5 Maneras en que Dios es Glorificado

1 Pedro 4:12-16

12 “Amados, no os sorprendáis del fuego de prueba que os ha sobrevenido, como si alguna cosa extraña os aconteciese,

13 sino gozaos por cuanto sois participantes de los padecimientos de Cristo, para que también en la revelación de su gloria os gocéis con gran alegría.

14 Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.

15 Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno;

16 pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello.”

En el versículo 14 dice, Si sois vituperados por el nombre de Cristo” y creo que no hemos llegado a ser vituperados por el nombre de Cristo como lo son cristianos en otras partes del mundo que por ser cristianos son escupidos, maltratados, encarcelados, degollados y son tratados de la peor forma y cuando en nuestro amado México salimos a ganar almas y le hablamos a alguien de Cristo y nos cierran la puerta a veces nos sentimos vituperados pero simplemente alguien nos cerró la  puerta, simplemente alguien no estaba de buenas pero sigue diciendo el versículo “…porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Dice la Biblia que el Espíritu de Dios está en nosotros. Cuando estamos predicando, cuando estamos viviendo por Cristo, cuando estamos haciendo la obra de Dios el Espíritu de Dios está en nosotros porque somos templo del Espíritu Santo. “Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado.” ¿Qué quiere decir que Dios sea glorificado? Glorificado es una palabra un poco más arriba de cuando uno como papá está orgullosos de sus hijos. Como cuando alguien nos da unos aplausos y nos dice que somos buenos padres y deberíamos de estar orgullosos de nuestros hijos y es en ese entonces que uno como papá se agrada de ellos.

Nosotros somos hijos de Dios y somos un desastre, somos pecadores pero tú y yo podemos traer gloria al nombre de Dios. ¿Cómo podemos hacer que el nombre de Dios sea exaltado? ¿Cómo podemos hacer que el nombre de Dios sea aplaudido?

Ganando almas un hombre me dijo que había visitado varias iglesias, él era católico pero él decía, “mis respetos para una iglesia bautista porque me atendieron muy bien” y decía que estos cristianos servían a Dios y era una muy buena iglesia. En otras palabras lo que tú yo hacemos glorifica a Dios pero acaso ¿no nos hemos encontrado a quienes no quieren nada de Dios? porque ellos dicen que su vecino que es cristiano le debe dinero o le ofende y en eso no es glorificado el nombre de Dios. Asegúrate que con lo que haces glorificas el nombre de Cristo. A veces no queremos hacer su voluntad pero recordemos que somos representantes de un Dios verdadero y debemos de vivir para él y actuar como cristianos. Si estás viviendo en pecado, estás trayendo vergüenza al nombre de Cristo. Cuando vives en mentira, cuando eres un ladrón, cuando estás viviendo en un vicio, cuando estás diciendo malas palabras, cuando estás golpeando a tu esposa, cuando estás viviendo una vida desordenada estás trayendo vergüenza al nombre de Cristo. Tenemos que vivir para Dios y caminar en Cristo. ¿Cuáles son las maneras en que el nombre de Dios es glorificado?

  1. Cuando pasamos por pruebas

Juan 11:1-4 dice, “Estaba entonces enfermo uno llamado Lázaro, de Betania, la aldea de María y de Marta su hermana. (María, cuyo hermano Lázaro estaba enfermo, fue la que ungió al Señor con perfume, y le enjugó los pies con sus cabellos. Enviaron, pues, las hermanas para decir a Jesús: Señor, he aquí el que amas está enfermo. Oyéndolo Jesús, dijo: Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios, para que el Hijo de Dios sea glorificado por ella.” No es fácil pasar por una enfermedad, prueba o dificultad pero gloria a Dios que tú y yo podemos hincarnos y clamar a Cristo.

María y Marta sabía que la solución era Cristo y ellas fueron a él y le clamaron y le suplicaron y cuando tú y yo pasamos por pruebas y dificultades podemos ir a Dios y Dios es glorificado cuando vamos a él, Dios es glorificado cuando en vez de echarle la culpa le decimos que él sabe porqué estamos en esa enfermedad o lo que estemos pasando. Lázaro estaba en una enfermedad de muerte pero Cristo dijo. “Esta enfermedad no es para muerte, sino para la gloria de Dios.” Cuando murió Lázaro, el Señor Jesús se puso fuera de la tumba de Lázaro y gritó “Lázaro, ven fuera” y Lázaro salió fuera y la gente glorificó el nombre de Cristo. Podemos glorificar el nombre de Cristo cuando estamos en necesidad, cuando pasamos por pruebas o enfermedad. Deja que Cristo sea glorificado.

      2. Cuando pedimos en el nombre de CristoDice Juan 14:13-14 “Y todo lo que pidiereis al Padre en mi nombre, lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si algo pidiereis en mi nombre, yo lo haré.” ¿En qué nombre? En el nombre de Jesús, en el nombre sobre el cual se va a arrodillar toda rodilla, en el nombre que solamente hay salvación porque no hay otro nombre dado en el cielo y en la tierra en que la gente pueda ser salva y es a través del nombre de Cristo Jesús que tú yo podemos orar ¿Tienes alguna necesidad o problema? Ora en el nombre de Jesús.

Dice la Biblia que cuando oramos en el nombre de Jesús el Padre es glorificado y el hijo es glorificado “para que el Padre sea glorificado en el Hijo” porque llevamos nuestra petición al Padre Celestial y decimos en el nombre de Jesús y eso quiere decir que cuando Dios contesta nuestra oración en el nombre de Jesús, Dios es glorificado y Cristo es glorificado porque él contesta la oración. 

Podemos continuar glorificando el nombre de Dios cuando pedimos en el nombre de Jesús.

