Elim está cerca

Éxodo 15:22-27

22 “E hizo Moisés que partiese Israel del Mar Rojo, y salieron al desierto de Shur; y anduvieron tres días por el desierto sin hallar agua.

23 Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara.

24 Entonces el pueblo murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Qué hemos de beber?

25 Y Moisés clamó a Jehová, y Jehová le mostró un árbol; y lo echó en las aguas, y las aguas se endulzaron. Allí les dio estatutos y ordenanzas, y allí los probó;

26 y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador.

27 Y llegaron a Elim, donde había doce fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí junto a las aguas.”

Dice la Palabra de Dios que el pueblo de Israel ha salido de Egipto y han llegado al Mar Rojo y han clamado y pedido a Dios que les ayude porque se encontraban entre los egipcios y el mar y Moisés levantó el cayado que traía y se abrió el mar, cruzaron y vieron el poder de Dios en sus vidas y ¿cuántas veces también nosotros hemos visto el poder de Dios y sus maravillas, que Dios nos ha dado libertad de Egipto y estamos rumbo a esa tierra prometida y Dios está con nosotros y quiere bendecirnos y ayudarnos? 

Inmediatamente después de que cantaron el cántico que está en el capítulo 15 de Éxodo que es un canto en donde dice Y con la grandeza de tu poder has derribado a los que se levantaron contra ti.  Moisés y el pueblo están cantando a Dios y le dicen estamos tan maravillados de tu poder y gracias por habernos dado libertad, pero después se encuentran en un lugar difícil y dice que los probó Jehová. 

Están en un lugar llamado Mara. Un lugar que por su nombre es un lugar de aguas amargas y han llegado a este lugar camino de tres días y tenían sed. Imagínate después de tres días caminando y llegan a este lugar y se dan cuenta que están amargas las aguas y dice la Biblia que comenzaron a murmurar. Dice el versículo 24 “Entonces el pueblo murmuró contra Moisés” ¿y qué es la murmuración? Quejarse contra Dios porque no hay lo quieres, porque estabas esperando que Dios te diera aguas dulces y te das cuenta que solo hay aguas amargas, porque estabas esperando que tu matrimonio fuera algo maravilloso y ves como está, porque estabas esperando que la situación económica fuera algo mejor pero no es así.  Quizá Dios simplemente te está probando, quizá tu salud no es la que esperabas y empiezas a murmurar. El pueblo empezó a decir “Dios no nos ha dado lo que merecemos” pero lo único que merecemos es el infierno, es tener perdición eterna en el infierno en un lago que arde con fuego y azufre, pero pensamos que merecemos más y mejor. 

Aquí el pueblo comienza a murmurar, a quejarse “¡Ay moisés! ¿para eso nos sacaste y trajiste a este lugar para que muramos? no hay agua y mejor nos hubiéramos quedado en Egipto”. Deja de quejarte contra Dios “¡Ay! yo quería estar más chulo, más bonito, más hermosa”. Los chaparritos quieren estar más altos, los altos quieren estar chaparritos, los flacos gordos y los gordos flacos pero debemos estar agradecidos con Dios de cómo Dios nos hizo, de donde vivimos, de donde estamos, lo que tenemos, lo que Dios nos da día tras día. Cuenta las bendiciones que tienes de parte de Dios, pero este pueblo comenzó a desanimarse, a ver que esas aguas eran amargas y el desánimo y la amargura son algo que Dios quiere que arrojemos y quitemos de nosotros. 

Moisés clamó a Jehová y que bueno es Dios que a pesar de nuestra queja y murmuración Dios no nos dice que está cansado de nosotros y nos avienta un rayo. Si tu fueras Dios ya hubieras aventado muchos rayos, a tus vecinos, a quien se atravesara en el camino, a tus familiares, al enemigo y hasta los amigos, ya hubiéramos terminado con este mundo, pero Dios es un Dios misericordioso y lleno de amor y que cuando ve que estamos pasando por esa prueba nos dice “te prolongué mi misericordia, con amor eterno te he amado”. Gracias a Dios por su misericordia. Moisés fue con Dios y preguntó que hacer. Dios le dijo que tomara un árbol y lo echara a las aguas y se iban a endulzar. Después que las aguas se endulzaron y tomaron Dios les dio estatutos y comenzó a decirles que él estaba con ellos. 

