La Bendicion de Dios

La Bendicion de Dios

PASTOR KEVIN WYNNE

Samuel 6:1-12

“David volvió a reunir a todos los escogidos de Israel, treinta mil. Y se levantó David y partió de Baala de Judá con todo el pueblo que tenía consigo, para hacer pasar de allí el arca de Dios, sobre la cual era invocado el nombre de Jehová de los ejércitos, que mora entre los querubines. Pusieron el arca de Dios sobre un carro nuevo, y la llevaron de la casa de Abinadab, que estaba en el collado; y Uza y Ahío, hijos de Abinadab, guiaban el carro nuevo. Y cuando lo llevaban de la casa de Abinadab, que estaba en el collado, con el arca de Dios, Ahío iba delante del arca. Y David y toda la casa de Israel danzaban delante de Jehová con toda clase de instrumentos de madera de haya; con arpas, salterios, panderos, flautas y címbalos. Cuando llegaron a la era de Nacón, Uza extendió su mano al arca de Dios, y la sostuvo; porque los bueyes tropezaban. Y el furor de Jehová se encendió contra Uza, y lo hirió allí Dios por aquella temeridad, y cayó allí muerto junto al arca de Dios. Y se entristeció David por haber herido Jehová a Uza, y fue llamado aquel lugar Pérez-uza,

[a] hasta hoy. Y temiendo David a Jehová aquel día, dijo: ¿Cómo ha de venir a mí el arca de Jehová? 10 De modo que David no quiso traer para sí el arca de Jehová a la ciudad de David; y la hizo llevar David a casa de Obed-edom geteo. 11 Y estuvo el arca de Jehová en casa de Obed-edom geteo tres meses; y bendijo Jehová a Obed-edom y a toda su casa. 12 Fue dado aviso al rey David, diciendo: Jehová ha bendecido la casa de Obed-edom y todo lo que tiene, a causa del arca de Dios. Entonces David fue, y llevó con alegría el arca de Dios de casa de Obed-edom a la ciudad de David.

David era un hombre espiritual, la Biblia dice que era un hombre conforme al corazón de Jehová, esto quiere decir dos cosas. Había muchas cosas en la vida de David

  1. en su carácter, en su forma de ser que era parecido a Dios, él tenía la mente de Cristo. Él tenía una forma de pensar como Dios quiere,
  2. pero también David es alguien que busca la bendición de Dios en su vida.

Hay predicadores que hablan acerca de Jacob, Dios quería bendecir a Jacob, pero Jacob hacia transas con su padre y con su hermano, porque quería la bendición de Dios. Él lo hizo mal pero el por lo menos tenía el deseo de vivir bajo la bendición de Dios. Por esta causa Dios después de enseñarle y disciplinarlo le cambio de ser Jacob hacer Israel.

David tenía un tremendo deseo de agradar a Dios y conseguir la bendición de Dios, por eso David tomo consejo con sus príncipes, sus líderes, y él quiso llevar el arca de Dios a la ciudad de David o ciudad de Jerusalén. Porque el arca de Dios era simbólico de la presencia de Dios, y David quería estar lo más cerca de la presencia de Dios, David entonces se va con su gente y levantan el arca y lo traen a Jerusalén. En el camino el arca esta sobre un carro, los bueyes empiezan a tropezar y el arca se comienza a mover, y Uza (amigo de David y siervo de Dios) tenía miedo que el arca se cayera, y el extendió su mano para agarrar el arca y asegurarse que no se callera, pero eso ofendió a Dios, y Dios lo mato y Uza murió, David se desanimó y David dijo que no era digno de tener el arca de Dios en su casa, y lo llevaron a un lugar cerca que era la casa de Obed- edom.

David regresa a su ciudad, pero después de tiempo le llegan las noticias que Dios está bendiciendo a Obed-edom y todo lo que él tiene, entonces David cobro ánimo y fue rápido a buscar el arca de Dios. Solo vamos a ver tres cosas.

  1. Si quieres la bendición de Dios, tienes que hacer lo que Dios te manda y hacer las cosas en la forma que Dios te mando hacerlo.

Estaban imitando a los filisteos, años atrás habían llevado el arca de Dios a una batalla contra los filisteos, el pueblo de Israel estaba viviendo mal. Los hijos de Elías estaban fornicando con las mujeres que fueron al templo de Dios, estaban robando las ofrendas de Dios. Elías no estaba haciendo nada para detener a sus hijos, y la fornicación de sus hijos.

