Play


Pastor Tommy Ashcraft
A Quien Sirvo En Mi Espíritu

Romanos 1.9
Porque testigo me es Dios, a quien sirvo en mi espíritu en el evangelio de su Hijo, de que sin cesar hago mención de vosotros siempre en mis oraciones

Cuando Pablo escribe estas palabras ‘’A Quien sirvo en mi espíritu’’ no está hablando del Poder del Espíritu Santo no está hablando sino más bien de su espíritu, el Espíritu Santo lo necesitamos para todo: cuando predicamos, cuando tomamos decisiones, cuando platicamos con la gente, nadie puede lograr algo duradero en el ministerio y para cualquier cosa con el puro poder de la carne, es algo para espantarnos el saber cuántas cosas hacemos en el poder de la carne, pero si algo va a durar debemos de tener el poder del Espíritu Santo en nuestras vidas, y es un tema clásico en estas conferencias, siempre se predica del Espíritu Santo acerca de la llenura del Espíritu Santo y nunca debemos de disminuir la importancia del poder del Espíritu Santo en lo que hacemos, pero aquí el apóstol Pablo no está hablando del poder del Espíritu Santo, está hablando de su propio Espíritu, está hablando del estado de ánimo está hablando de su nivel de entusiasmo, su energía con que sirve a Dios. Uno de los problemas más grandes que tiene el cristiano y principalmente el pastor es mantener su celo, mantener su entusiasmo para servir a Dios semana tras semana, mes tras mes y año tras año aparte del Espíritu Santo solo hay algo más importante y eso es la condición de mi propio espíritu, nosotros conocemos lo peor de la gente de nuestras iglesias: nadie sabe más cosas negativas de la gente de la iglesia como usted pastor y tu esposa, tu esposa no debe de saber nada negativo de la gente de tu iglesia.

Muchas veces en la iglesia los pastor le cuentan todas las cosas negativas a su esposa y no debe de ser así, a veces nos pasa que predicamos con todo nuestra alma y nos entregamos en la predicación pero aun así viene gente con problemas, parece que no escuchan la predicación por eso vienen a la oficina a pedir consejos que se predican esa misma semana.

¿Y qué vas a hacer cuando eso sucede? Cuando parece que nada te está funcionando, nadie está haciendo caso y a nadie le importa.

No deben de ser los recién salvos los que tienen mayor celo para servir a Dios, debe de ser que entre uno más se acerca a Dios, que entre uno más le conoce a Dios mejor debe de servirle más, debe ser más celoso para la obra y el más entusiasmado, lo malo es que a veces ponemos más en la vista de la gente y lo que dice la gente que el poner la vista en Dios, es una vergüenza que al pasar el tiempo disminuya su celo, disminuya su entusiasmo, su intensidad y su gozo para servir a Dios cuando es un gozo servir a Dios, yo no entiendo como los estudiantes de primer año en el instituto tiene más celo para ganar almas que un estudiante de cuarto año, si el mucho estudiar te está apagando entonces estas estudiando algo equivocado, has estado leyendo los libros equivocados, has estado escuchando a los predicadores equivocados si tu celo está disminuyendo, tu celo no va a disminuir si escuchas mensajes de buenos pastores, si tu estudias los libros correctos tu espíritu para servir a Dios va a crecer.

Deuteronomio 5.5
Y amarás a Jehová tú Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

Jueces 6.14
Y mirándole Jehová, le dijo: Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío yo?

Mateo 22.37
Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

Filipenses 2.14
Haced todo sin murmuraciones y contiendas

Tu iglesia nunca debe de escuchar ‘’por favor ore por su pastor ustedes no conocen las grandes cargas del ministerio’’ y por eso la gente de tu iglesia no quieren ser pastores, yo quiero que en la iglesia pueda influirles y animarles a estar en el ministerio.

Colosenses 3.17
Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.


Todos los días deberíamos de levantarnos y decirle a Dios ‘’Gracias Señor por darme el privilegio de estar en el ministerio’’

Juan 4.23, 24
Más la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.

Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.
Aquí se usan dos veces ‘’espíritu y verdad’’ está hablando del espíritu adorador, deja que el diablo tome tu espíritu y pronto dejaras de predicar la verdad, al diablo más le importa nuestro espíritu, si tú no tienes espíritu no importa cuanta verdad tengas nadie te va a hacer caso, predica en el espíritu, predica la verdad tienes que predicar en verdad y en espíritu y ese es el problema del movimiento carismático tienen mucho espíritu pero no tienen verdad.

Los Bautistas Fundamentales Independientes estamos preocupados por nuestra posición y así debe de ser acerca de que nuestra posición sea correcta, no debemos de variar en esa posición. Es triste que los que si tenemos la posición correcta a veces somos los que menos disposición tenemos, es triste que los que tenemos la posición correcta son los que menos espíritu, entusiasmo y gozo tienen para entregar esa verdad ¿Por qué nuestra intensidad no puede igualar nuestra verdad? Yo rehúso que el carismático tenga más espíritu que yo siendo el alguien que se levanta cada mañana sin saber si quizá sea el día que pierda su salvación, no puede tener más intensidad que yo pues yo sé que mi redentor vive, yo sé a quién eh creído, yo sé que tengo vida eterna, sé que todas las cosas me ayudan para bien, yo sé todo eso y no me voy a dejar que un carismático tenga más entusiasmo que yo y tú también deberías de hacerlo.