No te amargues y desanimes porque no hay lo que tu quieres. Dice la Palabra de Dios en el versículo 26 y 27 y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador. Y llegaron a Elim, donde había doce fuentes de aguas, y setenta palmeras; y acamparon allí junto a las aguas. Llegaron a Mara y vieron esas aguas y tomaron de ellas y se dieron cuenta que estaban amargas inmediatamente empezaron a murmurar contra Dios pero él simplemente había puesto esa prueba porque más adelante había 12 fuentes de aguas. Si ellos hubieran continuado, ellos se hubieran dado cuenta de que Dios tenía algo ya preparados para ellos. Este lugar geográficamente hablando no estaban muy lejos, estaba a 15 kilómetros de distancia. No lo podían ver ni apreciarlo pero estaba allí.  Dios tenía un lugar especial para ellos y dice la Palabra de Dios que después llegaron a Elim.

En nuestra vida ese Elim no está muy lejos. Quizás estas pasando por una prueba, una dificultad, por un tiempo difícil y tú te preguntas por qué Dios te tiene ese lugar, si tu obedeces a Dios, ya saliste del mundo y ya lo has dejado todo y te preguntas dónde está Dios y su fortaleza, su poder y su ayuda y la Biblia dice que él te va  ayudar y estar contigo pero en ese lugar solo hay amargura pero ¿sabes? allá está Elim, un poco más adelante está Elim. Tienes que seguir adelante y el pueblo solo tuvo que ir 15 kilómetros y encontraron a Elim. Elim está cerca, sigue adelante, solo tienes que dejar ese lugar de amargura que lo único que va a hacer es que te va a desanimar porque es una prueba. 

Mi mente regresa una y otra vez a Ana. Ana estaba buscando la ayuda de Dios y viene el sacerdote Elí y la empieza a criticar. Ella estaba buscando consuelo y encontró crítica y ella se pudo haber desanimado y salir de ese templo porque buscaba agua dulce y encontró aguas amargas.

En tu vida Dios pone situaciones similares donde tu quieres aguas dulce y encuentras aguas amargas y te puede desanimar pero recuerda que Elim está cerca. 

  1. No te desanimes

Dios mostró su poder al pueblo pero si hubieran seguido más adelante se hubieran dado cuenta que el verdadero consuelo a su necesidad estaba más adelante. Nos quejamos muy rápido. Aguanta antes de quejarte y de desanimarte porque Elim está cerca y Dios quiere llevarte a Elim. No te desanimes. Si estás buscando aguas dulces y encuentras solo amargura, no te desanimes, si quieres una vida mejor, Elim está cerca, si no te va tan bien , Elim está cerca, si estás pasando por un momento oscuro y no sabes dónde está la luz, sigue adelante Elim está cerca. No te desanimes.

Dice en 2 Samuel 15:1-4 “Aconteció después de esto, que Absalón se hizo de carros y caballos, y cincuenta hombres que corriesen delante de él. Y se levantaba Absalón de mañana, y se ponía a un lado del camino junto a la puerta; y a cualquiera que tenía pleito y venía al rey a juicio, Absalón le llamaba y le decía: ¿De qué ciudad eres? Y él respondía: Tu siervo es de una de las tribus de Israel Entonces Absalón le decía: Mira, tus palabras son buenas y justas; mas no tienes quien te oiga de parte del rey. Y decía Absalón: ¡Quién me pusiera por juez en la tierra, para que viniesen a mí todos los que tienen pleito o negocio, que yo les haría justicia!” Absalón está levantándose contra su propio padre y esta quitando el corazón de la gente y lo está trayendo hacia él. Él tenía amargura. Estaba desterrado por varios años y ha regresado a Jerusalén pero las cosas entre él y su papá no estaban bien. 

