Adicciones, libertad y la iglesia

Romanos 1:18-25

18 “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;

19 porque lo que de Dios se conoce les es manifiesto, pues Dios se lo manifestó.

20 Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.

21 Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido.

22 Profesando ser sabios, se hicieron necios,

23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.

24 Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos,

25 ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.”

Miramos alrededor a nuestro mundo y por supuesto siendo todos expuestos a redes sociales y a las noticias y pasando por la calle no podemos ignorar el hecho que las adicciones dominan en el mundo y ¿Por qué la gente va coqueteando con algo que a largo plazo es capaz de controlar su vida y aún de quitarla? ¿Por qué se meten en adicciones? Hay cinco razones y una de ellas es para sobrevivir económicamente. Hay hombres que la única vida que conocen es la vida de la calle, vendiendo drogas, metiéndose en pandillas y eventualmente ellos venden drogas y luego salen consumiendo drogas. Hay personas que iniciaron su adicción de apostar comprando billetes de lotería, yendo a casinos para sobrevivir económicamente y después el casino se queda toda su plata y ellos se quedan sin plata y después ya no tienen nada porque la adicción absorbe su vida, pero empiezan la adicción para sobrevivir económicamente.

La segunda razón es para quedar bien socialmente. La primera vez que fumé marihuana a los 15 años no estaba solo, era porque un amigo me dijo que lo hiciera y lo hice para no quedar mal y estar dentro del grupo. Tengo un primo que empezó su adicción a la heroína porque fue presionado por una novia que él tenía. Si estás en medio de una adicción créeme que las personas que te ofrecen drogas no son amigos, son parásitos, y necesitas encontrar una iglesia local, unos buenos amigos que te van a instruir en los caminos de Dios. 

La tercera razón es para escaparse emocionalmente. La vida sobre este mundo bajo el sol es dura y si tú tienes unos 15 años piensas que todo está bonito pero personas van lastimándote, pierdes un ser querido, pierdes salud y para escapar emocionalmente del divorcio de los padres, de tener un niño con necesidades especiales, de la muerte repentina de un padre la gente opta por las drogas para vivir en otro mundo pero lo triste es que se quita el efecto de la droga y ahora están en la realidad de este mundo. 

Número cuatro y es más común hoy en día, la gente empieza una adicción para aguantar el dolor físico. Hay una cosa nueva en E.U., que hay gente de 60 años para arriba que nunca ha cometido crímenes en su vida y los están metiendo presos porque llegan a cierta edad y hay problemas con dolores en el cuerpo y el doctor le receta alguna pastilla para soportar el dolor y con el tiempo no solo tienen la pastilla sino que la pastilla tiene a la gente y van robando y gastando todos sus ahorros y gente ha perdido todo y se quedan sin nada y todo empezó para aguantar el dolor físico. Después de algunas cirugías te dan pastillas para el dolor y luego necesitas una y luego dos y la gente se queda adicta a esas pastillas.

La razón cinco por la que la gente genera adicciones es para satisfacer su curiosidad personal. Somos instruidos en las Escrituras de estar como ignorantes a lo que es malo y sabios para lo que es bueno, pero tenemos una curiosidad naturaleza a lo que es incorrecto y nuestra carne que no está contenta con Dios le va buscando el placer de como será. Yo recuerdo a mi papá fumar y yo quería saber a qué sabía el fumar. Mi papá se fue a dormir y yo estuve fumando, o vemos gente en todos los comerciales de alcohol gente de buena condición, bien joven, bien bonita, nunca te enseñan al panzón que está tirado en la calle sin dientes, te enseñan otra cosa y como joven te da una curiosidad de cómo será hacer eso, de cómo se sentirá.

¿De dónde vienen las adicciones y qué son las adicciones? Tenemos que saber responder a esta pregunta porque si no sabemos qué es una adicción o de dónde viene vamos a buscar soluciones débiles que no van a ayudar a la gente. Hay gente que usa parches para no fumar, este parche les da un poco de nicotina para no fumar. ¿La adicción abunda en nuestra sociedad? ¿La gente quiere ayudar? Sí, pero si no entendemos de dónde viene una adicción nos vamos a quedar cortos en ayudar a la gente adicta y ¿qué va a pasar? El cementerio se va a llenar, la familia se va a destrozar y por supuesto el infierno va a estar extendiéndose más y más dando la bienvenida a gente que muere sin Cristo.