Parece que el apóstol pablo no tenía una presencia corporal fuerte y más bien débil, quizás su manera de predicar no era muy impresionante, tal vez no sería tu predicador favorito, lo que impresiona de Pablo es el contenido de sus palabras pero la forma en que Pablo servía a Dios si fue muy impresionante.

Como servir a Dios en nuestro Espíritu



I. Mantén una actitud positiva

Es algo difícil pues no estoy hablando de una táctica superficial o artificial, la mejor manera para hacerlo es tener la mirada en el fin, vive con tus ojos en lo eterno, recuerda que todo esto es provisional, es momentáneo, Pablo hablo en 2 Corintios acerca de esta leve tribulación momentánea, lo más importante no es lo que hago materialmente y terrenalmente más bien la forma en que ayudo a otras personas para su bien eternal, vive recordando que no estás aquí para ‘’Estar Cómodo’’ Que el propósito de tu existencia sea adquirir la seguridad que este mundo ofrece o lo que la gente te ofrece; no prediques para que la gente te diga ‘’Que tremendo mensaje..’’ predica para que la gente se rasque la cabeza y diga ‘’Yo debería estar haciendo eso’’ vive a la luz de que estas aquí para hacer una diferencia eterna, vive recordando que por más agradable que sea tu situación actual cambiara pero también por desagradable que sea tu situación esa situación podría también cambiar.

Vive con el concepto ‘’Estimo todas las cosas como perdida por el conocimiento de Cristo Jesús, mi Señor por amor del cual lo eh perdido todo y lo tengo por basura para ganar a Cristo’’ Yo no soy el importante, Cristo es el importante, las almas son el asunto.


II. Júntate con gente positiva

Evita a los escarnecedores, a los sínicos, a los que critican. Siempre hay gente que puede encontrar algo negativo en el asunto y normalmente el que lo hace es para encubrir su propia flojera, su propia falta de actividad, los que hacen no tienen tiempo para criticar a los que no están haciendo nada, los que se quejan y critican normalmente no están haciendo nada, NO pases tiempo con esa clase de gente, no pases tiempo con gente que te anima a hacer lo que sabes que no tiene que hacer, no te juntes con los que se burlan de la sana doctrina y la separación bíblica.

Proverbios 13.20
El que anda con sabios, sabio será;
Mas el que se junta con necios será quebrantado.
Júntate con gente que está caminando hacia adelante.



III. Lee la Biblia más que el periódico

Pasa más tiempo en la biblia que en la computadora, tú no puedes edificar una iglesia delante de una computadora, ni delante de la televisión; en otras palabras concéntrate más en lo que Dios dice que en lo que los hombres dicen, vivimos en un tiempo atribulado, un tiempo trastornado más que cualquier otra época y no está mal estar informado pero primero esta Dios.

Daniel 2.22 ‘’Pero hay un Dios en los cielos’’

Proverbios 21.1 ‘’EL corazón del rey está en las manos de Jehová’’



IV. Recuerda que lo que haces para el Señor aunque parezca pequeño, es Grande

En el servicio de Dios no hay gente pequeña, no hay obras pequeñas, no hay iglesias pequeñas, no hay trabajos pequeños, no hay posiciones pequeñas, no hay predicadores pequeños.

Mateo 10.42
Y cualquiera que dé a uno de estos pequeñitos un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa.

Me encanta la historia de Nehemías mientras construía los muros, y sus enemigos fueron a buscarle para que se reuniese con ellos en el Valle de Ono, y la respuesta de Nehemías fue ‘’O-no’’ su respuesta fue ‘’Yo hago una gran obra y no puedo ir porque cesaría la gran obra, eso no fue presunción, no se autoproclamo, más bien fue una gran obra. El bienestar de mi iglesia es más importante que mi comodidad, el bien que hago cuando predico la palabra de Dios es más importante que mi conveniencia, la obra de Dios es más importante que mi orgullo, que mi imagen, que mi reputación, Nehemías rehusó juntarse con los que ultrajaban su obra, y también tú debes rehusar juntarte con los que tu bien sabes que no te van a animar a hacer lo bueno.


V. Mantén un Espíritu Dulce

Sonríe, mucho, ríete mucho, ríete de ti mismo (nosotros lo hacemos) no te tomes tan enserio a ti mismo, se gente con tu gente, detente a platicar con los niños de tu iglesia (escúchalos), Busca necesidades que puedes satisfacer, siempre puedes encontrar uno más necesitado que tú, invita a otro a comer, paga la cuenta de otro sin que se dé cuenta, ofrece ayudar a otro en algo que no es tu responsabilidad, si tienes que tratar un asunto negativo hazlo con un espíritu positivo.

Gálatas 6.1
Hermanos, si alguno fuere sorprendido en alguna falta, vosotros que sois espirituales, restauradle con espíritu de mansedumbre, considerándote a ti mismo, no sea que tú también seas tentado.


Que importante es nuestro espíritu.

Vista 3.320 veces. El día de hoy 3 veces.

Agrega tu comentario: