La Sanidad de la Hija de Jairo

Mateo 9:23-25

23 “Al entrar Jesús en la casa del principal, viendo a los que tocaban flautas, y la gente que hacía alboroto,

24 les dijo: Apartaos, porque la niña no está muerta, sino duerme. Y se burlaban de él.

25 Pero cuando la gente había sido echada fuera, entró, y tomó de la mano a la niña, y ella se levantó.

26 Y se difundió la fama de esto por toda aquella tierra.”

Si se dan cuenta aquí en Mateo es un poco compacta la historia y quiero hacer mención de cómo la Biblia en sus tres lugares (Mateo, Marcos y Lucas) donde nos menciona esta historia nos la muestra de una manera diferente para hacernos ver la veracidad de la historia de cómo ellos vieron desde su punto de vista y como estaban sucediendo cada uno de los sucesos. 

Marcos 5:22-24 dice:

22 “Y vino uno de los principales de la sinagoga, llamado Jairo; y luego que le vio, se postró a sus pies,

23 y le rogaba mucho, diciendo: Mi hija está agonizando; ven y pon las manos sobre ella para que sea salva, y vivirá.

24 Fue, pues, con él; y le seguía una gran multitud, y le apretaban.

35 Mientras él aún hablaba, vinieron de casa del principal de la sinagoga, diciendo: Tu hija ha muerto; ¿para qué molestas más al Maestro?

En Mateo dice que ya había muerto pero no es que sea una contradicción. Creo que Mateo lo está relatando de una manera rápida y quizás le llegó el chisme a Mateo y él ya sabía que había muerto pero dice la palabra de Dios que le dicen a Jairo “tu hija ha muerto; ¿para qué molestas más al Maestro?” En Mateo dice que cuando llega Jairo le dijo: “Mi hija acaba de morir” en otras palabras simplemente se está saltando el primer encuentro y habla del segundo encuentro donde le dicen que ya había muerto, no es una contradicción.

Estos hombres vieron a Jairo que le estaba rogando a Jesús y le dicen que es muy tarde que ya para que molestaba a Jesús, ya había muerto ya no había nada que Jesús pudiera hacer y la fe de estos hombres no era como la de Jairo, quizás ellos veían a Jesús como un simple médico que podía llegar y hacerle una limpia y que podía llegar mientras estaba viva la niña pero que ya no podía hacer algo. Muchos se rinden muy rápido y estos hombres le estaban dando a entender a Jairo que ya era muy tarde y que Jesús ya no podía hacer nada. Hay gente que te va a decir que ya no ores a Jesús, que Jesús ya no puede hacer algo, que ya es muy tarde para que sigues orando, que ya no hay solución en tu matrimonio y para qué sigues orando a Dios, pero no te rindas tan fácilmente. Estos hombres dijeron: “¿para qué sigues pidiendo?” y dice el versículo 36 Pero Jesús, luego que oyó lo que se decía, dijo al principal de la sinagoga: No temas, cree solamente. No le dijo “no llores.” Cuando uno llora la solución está en el hombre porque si tú lloras alguien más puede venir y te puede dar una palmadita pero cuando uno teme el que nos puede ayudar en nuestro temor más profundo es Dios y entonces Jesús le dijo: No temas, cree solamente.” “Y no permitió que le siguiese nadie sino Pedro, Jacobo, y Juan hermano de Jacobo. Y vino a casa del principal de la sinagoga, y vio el alboroto y a los que lloraban y lamentaban mucho.” Había un alboroto y lo que podemos sacar de esto es que cuando nuestros jóvenes a la edad de los quince años y aquí con los judíos a la edad de los doce años están dando el paso al mundo, a la sociedad, a la libertad y por eso como cristianos no celebramos los quince años como el mundo los celebra.

Conozco a un hermano que maneja limusinas y dice que cuando lleva a la quinceañera a la iglesia católica, él ha entrado para escuchar lo que se dice y el sacerdote dice “¿prometes guardarte de todos deseos pecaminosos?” y la muchacha dice que sí y él me dice que después los lleva a la fiesta y la quinceañera esta empinandose la botella de licor y ella acaba de decir que prometía abstenerse de deseos pecaminosos y treinta minutos está tomando cerveza, entonces esto nos habla de cómo el diablo está detrás los adolescentes  y como hay fiesta, alboroto y flautas. Algunos estaban llorando y estaban lamentándose mucho y dicen los versículos 39-41 Y entrando, les dijo: ¿Por qué alborotáis y lloráis? La niña no está muerta, sino duerme. Y se burlaban de él. Mas él, echando fuera a todos, tomó al padre y a la madre de la niña, y a los que estaban con él, y entró donde estaba la niña.Y tomando la mano de la niña, le dijo: Talita cumi; que traducido es: Niña, a ti te digo, levántate. y Dios quiere levantar a nuestros adolescentes y jóvenes y que haya una generación fuerte que realmente ame a Señor, una generación que esté concentrada puestos los ojos en Jesús y él puede tomar a tu joven a tu adolescentes y darle vida eterna si es que ese joven está perdido. Y luego la niña se levantó y andaba, pues tenía doce años. Y se espantaron grandemente. Pero él les mandó mucho que nadie lo supiese, y dijo que se le diese de comer.” ¿Por qué habrá sido que después de que Jesús la salvó le tuvieron que dar de comer? Creo que esto representa que cuando somos salvos hay que comer de la palabra de Dios. Tenemos que fortalecernos de la palabra de Dios. No podemos ser salvos y dejar la palabra de Dios a un lado sino que tenemos que ir en busca de la palabra de Dios porque es fortaleza.

Lucas 8:40-42,49 dice:Cuando volvió Jesús, le recibió la multitud con gozo; porque todos le esperaban. Y qué contraste hay. En la casa de Jairo hay alboroto, hay fiesta, estaban tocando trompeta y dice la palabra de Dios que había gozo con Jesús y en la muerte de la niña trajeron al mariachi y estaban gozándose pero no se daban cuenta que no hay mucho gozo cuando una persona muere sin Cristo. “Entonces vino un varón llamado Jairo, que era principal de la sinagoga, y postrándose a los pies de Jesús, le rogaba que entrase en su casa;  porque tenía una hija única, como de doce años, que se estaba muriendo. Y mientras iba, la multitud le oprimía. Estaba hablando aún, cuando vino uno de casa del principal de la sinagoga a decirle: Tu hija ha muerto; no molestes más al Maestro. Oyéndolo Jesús, le respondió: No temas; cree solamente, y será salva. Aun cuando estamos pidiendo y estamos rogando va a venir algo que nos va a hacer dudar y cuando Pedro negó al Señor Jesucristo, Jesús le dijo que él iba a rogar por él y que él estaba a su lado. Dicen los versículos 51-56 “Entrando en la casa, no dejó entrar a nadie consigo, sino a Pedro, a Jacobo, a Juan, y al padre y a la madre de la niña.Y lloraban todos y hacían lamentación por ella. Pero él dijo: No lloréis; no está muerta, sino que duerme. Y se burlaban de él, sabiendo que estaba muerta. Mas él, tomándola de la mano, clamó diciendo: Muchacha, levántate. Entonces su espíritu volvió, e inmediatamente se levantó; y él mandó que se le diese de comer. Y sus padres estaban atónitos; pero Jesús les mandó que a nadie dijesen lo que había sucedido. En una persona muerta ya no hay espíritu sino simplemente es la carcasa, es el cuerpo y el espíritu si es salvo va con Dios sino a una condenación eterna, pero dice que su espíritu volvió inmediatamente, la salvación de Dios es inmediata ¿qué hizo esta niña para recibir salvación? Nada y ¿qué tenemos que hacer nosotros para recibir salvación en cuanto a buenas obras o guardar ciertos sacramentos? No tenemos que hacer nada. 

¿Qué pasa cuando Jesús hace algo en la vida de nuestros hijos muertos espiritualmente? No lo podemos creer. Jairo fue con Jesús a pedirle que sanara a su hija y cuando muere Jesús le dijo que no temiera solo creyera y cuando vemos el poder de Dios nos falta un poquito mas de fe porque pudiéramos decir: “¡Wow! si hubiera creído un poco más hubiera podido ver mejor el poder de Dios”. Vemos en esta historia:

1. La resolución de Jairo

¿Qué es esa resolución? La determinación, lo que a Jairo lo empujaba a hacer algo por su hija ¿qué no estamos dispuestos a hacer por amor a nuestros hijos? Creo que como papás estamos dispuestos a hacerlo todo. Recuerdo mucho y muy bien que cuando tenía como 16 años iba con un amigo, íbamos en una bicicleta e íbamos en una bajada y en la calle había un desnivel y nos caímos y yo caí con la frente en el piso se rompieron mis lentes, mi amigo estaba llorando, él había caído arriba de mí. Regresamos a casa y mi mamá estaba llorando por mí y después me di cuenta que lloraba por mi. Años después cuando nació Jafet y en el momento que nació pensé: ya sé porqué mi mamá lloró por mí, porque el sentimiento que tiene uno por sus hijos es diferente y uno está dispuesto a hacer todo por ellos pero aun así hay muchas cosas que no hacemos por amor a nuestros hijos. 

Estamos dispuestos a hacer todo por ellos para salvarlos, si están en una vía del tren y viene el tren estamos dispuestos para salvarlos pero ¿por qué entonces somos tan permisivos? ¿por qué dejamos que hagan lo que ellos quieran? ¿por qué apapachamos el pecado y vemos el pecado como si  no fuera algo dañino? Esta jovencita estaba muriendo y Jairo la estaba viendo y dijo: “Hay una respuesta en Jesús y tengo que hacer todo lo que yo pueda para ir a él, rogarle, convencerlo, traerlo y pedirle que sane a mi hija.” Pero cuando vemos ese daño ¿por qué no vemos el pecado de la misma manera? ¿por qué no vemos lo que daña a nuestros hijos e ir con Jesús y pedirle de su ayuda y que venga y nos ayude y guíe y nos diga no tengas temor,cree en mí, voy a hacer algo en tu hija? y a veces como padres no tenemos ese poder pero Jesús sí lo tiene.

Jesús tenía la solución y Jairo sabía que en Jesús estaba la solución, sabía que Jesús no lo iba a desilusionar, partió a buscarlo, se postró al encontrarlo y le pidió por un milagro, tenía que hacer un milagro en la vida de su hija.

2. El ruego de Jairo

Dice la Biblia que rogó mucho. Salmos 34:4 dice: Busqué a Jehová, y él me oyó, Y me libró de todos mis temores. Pero ¿qué tenemos que hacer? Buscarlo. Debemos de buscarle. Cuando nuestros hijos necesitan ayuda debemos buscar a Jehová, dice Salmos 6:9 Jehová ha oído mi ruego; Ha recibido Jehová mi oración. Se avergonzarán y se turbarán mucho todos mis enemigos; Se volverán y serán avergonzados de repente.Jairo rogó a Jesús y luego Jesús recibió su oración y cuando los enemigos de Jairo que estaban en su casa vieron cómo resucitó la hija de Jairo estaba avergonzada porque se burlaban de Jairo y de Jesús, pero tenemos un Dios de poder que lo puede hacer todo, un Dios que hace el milagro aún más imposible porque él es Dios.

El ruego de Jairo fue un ruego con fe. Dice la Palabra de Dios que cuando oremos debemos orar con fe. El ruego de Jairo fue un ruego en el cual él creyó, tenemos que pedir creyendo, tenemos que pedir con fe, el ruego de Jairo fue un ruego donde él no dudo, él sabía que podía ir con Jesús y que Jesús podía hacer algo.

¿Por qué las  otras personas no creían? ¿por qué estaban en contra? porque la fama de Jesus se había escuchado por todos lados pero creo que muchas ocasiones es la gente y el diablo por supuesto pero es la gente que con solo uno que venga y nos diga: “¿Has escuchado del tal Jesús? ¿has escuchado como allá en otras aldeas ha hecho milagros? pues yo creo que es un impostor, y que no es el hijo de Dios” Jairo era uno de los principales de la sinagoga y muchos de los judios, principales sacerdotes y escribas estaban en contra de Jesús pero Jairo no. Jairo sabía que Jesús podía hacer algo.

3. La resignación de Jairo

En otras palabras, la paciencia de Jairo. Después de rogar a Jesús y postrarse a sus pies  y Jesús va con él y empiezan a caminar viene esta mujer y toca al Señor Jesús, el Señor Jesucristo se detiene y Jairo está pensando: “Mi hija ya se murió, por favor, no detengas, hay que ir con urgencia.” 

Una ambulancia normalmente va rápido por dos razones: una porque va o trae un herido y la segunda razón porque van a ir a comer y está sonando la torreta pero va con emergencia. Hace casi dos años a mi hija Raquel le dio un ataque de pánico en la iglesia, no podía respirar, estaba débil y esos ataques son bien increíbles, me llamaron y llegué a la iglesia, vi a raquel que no podía caminar, la tuve que cargar la llevé en el carro paramos a la farmacia, pensé que era un ataque de asma, pedí un inhalador, les di el dinero y ni me esperé por el cambio, abrí el paquete y le di el inhalador y no hizo efecto pero por lo menos algo ayudo pero había urgencia, porque queremos sanar y salvar a nuestros hijos. Jairo tuvo que tener mucha paciencia. 