¿La adicción es un problema genético? Eso era la creencia común hace varios años pero recientemente se destrozó esa idea y se dieron cuenta que todos nosotros somos propensos a cualquier adicción, entonces no es genética porque si digo soy borracho porque mi papá era así, mi abuelo era así, eso nos deja sin esperanza, porque no podemos cambiar nuestra genética, nuestro color de piel, color de ojos, esto no es un problema genético sino un problema de adoración.

¿La adicción es un problema de ambiente? Si fuimos criados en un barrio donde abusaba cualquier sustancia que se vendía y es la única vida que conocemos y si es un problema de ambiente entonces es un problema si no podemos salir de nuestro ambiente.

Hemos leído en Romanos 1 sobre que es una adicción. Las adicciones son un problema no de genética o de ambiente sino de adoración y después de que Pablo observa a la sociedad adicta en que él vivía,  él dijo algo acerca de dónde viene y ¿cuántos hemos leído Romanos 1? ¿has leído que en la Biblia hay ciertas listas de cosas bien feas? Hay una en Gálatas que si fuera un canal en la tele ni lo verías y Romanos 1 es una de esas listas y Dios lo pone para enseñarnos de donde viene todo esto. Pero Pablo antes de darnos esa lista de acciones enseña algo: antes de una acción hay una adoración. Dice el versículo 25 “ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.” Interesante el versículo aquí, habla de culto y es una palabra que usamos en la Iglesia: “Venga al culto de la mañana, en donde adoramos a Dios.” Adoramos a Dios en un culto pero aquellos que no adoran a Dios y deciden mover su adoración del Creador a las criaturas están dando culto a la creación, a algo creado algo que solamente Dios merece. 

Consideremos algo sobre la adoración: que tú y yo somos adoradores.

Adorar no es algo que hacemos sino algo que somos. Los seres humanos fuimos creados para adorar para exaltar y reconocer a Jehová nuestro Creador como el ser supremo, el dador de todo don perfecto y debemos de buscarle y encontrar en él: identidad, paz y perdón y debemos de darle todo nuestro ser, nuestra vida y gracias a Dios, Dios es un Dios que no ha dejado en un mundo creado en dónde podemos ver evidencias de su gloria.

El versículo 20 dice: “Porque las cosas invisibles de él, su eterno poder y deidad, se hacen claramente visibles desde la creación del mundo, siendo entendidas por medio de las cosas hechas, de modo que no tienen excusa.” ¿Puedes ver físicamente el poder de Dios? No, pero puedes observar el volcán, las nubes, la noche, las estrellas y sacas una conclusión: Si esta maravillosa lona de la creación es algo hermoso pues el que pintó eso es más hermoso y glorioso; y la Biblia dice que su eterno poder y deidad se hacen claramente visibles. Fuimos creados para disfrutar de la creación de Dios. La Biblia nos dice en 1 Timoteo 6:17A los ricos de este siglo manda que no sean altivos, ni pongan la esperanza en las riquezas, las cuales son inciertas, sino en el Dios vivo, que nos da todas las cosas en abundancia para que las disfrutemos.” Dios nos dio la capacidad de disfrutar con nuestros sentidos la comida, el oxígeno que respiramos pero esas cosas no son el fin son un medio a través del cual sacamos la conclusión de que hay un Dios en el cielo que merece nuestra gloria y honra. La gente en China adora a las estrellas pero las estrellas no existen para ser adoradas sino que son una flecha para ir hacia el Creador y adorarle. Las cascadas del Niágara, el gran cañón en Arizona los ves maravillado de la gloria y grandeza no del cañón, no del agua sino del Hacedor de esas maravillas y en medio de ese teatro de gloria que se llama la tierra quedamos atónitos de lo bello y grande que es Dios y de lo pequeño e insignificante de lo que nosotros somos.

