1 Tesalonicenses 5:12-13

12 Os rogamos, hermanos, que reconozcáis a los que trabajan entre vosotros, y os presiden en el Señor, y os amonestan; 13 y que los tengáis en mucha estima y amor por causa de su obra. Tened paz entre vosotros.

Pablo le escribe a los hermanos en Tesalónica, y les ruega que haya una buena relación entre ellos y su líder espiritual, la palabra de Dios en varias ocasiones 1 Pedro 2:5, en el libro de Hebreos le habla a los pastores, y una de las cosas que le dice a los pastores hagan lo que Dios les manda hacer (ser pastor) que lo hagan con ánimo pronto, hagan voluntariamente y que lo hagan de buena gana, y ahora ¿Por qué le dice eso a los pastores?

Porque a veces los que le quitan las ganas al pastor es usted. Nadie abandona un buen lugar, es como el matrimonio, nadie abandona un buen matrimonio, y cuando no hay una sana relación entre el pastor y la congregación, la Obra de Dios sufre, no hay un buen espíritu, el enemigo se aprovecha, el cristiano no crece, es dulce la relación que hay en nuestra Iglesia, no es algo que nada más sucede, y lo que le toca al pastor el Señor va a atender de ellos.

Quiero ayudarnos a ver la responsabilidad de la Iglesia al pastor, y usted tiene una responsabilidad y Pablo menciona dos cosas de sus responsabilidades en relación a su pastor, y de nuevo Pablo dice “os rogamos hermanos”, si va a ver una buena relación entre usted y su pastor, si van a estar en paz entre ustedes les ruego, que los reconozcan y que los tengan en mucha estima.

  • Que lo reconozcas

Exhorta a la Iglesia en cuanto a su actitud y la responsabilidad hacia su vida espiritual específicamente al pastor reconócelo y estímalo. Ahora reconocerlo no está hablando en términos sencillos de solo verlo y saludarlo.

  1. Reconocer que tu pastor es el regalo de Dios a tu Iglesia.

De acuerdo a la Palabra de Dios es el Espíritu Santo que dio dones a la Iglesia, Pablo le escribe a los ancianos de Éfeso y les dice mirad por vosotros mismos, la grey sobre la cual el Espíritu Santo, os ha puesto por obispos, para apacentar la grey de Dios, reconoce una cosa, tu pastor no está ahí por tu deseo, tu pastor no está ahí porque el decidió un comité de pulpito, tu pastor no está ahí porque tu botaste, tu pastor no está ahí porque los estatutos dicen que el ochenta por ciento pasa, tu pastor está ahí porque Dios lo puso ahí. Y tú tienes que entender eso.

Reconocer primeramente que Dios es el que puso ahí como tu pastor. Dios ama a su Iglesia, la Iglesia es la novia de Jesucristo, el ama su Iglesia, Él tiene derecho de decidir a quien la encarga para El, Dios puso en tu Iglesia a tu pastor. Y tienes que reconocerlo.

  1. Reconoce que Dios lo llamo
  2. Reconoce que Dios lo puso en autoridad sobre tu vida espiritual, y la vida espiritual de tu familia.

Si tu no reconoces eso, tu estas en grave peligro igual que tu familia, es igual a una mujer que no se somete a su marido está en grave peligro, está totalmente expuesta, la palabra de Dios dice “obedecer a vuestros pastores y sujetaos a ellos”

Somos muy rebeldes, ¡qué difícil es someterse! Al pastor, los hijos a su padre, nosotros al Señor, no nos gusta someternos, desde Génesis 3, todos tenemos problemas para someternos, pero si usted no se somete el Señor a través de su pastor, no puede hacer lo que Él quiere hacer. Cuidar de su estado espiritual.

Pensando en Dios trino, ¿Quién es el que puso al pastor? El Espíritu Santo.

  • Solo una persona espiritual se somete al orden del Espíritu Santo. La unidad del espíritu en el vínculo de la paz, la palabra griega de paz quiere decir estar de acuerdo sin temer amenaza.
  • ¿Y el espiritual de que esta de acuerdo? Está de acuerdo de como Dios puso dentro del cuerpo el Espíritu Santo a cada uno como él quiso, no como usted quiere, o como a usted le parece, Dios puso al pastor, a través del Espíritu Santo y lo puso a presidir lo puso en autoridad sobre tu vida espiritual.

Pero si usted es un cristiano carnal, puede ser muy difícil para usted el someterse. Y por eso es que hay tantas divisiones en la Iglesia, por eso hay tantos problemas, la carne no le gusta someterse a Dios, ni a lo establecido por Dios.

  1. Y os amonestan.

El cristianismo se ha vuelto humanista, el enfoque ya no es Dios, el enfoque ahora eres tú, que tú te sientas bien. No nos gusta que se nos diga que nosotros tenemos culpa. Que muchas de las cosas que están pasando en nuestra vida son ocasionadas por nuestra desobediencia a principios bíblicos, Dios puso a tu pastor a ponerte todas estas cosas en la mente, ese es el trabajo del pastor.

El pastor que tú necesitas no es aquel que quiere agradarte a ti, es aquel que quiere agradarlo a Él. Y rara la persona que percibimos lo que necesitamos, Dios sabe lo que necesitamos. Solo un libro puede cambiar y transformar tu vida y ese libro es la palabra de Dios.

Y si tu pastor es un fiel predicador de la palabra de Dios deberías de darle gracias a Dios.

  1. Dios lo llamo a amonestarte.
  2. Tu miembro de Iglesia tienes que reconocer a tu pastor.
  3. Pablo le dijo a Timoteo predica la Palabra, redarguye, reprende, exhorta.
  • Y que tu lo tengas en mucha estima

Súper abundantemente estímalo, que lo tengas en mucha estima y amor.

¿Usted ama a su pastor? Siempre que se habla del amor, pensamos que el pastor tiene que amar, el pastor tiene que perdonar, el pastor tiene que aguantar, el pastor tiene que portarse bien.

  • No hay manera que lo vas a estimar, si no lo amas.

Debes amar a tu pastor, por causa de su obra, ¿Cuál obra? La obra eres tú. Una Iglesia que no ama a su pastor se está haciendo un mal a sí mismo, su obra eres tú. Están igual como lo dice:

Efesios 5:28

“…El que ama a su mujer, a sí mismo se ama.”

Es muy similar el principio. Tú eres su obra.

  • deja de ser el problema de tu Iglesia, y comienza hacer la solución de tu Iglesia.
  • Deja de ser el que anda haciendo problemas en la Iglesia, y es una bendición a tu Iglesia.

Jesús ama su iglesia tú lo ves solo a él, un concejo es que veas más allá de él, míralo a él, nadie se mete y daña a la Iglesia del Señor Jesucristo, que no paga graves consecuencias.

Por tan equivocado que este el siervo de Dios, porque todos nos equivocamos. RECONOCELO Y ESTIMALO.

Ora por él, por su esposa y por sus hijos. Si el diablo anda detrás de los jóvenes, anda mucho más detrás de los hijos del pastor.

No seas una lengua larga, si no oras por tu pastor y familia, no tienes ningún derecho de andar abriendo la boca y opinar nada, solo hablas y nunca doblas la rodilla por él y su familia.

Reconócelo, Amalo y estímalo.

Vista 37.170 veces. El día de hoy 27 veces.