Israel andaban mal se estaban apartando de Dios, pero ellos cuando pelearon contra los filisteos, ellos creyeron que el poder de Dios estaba con ellos, ellos pensaron que algo simbólico iba a rescatarlos.

Y hoy en día mucha gente es así, ponen su fe en agua bendita, en crucifijos, y rosarios, en lugar de poner su fe en Dios.

  • Dios es un espíritu, y los que se quieren acercarse a Dios, es necesario venir a Dios en espíritu y en verdad.

Dios quiere más a un hombre que sea hombre, que un cristiano mundano que está tratando de fingir que está sirviendo a Dios.

Después llevaron el arca a tierra de los filisteos, y Dios empezó a maldecirlos, Dios les dio tumores donde hombres no quieren tener tumores. Y ellos empezaron a enfermarse, de tal forma que regresaron el arca a su tierra, entonces es por eso que el pueblo de Israel están imitando lo que habían hecho los filisteos.

Hoy en día hay muchas Iglesias y cristianos buscando la bendición de Dios, y lo que ellos hacen es imitar lo que hacen los incrédulos, ellos traen música mundana a la Iglesia, música contemporánea, ellos imitan el mundo pero buscan la bendición de Dios.

  • No debemos imitar al mundo para obtener la bendición de Dios.

Si queremos la bendición de Dios, tenemos que hacer las cosas como Dios manda.

Gálatas 2:16

16 sabiendo que el hombre no es justificado por las obras de la ley, sino por la fe de Jesucristo, nosotros también hemos creído en Jesucristo, para ser justificados por la fe de Cristo y no por las obras de la ley, por cuanto por las obras de la ley nadie será justificado.

Hoy en día hay muchas Iglesias que enseñan y predican buenas obras poner tu fe en Jesús y vas al cielo. La Biblia no dice eso, Dios dice, si quieres ver el reino de Dios tienes que nacer de nuevo, tienes que poner tu fe en Jesucristo, primero fe y luego buenas obras, primero recibir a Cristo y luego servir a Dios.

Ver 20

20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, más vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.

  • viene la salvación por fe

Efesios 2:8

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. 10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas.

La palabra don en griego quiere decir regalo, algo gratuito. Toda la honra y la gloria son para el Señor Jesucristo, es El que murió, es El quien derramo su sangre, Él es quien resucito, El merece la honra y la gloria por los siglos de los siglos. Después de ser salvo somos una nueva creatura en Cristo y ahora hacemos buenas obras. Lo que Dios ha ordenado que yo haga.

  • viene la vida cristiana
  • hacemos buenas obras
  • nos bautizamos
  • damos nuestro diezmo
  • asistimos a la Iglesia
  • oramos
  • leemos la Biblia
  • ser buen esposo (a)
  • ser buen padre para mis hijos
  • servir a Dios

Primero salvación luego las obras. ¿Cuál es la diferencia? La diferencia es la bendición de Dios o la ira de Dios. Si usted lo hace fuera del orden, porque primero no son las buenas obras para ser salvo, eso no agrada a Dios, más bien ofende a Dios. Eso trae la condenación de Dios.

Si nos queremos acercar a Dios tenemos que seguir el orden de Dios, Dios es un Dios de orden no de confusión.

1 Corintios 14 Dios explica a través de Pablo el donde de lenguas no es para la Iglesia, es algo que Dios dio para ganar a los incrédulos, era una señal, no para los creyentes, los creyentes no necesitamos una señal.

Dios les dio el poder a ellos de hablar en su propio idioma en donde habían nacido.

1 Crónicas 15:11-13

11 Y llamó David a los sacerdotes Sadoc y Abiatar, y a los levitas Uriel, Asaías, Joel, Semaías, Eliel y Aminadab, 12 y les dijo: Vosotros que sois los principales padres de las familias de los levitas, santificaos, vosotros y vuestros hermanos, y pasad el arca de Jehová Dios de Israel al lugar que le he preparado;13 pues por no haberlo hecho así vosotros la primera vez, Jehová nuestro Dios nos quebrantó, por cuanto no le buscamos según su ordenanza.

David está hablando a los líderes a los sacerdotes, de cómo lo tenían que haber hecho la primera vez. David quería buscar a Dios según su ordenanza.

Dios tiene un plan.

La esposa debe de sujetarse a su marido

Los hijos deben de honrar a su padre.

Pero tenemos jóvenes que no escuchan a sus padres y es que tienen sus propias ideas. Joven si quieres la bendición de Dios honra a tus padres para que te valla bien.

  • Debes de bautizarte después de ser salvo
  • Da tu ofrenda, debe de ser el diez por ciento de lo que ganas.

Dios no te necesita, tú necesitas de Dios.

Cuando empiezas a ver la bendición de Dios en otros tú quieres participar,

  1. David estaba celoso de la bendición de Obed-edom.

El vio a Dios bendiciendo a Obed-edom y le dio envidia a David. Y David dijo que él quería de esa bendición, eso no era algo malo, era algo bueno.

En la Biblia celos y envidia es pecado, cuando usted lee los diez mandamientos Dios, es increíble porque cuando llega al mandamiento de codiciar Él da mucho detalle, matar no es bueno, adulterio no es bueno, estas son cosas importantes pero cuando se comienza a mencionar la codicia entra mucho en detalle. No codicies nada de tu prójimo es un pecado.

Proverbios enseña que envidia es un pecado que destruye es en cáncer, es un pecado peligroso.

Santiago 3:13

13 ¿Quién es sabio y entendido entre vosotros? Muestre por la buena conducta sus obras en sabia mansedumbre. 14 Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad; 15 porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. 16 Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa.”

Cuando hay celos está abriendo la puerta a toda clase de pecado, la razón por la cual Dios habla tanto acerca de celo y envidia, la verdad es que todos codiciamos. Pero no con Dios, Él quiere que nosotros seamos celosos de Él.

2 Corintios 11:1-2

“¡Ojalá me toleraseis un poco de locura! Sí, toleradme. Porque os celo con celo de Dios; pues os he desposado con un solo esposo, para presentaros como una virgen pura a Cristo.”

Hay celos que son celos de Dios,

Juan 2:15

15 Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas;

Jesús llego hizo un azote, el volteo las mesas.

16 y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado.17 Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume.

Jesús era celoso, él amaba la casa de Dios. ¿Amas tu Iglesia? ¿Amas a tu pastor? ¿Eres celoso de Dios? ¿Eres celoso de las almas?

Pablo era celoso, Jesús era celoso, ellos amaban todo lo que tenía que ver con Dios, no es malo ser celoso de las bendiciones de Dios.

Cuando tú veas a Dios bendiciendo a alguien, Él también te quiere bendecir a ti.

Romanos 11:11

11 Digo, pues: ¿Han tropezado los de Israel para que cayesen? En ninguna manera; pero por su transgresión vino la salvación a los gentiles, para provocarles a celos.

Lo que Dios quiere hacer es bendecir a los gentiles, para provocar a los judíos a celos para que ellos vengan a ser salvos, Pablo esto era la que explicaba, cada vez que hablaba de salvación.

La Escritura dice que todo aquel que en el creyere no será avergonzado, va a hablar de tu fe, Cristo quiere que otros sepan que Cristo esta en tu corazón, porque no hay diferencia entre judío y griego el mismo Señor de todos es rico para con todos los que le invocan, porque todo aquel que invocare el nombre del Señor será salvo.

La misma salvación que yo tengo tu puedes tener, Dios no hace acepción de personas, Dios te puede bendecir a ti también, si pones las cosas en orden, como lo hizo David, el mismo Dios que está bendiciendo la otra Iglesia también puede bendecir tu Iglesia.

Solo tienes que poner las cosas en orden. David trajo el arca, David no robo la bendición de Obed-edom, porque él y su familia servían en el templo, y Dios les bendecía más a ellos que nunca.

  • La bendición de Dios se multiplica.

Cuando tú eres usado por Dios, Dios quiere que de ti salgan ríos de agua viva para otros, Él quiere bendecirte para que tú puedas ser de bendición a otros, David quería la bendición de Dios para que el pudiera ser de bendición a todo Israel. Y para que Israel pudiera ser de bendición a todo el mundo.

Eso era el plan de Dios, y cuando David siguió el plan de Dios, Dios le bendecía más que nunca.

Dios te bendecirá si tú lo quieres. Pero Él está esperando que tú lo quieras y pongas las cosas en orden.

 

Vista 1.557 veces. El día de hoy 1 veces.
2016-10-28T00:20:49+00:00 julio 21st, 2015|Pastor Kevin Wynne|0 Comments

Leave A Comment