Esas cosas no son para adorar sino para disfrutar. La Biblia nos menciona lo que ha ocurrido en la humanidad, pero ¿De dónde vino este problema? Vino de dos personas: Adán y Eva. Ellos dieron al árbol lo que Dios merecía, disfrutaron el árbol momentáneamente y se convirtieron en personas malvadas, ¿ellos dejaron de ser adoradores cuando pecaron? No, pero movieron su adoración del Creador hacia la creación y una masiva traición ocurrió en su corazón en ese momento. Adán no dejó de ser un adorador sino que en vez de adorar al Rey adoró a lo que estaba en su ambiente.

Yo no quiero ofenderte si eres de chivas, del américa o del cruz azul pero en mi país y aquí un estadio donde hay futbolistas es un lugar de adoración, la gente va y se pinta, tira la casa por la ventana para comprar un boleto para un partido y ellos declaran que son adoradores de la creación. Tenlo por cierto que todos adoramos a algo o a alguien, somos adoradores.

 ¿Cuál es el proceso de una adicción?

1.Pensamientos incorrectos

Ve el versículo 21 y 22 “Pues habiendo conocido a Dios, no le glorificaron como a Dios, ni le dieron gracias, sino que se envanecieron en sus razonamientos, y su necio corazón fue entenebrecido. Profesando ser sabios, se hicieron necios,” Cuando el versículo 21 dice pues habiendo conocido a Dios no se refiere a que eran salvos y perdieron su salvación, sino que de forma general tenemos un concepto de Dios, no somos animales. El hombre tiene un sentido de culpa que los animales no tienen, pero el hombre en su naturaleza no quiere admitir que él es culpable, quiere ser el rey de su propio universo y no ceder su vida a Dios y por eso le entran esos malos pensamientos. Por eso salen esas teorías de que Dios no existe, que somos producto de la evolución, y sacan malos pensamientos para no tener que tratar con el Dios verdadero.

2. Adoración mal colocada

Dicen los versículos 23 al 25 “y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles. Por lo cual también Dios los entregó a la inmundicia, en las concupiscencias de sus corazones, de modo que deshonraron entre sí sus propios cuerpos, ya que cambiaron la verdad de Dios por la mentira, honrando y dando culto a las criaturas antes que al Creador, el cual es bendito por los siglos. Amén.” La adicción comienza con algo mental cuando decimos que Dios no es suficiente para saciarnos y necesitamos buscar otra cosa y luego pecamos, nos sentimos culpables y aún más, vamos huyendo de Dios y Dios nos entrega a experimentar cosas malas. 

Ya hablamos que de parte de Dios recibimos paz, perdón e identidad. Nuestra paz no viene por el cruz azul, nuestra identidad no es que somos estadounidenses o mexicanos sino que es Cristo Jesús y nuestro perdón no lo recibimos de parte de nuestros padres o hermanos y un adicto busca estas tres cosas en cosas creadas.

La heroína se inyecta pero es una falsa paz, la gente se siente tan tranquila por mucho tiempo, porque han jugado con cosas en el cerebro que no deben de ser jugadas. Hay un hombre que dijo: “yo empecé a tomar porque no pude aguantar mi culpa que tenía, y para ahogar mis culpas voy con la botella, pero hay un problema con echar mis culpas en cerveza y es que mis culpas flotaban.” Hemos visitado Alcohólicos Anónimos y es una cosa tan incorrecta que dicen: “Soy tal y soy alcohólico” y eso es identidad.  La gente busca paz, perdón, identidad en drogas porque no quieren adorar a Dios, pero quieren adorar a algo y decidieron adorar a la creación.

3. Deseos desenfrenados

Dice el versículo 26 y 27 “Por esto Dios los entregó a pasiones vergonzosas; pues aun sus mujeres cambiaron el uso natural por el que es contra naturaleza, y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.” Si notas el versículo 27 la Biblia menciona hechos vergonzosos, primero es algo en la mente (vers. 20) y luego mala adoración y luego es una cadena de malas acciones de la cual la gente misma no se puede salir. Nos menciona en Romanos 7:25 “Gracias doy a Dios, por Jesucristo Señor nuestro. Así que, yo mismo con la mente sirvo a la ley de Dios, mas con la carne a la ley del pecado.” El hombre peca y peca y le gustaría escaparse de esas cadenas pero no sabe cómo. 