    3. Cuando predicamos su Palabra

Juan 15:8 dice, En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.” Dios quiere que llevemos mucho fruto y ¿sabes como es glorificado el Padre y cuando llevar mucho fruto y ser discípulos de él? Cuando predicamos el evangelio y cuando lo predicamos y vemos fruto dice la Biblia en Proverbios 11:30 El fruto del justo es árbol de vida; Y el que gana almas es sabio. De tal manera que cuando le hablamos a alguien de Cristo y predicamos su Palabra estamos glorificando el nombre de Dios.

Quizás estás en problemas y te estás enfocando en ti pero hay un vecino que se está muriendo se está yendo al infierno y te enfocas tanto en ti que se te olvida el vecino, pero una manera de glorificar a Dios Padre es cuando olvidas de enfocarte en ti y vas con el vecino y le hablas de Cristo y es salvo. Estás glorificando el nombre de Dios porque estás predicando de Cristo, estás llevando mucho fruto. Dios quiere que llevemos mucho fruto, y si en toda tu vida le hablaste solo a uno, Dios te dice que él es glorificado cuando llevas mucho fruto. Si, gracias a Dios que le hablaste a uno pero puedes hacer más. Como hijos de Dios debemos de decir que vamos a llevar mucho fruto. Debemos de buscar agradar a nuestro Padre celestial y en lo que más podamos llevar mucho fruto.

    4. Cuando ponemos por obra Su voluntad

Juan 17:1-4 dice, Estas cosas habló Jesús, y levantando los ojos al cielo, dijo: Padre, la hora ha llegado; glorifica a tu Hijo, para que también tu Hijo te glorifique a ti; como le has dado potestad sobre toda carne, para que dé vida eterna a todos los que le diste. Y esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado. Yo te he glorificado en la tierra; he acabado la obra que me diste que hiciese. Jesús glorificó a Dios obedeciendo en todo. Nosotros podemos glorificar a Dios cuando ponemos por obra Su voluntad y no a medias sino en todo.

Jesús fue enviado a este mundo y cada paso que él dio, cada acción que tomó, se aseguró que glorificó el nombre del Padre. Él vivió para agradar a Dios. A los doce años lo estaban buscando y después de tres días lo encontraron en el templo y él dijo, “En los negocios de mi Padre me es necesario estar.”  

Tú y yo podemos poner por obra su voluntad, podemos glorificar a Dios obedeciendo en todo. Levántate y ora a Dios y dile que vas a glorificar su nombre toda tu vida. Glorifica a Dios con tu vida, por como hablas, con lo que ves y escuchas, glorifica a Dios con tu vestimenta, con tu actitud, con tu comportamiento. Deuteronomio 8:1 dice, Cuidaréis de poner por obra todo mandamiento que yo os ordeno hoy, para que viváis, y seáis multiplicados, y entréis y poseáis la tierra que Jehová prometió con juramento a vuestros padres. Cuando le obedecemos en todo le glorificamos. Jesús dijo, “Yo te he glorificado en la tierra.” El fue 100% hombre. Él tuvo también tentaciones pero resistió la tentación y fue obediente hasta la muerte y muerte de cruz. Él obedeció.

Él era Jesús pero no tenía que ser bautizado, ni orar ni seguir estas cosas pero aun él lo hizo para glorificar el nombre de Dios.

      5. Cuando padecemos por Su nombre

1 Pedro 4:14 dice, Si sois vituperados por el nombre de Cristo, sois bienaventurados, porque el glorioso Espíritu de Dios reposa sobre vosotros. Ciertamente, de parte de ellos, él es blasfemado, pero por vosotros es glorificado. Cuando eres vituperado y estás padeciendo y te encarcelan, se burlan de ti, hablan mal de ti porque eres cristiano y tú con paciencia tomas todo lo que te dicen y como Jesús dijo no les tomes en cuenta ese pecado Dios es glorificado, pero si alguien te ofende y le empiezas a golpear, Dios ya no fue glorificado porque te exaltaste y te enojaste, pensaste que con tus golpes y gritos Dios podía decir que te estabas defendiendo, pero no es así. No te defiendas porque Dios dice que suya es la venganza. Dios va a tomar cuentas, él sabe lo que estás pasando y por ese vituperio Dios es glorificado pero dice el versículo 15 Así que, ninguno de vosotros padezca como homicida, o ladrón, o malhechor, o por entremeterse en lo ajeno; Que no te vituperen por ser ladrón y te digan triste ladrón y te metan a la cárcel y padeces  pero estas padeciendo por la causa incorrecta.

1 Pedro 4:16 dice, pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello.  Cuando los discípulos salieron de la cárcel, los habían golpeado y maltratado y no querían que siguieran hablando en el nombre de Cristo dice Hechos 4:18-20 “Y llamándolos, les intimaron que en ninguna manera hablasen ni enseñasen en el nombre de Jesús. Mas Pedro y Juan respondieron diciéndoles: Juzgad si es justo delante de Dios obedecer a vosotros antes que a Dios; porque no podemos dejar de decir lo que hemos visto y oído. Ellos entonces les amenazaron y les soltaron, no hallando ningún modo de castigarles, por causa del pueblo; porque todos glorificaban a Dios por lo que se había hecho.” Un hombre fue sanado y salvo por causa de ellos porque ellos predicaron, pusieron en obra la voluntad de Dios y luego los vituperaron. En varias ocasiones dice la Biblia que se sintieron indignos de haber sido golpeados en el nombre de Cristo y glorificaba a Dios por ello.

Necesitamos glorificar más a Dios, con nuestras acciones, con nuestra actitud, con nuestro andar, con nuestro predicar. Glorifica el nombre de Dios. Que otros vean tu vivir y digan que eres hijo de Dios.

Vista 98 veces. El día de hoy 1 veces.