Se comienza a hacer tan fuerte esta conspiración que dice los versículos 12 al 14 Y mientras Absalón ofrecía los sacrificios, llamó a Ahitofel gilonita, consejero de David, de su ciudad de Gilo. Y la conspiración se hizo poderosa, y aumentaba el pueblo que seguía a Absalón. Y un mensajero vino a David, diciendo: El corazón de todo Israel se va tras Absalón. Entonces David dijo a todos sus siervos que estaban con él en Jerusalén: Levantaos y huyamos, porque no podremos escapar delante de Absalón; daos prisa a partir, no sea que apresurándose él nos alcance, y arroje el mal sobre nosotros, y hiera la ciudad a filo de espada. La conspiración se ha hecho poderosa y David estaba contra su propio hijo y prefirió proteger la ciudad y no tener que matar a su hijo y mejor salir de Jerusalén y salió él con un grupo.  Dice en el versículo 30 Y David subió la cuesta de los Olivos; y la subió llorando, llevando la cabeza cubierta y los pies descalzos. También todo el pueblo que tenía consigo cubrió cada uno su cabeza, e iban llorando mientras subían. David iba quebrantado, ya había bajado el torrente de Cedrón ahora estaba subiendo y lo único que quiere es agradar a Dios. Está pasando por un problema y dicen los versículos 24 al 26 Y he aquí, también iba Sadoc, y con él todos los levitas que llevaban el arca del pacto de Dios; y asentaron el arca del pacto de Dios. Y subió Abiatar después que todo el pueblo hubo acabado de salir de la ciudad. Pero dijo el rey a Sadoc: Vuelve el arca de Dios a la ciudad. Si yo hallare gracia ante los ojos de Jehová, él hará que vuelva, y me dejará verla y a su tabernáculo.Y si dijere: No me complazco en ti; aquí estoy, haga de mí lo que bien le pareciere. David dijo que regresara el arca a Jerusalén. Lo único que quería hacer era agradar a Dios con cada acto y cada paso que él daba. 

  1. No te detengas

Cuando no sabemos que hacer hay que seguir adelante y decirle al Señor, “yo no entiendo pero te quiero complacer, voy a seguir adelante” Y David estaba subiendo y dice 2 Samuel 16:1-2 Cuando David pasó un poco más allá de la cumbre del monte, he aquí Siba el criado de Mefi-boset, que salía a recibirle con un par de asnos enalbardados, y sobre ellos doscientos panes, cien racimos de pasas, cien panes de higos secos, y un cuero de vino. Y dijo el rey a Siba: ¿Qué es esto? Y Siba respondió: Los asnos son para que monte la familia del rey, los panes y las pasas para que coman los criados, y el vino para que beban los que se cansen en el desierto. David subió ese monte todo quebrantado buscando la voluntad de Dios y cuándo pasó un poco más allá de la cumbre del monte estaba alguien que lo estaba recibiendo porque Elim está cerca. 

Elim está cerca pero no te detengas, sigue adelante. El diablo quiere detenerte con una conspiración, con una crítica, él no quiere que sigas en el lugar que Dios te ha puesto, no quiere que sigas en la iglesia, fiel con tu esposa, ni fiel en las cosas de Dios. Gente va a hablar mal de ti, habrá dificultades y van a venir los problemas pero sigue adelante porque Elim está cerca. ¿Cuántas veces nos hemos detenido muy pronto? La bendición estaba apunto de llegar, Dios ya estaba dispuesto a darnos la bendición y Dios quiere que demos tres pasos más pero solo damos uno y Dios dice dos pasos más y damos uno pero de derrepente nos desanimamos y nos detenemos en lo que estamos haciendo por Dios.

Joven ¿qué estás haciendo por Dios? Yo creo que hay jóvenes que están haciendo algo tremendo por Dios. Dios está usando a muchos de nuestros jóvenes. Allá en las competencias en Bernal pudimos ver todo lo que los jóvenes pueden hacer, tanto que uno de nuestros jóvenes ganó el primer lugar en predicación ¡gloria a Dios¡ y hay jóvenes que están haciendo la voluntad de Dios y están perfilándose para seguir adelante y están yendo hacía Elim pero de repente algo va a pasar, de repente alguien va a conspirar, va a tratar de detener y nos distraen con el mundo. Joven quizá hay una señorita mundana y te va a distraer de lo que estás haciendo por el Señor, señorita quizás hay  un joven que no te conviene y es mundano y te va a detener de lo qué estás haciendo por Dios.