¿Has conocido a un adicto? ¿Fuiste adicto anteriormente? ¿Dijiste: “mañana voy a dejar esto”? Y Cristo dice que el que hace el pecado esclavo es del pecado. Un esclavo es alguien que desea libertad? Sí, pero ¿es alguien que sabe encontrar la libertad? No sabe, la desea pero no sabe y juega con cosas que están fuera de su capacidad. 

A un hombre chino le encantaba el arroz, en todas las comidas comía arroz y él fue a E. U. Era científico y puso su arroz bajo un microscopio y se dió cuenta que el arroz tenía muchas cosas malas para él y le dijeron que esa clase de arroz era muy malo para él y el hombre agarró el microscopio y lo tiró al piso porque él prefería consumir algo que le era dañino en lugar de dejarlo y ¿cuántos estuvimos así? El hombre en Proverbios dice: “aún lo volveré a buscar.”

4. Comportamiento malo a pesar de consecuencias

Romanos 1:28-32 dice: “Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican.”

Dios es un Dios de justicia. Podemos vivir como se nos pegue la gana pero siempre hay un Dios justo que introduce consecuencias a las vidas, pero a pesar de muchas consecuencias la gente sigue haciendo lo mismo.

Tengo un amigo que es un borracho, él era el más inteligente en muchas cosas él fue a la universidad de Michigan, le dieron un buen trabajo, se casó con una ahogada y en su vida le estaba yendo bien pero la tomadera lo agarró y su esposa lo dejó, perdió su carrera, perdió su salud y hace algún tiempo fui a visitarlo para testificarle y eran las 10 AM y ya tenía cuatro botellas vacías. ¿Tocó fondo? Todavía no, porque sigue a pesar de las consecuencias y no puede salir.

Hay esperanza para el adicto, Dios es experto en dar libertad, dice la Biblia en Romanos 6:16 “¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerle, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte, o sea de la obediencia para justicia?” Pablo está hablando de esclavos y es interesante porque el imperio Romans tenía muchos esclavos. ¿Vivimos en un país libre? Sí. ¿Se permiten esclavos? No, sin embargo si una persona le entrega su vida para obedecer al pecado ya no tiene libertad, es un esclavo al pecado, es un adicto.

En Estados Unidos hay 15 millones de alcohólicos y 10 millones de adictos a las drogas. ¿La vida de un adicto o borracho está afectando a otras personas? Claro que sí. Hay una mamá preocupada, una mujer escondida porque recibe golpes cada noche y si hay 15 millones de alcohólicos y 10 millones de drogadictos y sus vidas afectan al menos cuatros personas eso quiere decir que cien millones de personas están siendo afectadas en Estados Unidos y no creo que la historia sea diferente en México. Hay millones de esclavos como Pablo nos dice. Hay de cinco a siete millones de adictos a las pastillas para el dolor, también hay 2.5 millones de hombres y mujeres que son adictos a apostar. 

Hay adicciones no aceptables: alcohol, drogas, heroína, metanfetamina pero también hay algunas adicciones que son más aceptables. ¿Cuántos de nosotros nos encontramos en el celular? ¿Cuántos de nosotros pasamos más tiempo en la Biblia que en las redes sociales? Podemos señalar al adicto por la calle pero dentro de la iglesia tenemos unas adicciones poco aceptables que hemos dejado entrar a nuestra vida, personas que son adictas a las compras están en MercadoLibre, Amazon y compran cosas que no necesitan para sus hijos, para la casa, decoración, cosas que no necesitan, pero no pueden detenerse. Todo cambió cuando el celular se convirtió en smartphone, nos convirtió en necios.

