a nuestros hijos en su vida espiritual es sentándonos con ellos y platicando y viendo que es el problema, al principio no te van a decir su problema, la primera razón es porque no te tienen confianza y la segunda es que no has hablado con ellos desde hace varios años. Pero si te sientas con tus hijos y platicas con ellos y ves algo que está pasando y encuentras cual es la raíz del problema y ya que sabes del problema hay que orar, buscar una solución, leer la Biblia, hay que preguntarle al pastor o su asistente y alguien que pueda ayudarnos y eso va a ayudar la vida espiritual de nuestros hijos porque el diablo puede usar algo tan sencillo como la desconexión entre papá e hijos para robar el corazón de nuestros hijos y que ellos se pierdan por falta de comunicación.

—Hay un hermano en la iglesia que fue salvo después de muchos años ya cuando sus hijos tenían quince y dieciocho años y él lamenta y dice: pastor me la pase trabajando y nunca supe que paso con mis hijos — los vi nacer y de ahí la siguiente vez que los volví a ver tenían quince años — no pase tiempo con ellos, no supe que paso ¡todo se fue tan rápido!.

VI. Buen altar familiar.  

El altar familiar es algo que nos ayuda para poder cada uno de nosotros especialmente a nuestros hijos que no solamente haya en la iglesia se adora a Dios, allá en la Iglesia hay que portarnos bien, allá está Dios en ese lugar ¡no! Dios nos dice: que nosotros somos el templo del Dios viviente y en nuestra casa podemos nosotros hacer un lugar y un tiempo para que nuestros hijos se den cuenta que aquí también está Dios, que aquí en nuestra casa nos podemos sentar y leer la Biblia, que aquí en nuestra casa podemos cantar himnos y cánticos espirituales, que aquí en casa podemos nosotros en vez de estar peleando y gritando y conflictos, problemas también podemos pasar un tiempo en Devocional con Dios.

Un devocional para orar dice la Biblia en Romanos 12:12-16, “gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración;

13 compartiendo para las necesidades de los santos; practicando la hospitalidad.

14 Bendecid a los que os persiguen; bendecid, y no maldigáis.

15 Gozaos con los que se gozan; llorad con los que lloran.

16 Unánimes entre vosotros; no altivos, sino asociándoos con los humildes. No seáis sabios en vuestra propia opinión.” Tenemos unanimidad en el hogar, tenemos que bendecir, tenemos que pasar un buen tiempo, recordar la oración, recordar leer la Biblia; un hogar que quiere la bendición de Dios y quiere subir un poco en su nivel espiritual debe de tener un altar familiar.

VII. Buena actitud.

Hubo una diferencia entre aquellos hombres espirituales que Dios usó como José, lo metieron a la cárcel y cuando estuvo en la cárcel no murmuró, no se quejo ¡tuvo una buena actitud!, la Biblia nos habla de Daniel cuando lo traen hasta babilonia quizás mataron a sus papás ahora tiene una nueva nación, una nueva comida, nuevo idioma, nueva ropa, nuevos amigos ¡está completamente en un lugar nuevo! y le están poniendo todas estas cosas pero dice la Biblia que Daniel propuso en su corazón una de ellas es no contaminarse con la porción de la comida del rey pero la otra cosa que propuso en su corazón fue que iba a tener una buena actitud y esa buena actitud la tuvo porque él era un hombre espiritual, cuando había algún problema, había alguna circunstancia el tenía una buena actitud.

Un hogar cristiano espiritual va a hacer aquel lugar en donde el espíritu santo de Dios se refleja en nuestra familia, en nuestras vidas con una buena actitud; es aquel que se levanta en la mañana y le da gracias a Dios, es aquel que reconoce a Dios y le da gracias a Dios y dice: Señor ayúdame a seguir adelante, es aquel cristiano, persona que cuando está allá afuera refleja la luz de Cristo y alguien puede decir: no hay nada irreprochable en el.

Necesitamos en nuestros hogares jóvenes que tengan buena actitud pero comenzando de papá y de mamá porque si papá y mamá siempre tienen una mala actitud como van a ser los hijos ¡con una mala actitud; pero si papá y mamá siempre tienen una buena actitud y siempre están dandole gracias a Dios y le dicen a sus hijo: vamos a orar, vamos a poner todo esto en las manos de Dios y tenemos esa buena actitud ¡Dios va a bendecir esa buena actitud!.

Que Dios nos ayude en nuestros hogares que tengamos hogares espirituales, crecer espiritualmente y que podamos nosotros agradar a Dios. La espiritualidad no es algo malo; el ser espiritual es algo bueno y cuando pensemos que ya estamos altos, todavía nos falta un poco más y nos falta aprender más y nos falta seguir más. Dios esta buscando hijos que caminen en la verdad y cuando estemos caminando en la verdad Dios va a decir:  me gozo cuando escucho a mis hijos que andan en la verdad.

Vista 645 veces. El día de hoy 1 veces.
2018-08-23T14:29:36+00:00 marzo 19th, 2018|Pastor Arturo Muñoz|0 Comments

Leave A Comment