Mamá y papá quizás hay algo que te está deteniendo para hacer lo que estás haciendo por Dios. Muchos están siguiendo a Dios y muchos van bien y le están echando ganas, están componiendo sus vida y gloria a Dios. Quizás tu fe va en aumento y estas siendo más fiel, y estás leyendo la Biblia y orando pero el diablo va a tratar de detenerte pero sigue adelante, sube esa cuesta y a lo mejor la vas a tener que subir llorando pero sigue adelante porque Elim está cerca.

¿Qué hubiera pasado si David hubiera dicho “ya no aguanto más, ya no aguanto tanta presión, tanto sufrimiento, me han quitado el reino ya no sigo adelante” A algunos nos quitan la silla y ya no seguimos adelante, algunos con la primera crítica ya no seguimos adelante. Sigue Adelante Elim está cerca.

  1. No dejes de confiar en Dios

Pablo estaba siendo llevado a apelar a César y dice la Biblia en Hechos 27:21-28 Entonces Pablo, como hacía ya mucho que no comíamos, puesto en pie en medio de ellos, dijo: Habría sido por cierto conveniente, oh varones, haberme oído, y no zarpar de Creta tan sólo para recibir este perjuicio y pérdida. Pero ahora os exhorto a tener buen ánimo, pues no habrá ninguna pérdida de vida entre vosotros, sino solamente de la nave. Porque esta noche ha estado conmigo el ángel del Dios de quien soy y a quien sirvo, diciendo: Pablo, no temas; es necesario que comparezcas ante César; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo. Por tanto, oh varones, tened buen ánimo; porque yo confío en Dios que será así como se me ha dicho. Con todo, es necesario que demos en alguna isla. Venida la decimacuarta noche, y siendo llevados a través del mar Adriático, a la medianoche los marineros sospecharon que estaban cerca de tierra; y echando la sonda, hallaron veinte brazas; y pasando un poco más adelante, volviendo a echar la sonda, hallaron quince brazas.” 

Estaban pasando un tiempo difícil. No es fácil estar en medio de un mar, en medio de una  tormenta y no haber comido y aparte ya haber tirado todos los enseres y ver que nada se mejora y que nuestras vidas están en peligro pero viene Dios y le dice a Pablo que siga confiando en él. y si hay algo que debemos de hacer es seguir adelante porque Elim está cerca y no dejes de confiar en Dios. Confía en sus promesas porque elim está cerca  ponte en las manos de Dios y ora de la misma manera que hizo Pablo y Pablo confió en Dios. No nos queda de otra más que confiar en Dios y seguir adelante. Elim está cerca no pierdas esperanzas, ni tu fe, no dejes de confiar en Dios. El diablo quiere que haya un corazón incrédulo y quiere que digas que Dios no tiene poder ni te puede ayudar peor que increíble cuando no sabes como fue pero Dios te sacó de ese problema tan grande. te ayudo en esa situación tan peligrosa porque confiaste en Dios. 

si tú sientes que tu fe está tambaleando, que no estas seguro de la Biblia de Dios del cielo ¿por qué no regresas a leer la Biblia, a serle fiel a Dios a la iglesia? 

El diablo le dijo a Eva ¿conque Dios ha dicho eso? No le creas a Dios, mejor creeme a mi, y quería que Eva dudara de Dios. 

No te detengas antes de tiempo, confía en Dios. Elim no está tan lejos, solo os falta un poquito de recorrer. Levántate otro día y dile que confías en Dios; haz otra oración y dile al Señor que seguirás confiando en él; lee otro capítulo y dile a Dios que seguirás confiando en él porque Elim está cerca. 

No te desanimes, no te detengas  no dejes de confiar en Dios, Elim está cerca.

Vista 157 veces. El día de hoy 1 veces.