La palabra resignarse no es ay pues ya bueno ya, sino la aceptación con paciencia y con conformidad de una adversidad o de cualquier estado de situación perjudicial. Dios no quiere que aceptemos cuando nosotros hemos sido derrotados por el pecado pero Jairo estaba viendo a la mujer que había tocado al Señor Jesús y él tenía que ser paciente y dejar que Jesús sanara y trabajara en la vida de alguien más porque esta persona necesitaba de Cristo y el poder de Dios no solo es para ti. La salvación de Dios no solo es para nosotros, nosotros no tenemos un monopolio de Dios, Dios quiere ayudar a más personas y sí, queremos y necesitamos de Dios pero también cuando estás pidiendo a Dios y viene alguien y de repente te pide una moneda tu no le puedes decir a Dios: “Pero Señor tú ves mi situación… pero Dios dice que debes de ayudar a alguien más. 

Cuando Pedro y algunos de los discípulos estaban echando sus redes y estaban tristes porque no había pescado nada el Señor Jesucristo les dice quiero usar su barca y Pedro no le dijo a Jesús: ¿para que quieres usar mi barca, me vas a ayudar a pescar más? Cuando Jesús subió a la barca comenzó a predicar a la multitud. Pedro pudo haber dicho Señor no ves mi situación? no vamos a comer el día de hoy y tú ¿estás predicando? Lo que Dios quería enseñar a Pedro en ese momento era que él conocía su situación en ese momento, sabía que no había pescado y que necesitaba de él pero iban a ayudar a esas personas que necesitaban predicación, Jesus quería usar la barca para ser de bendición a alguien más. No seas un egoista con tu vida, con tu dinero, con lo que tienes. Pedro tuvo que prestar su barca para ser de bendición a alguien más.

Jairo tuvo que ser de bendición a alguien más y prestar su tiempo para que esta mujer pudiera ser sanada y entonces en su resignación y en su paciencia dijo: “Señor yo sé que me estas tratando de enseñar algo” y esta mujer fue sanada y podemos ver la paciencia de Jairo.

4. La resistencia a Jairo

Esa resistencia de la gente que estaba ahí en la casa y esta gente estaba haciendo tres cosas: Bulla, había alboroto. La gente estaba alborotada y cuando nuestros jóvenes se van al mundo y toman ese paso de libertad y los hemos perdido y la gente empieza a hacer alboroto es la resistencia que veía Jairo. Jairo quería a su hija para Jesus pero lo unico que habia era alboroto.

Otra cosa que vemos es el bullicio o la fiesta Mateo 9:23 dice que estaban tocando flauta y otra cosa que vieron fue la burla porque dice en los tres pasajes “y se burlaban de él”.

Trae a Jesús a tu casa y va a ver burla, trae a Cristo a tu hogar y gente se va a resistir pero tu tienes que seguir adelante, gente simplemente quiere ser convencida y tu tienes que seguir adelante con tu fe, con tu fidelidad a Dios, y ese primer año en el cristianismo es muy importante porque en ese primer año tus amigos, y la familia están pensando: “Nada más se metió a esa iglesia y en seis meses se va a salir; en ocho meses meses va a regresar al mundo y en diez meses su vida va a ser destruida” y entonces tú permaneces un año o dos meses la gente va a decir: “Está cambiando, Dios lo está bendiciendo, Dios lo está ayudando y ahora su matrimonio se ha restablecido, las cosas le están saliendo bien.”

Habrá burla, incredulidad gente va a dejar de ser tus amigos pero tú sigue adelante porque habrá oposición.

5. La respuesta a Jairo

Jesús le dijo: “Jairo, no temas, si no cree” y cuando llegó a la casa, el Señor Jesucristo sacó a todo mundo pero creo que hay quienes merecen ver el poder de Dios y era un papá y una mamá quebrantados y estuvieron en la casa y Jesús tomó la mano de la niña y le dice “talita cumi” y entonces esta niña inmediatamente se levantó, le dieron de comer y ese ruego por el que Jairo pedía fue contestado.

Vemos a Jesús como el salvador porque le dijo: “Tu hija será salva”; vemos a Jesús como el sanador porque Jesús sanó a esta niña y vemos a Jesús como el sustentador porque le dice en Marcos 5:43 que se le diera de comer, Jesús sustenta. Efesios 5:29 dice: Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,Cristo sustenta y Cristo nos cuida.

Tenemos a Cristo que se preocupa por nosotros y dice tienes que comer y después de haber resucitado tenemos que comer de la palabra de Dios, Mateo 4:4 dice No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

Vista 136 veces. El día de hoy 1 veces.