Hay cosas que no debemos de ni siquiera probar pero hay otras adicciones que son cosas secundarias pero las convertimos en primarias. En China hay un internado para aquellos que no pueden dejar los videojuegos; el mismo trabajo puede ser una adicción y si nosotros solo señalamos a personas sucias y cicatrizadas que viven bajo un puente y decir que ellos son los adictos, dentro de la misma iglesia local tenemos que señalar a estos ídolos de corazón.

Romanos 6:17 dice: “Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados;” Primer paso para salir de la adicción es adoración. Hemos señalado que una adicción es adoración mal colocada, es colocar en sustancias y cosas creadas lo que solo Dios nos puede dar: Paz, perdón e identidad. Pero bendito sea Dios que cuando nos convertimos a Cristo, leemos la Biblia y ahora buscamos esas tres cosas en la persona de Dios.

Si fuiste un adicto ¿quién te libertó? Cristo dijo: “y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.” Cristo dijo “Yo soy el camino, la verdad y la vida” y si eras adicto estabas encadenado pero encontraste un mejor amo, encontraste paz, perdón e identidad en la persona de Cristo, ¡A Dios sean dadas las gracias! La gente va usando otras adicciones para salir de otras pero en tu caso fue diferente y fue gracias a Dios. Y por supuesto si te vas a recuperar de tu adicción va a requerir de tus fuerza y participación pero tú no llevas el crédito dice el versículo 17 “Pero gracias a Dios”. Mis padres se divorciaron por causa del alcohol, vengo de una cadena de alcohólicos y empecé a tomar alcohol pero tengo 24 años sin saborear una gota de ese veneno, gracias a Dios.

“Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados;”  Qué interesante que cuando uno va a alcohólicos anónimos dice: “Yo soy Kevin y soy alcohólico” pero aquí es muy diferente dice, erais, fuiste una cosa, ahora eres otra cosa, hay algo nuevo que ha pasado en nosotros y ha sido Cristo dándonos de su liberación y no hablo de cosas místicas, hablo de que Dios usa Su Palabra y conocemos la verdad y nos hace libre y dice la Biblia que si el Hijo nos hace libre verdaderamente seremos libres porque Dios nos transforma, nos da buenos deseos en nuestro corazón y entonces buscamos paz, perdón e identidad en la persona de Cristo y de repente ya no tenemos el deseo para ese cigarrillo, para esas sustancias, somos totalmente diferentes por causa del poder de Cristo.

Cristo dijo: “El Espíritu de Dios está sobre mí, porque ,me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres” y los adictos son pobres ganan 500 y gastan 700 “me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón”, muchos son adictos para evitar la miseria que vivieron en su juventud, “a pregonar libertad a los cautivos y vista a los ciegos y poner en libertad a los oprimidos.” Cristo nos convierte en nuevas criaturas y si tú eres adicto, hay esperanza para ti, no tienes que ahorcarte, hay un salvador que te ama y si confías en él, él te va a perdonar del pecado pasado, darte una esperanza y una eternidad en el cielo con él, y por eso la palabra salvación. “Todo aquel que invocare el nombre del Señor será salvo.”

Dice el versículo 17 “Pero gracias a Dios, que aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina a la cual fuisteis entregados” Hubo una adoración y luego una alteración y después una acción, dice “has obedecido de corazón” Damos crédito a Dios por salvarnos, por darnos buenos deseos, y si vas a ser diferente por supuesto va a requerir de tu parte, tienes que obedecer la forma de doctrina que te es predicada. 

¿Dónde deben los adictos ser salvos y recuperados? en la iglesia local. Tu tienes un libro que libera a la persona y bendito sea Dios que cambia y transforma al ex adicto de manera que va sometiendo su vida a la Palabra de Dios. No es un parche que damos, no es un programa de doce pasos, por eso en esta iglesia cristiana bautista fundada por la Biblia  está lista para ayudar a gente adicta, a convertirse en gloriosos siervos de Dios. Si eres un adicto es tiempo de escuchar, si eres un cristiano en la iglesia es tiempo de analizar las adicciones aceptables en tu vida y es el tiempo de que el mundo esclavizado sepa de salvación y perdón en la persona de Cristo, todos debemos hacer algo al respecto.

Vista 245 veces. El día de hoy 1 veces.