¿ Por qué dejar de agradar a este mundo?

1 Pedro 4:1-5

1“ Puesto que Cristo ha padecido por nosotros en la carne, vosotros también armaos del mismo pensamiento; pues quien ha padecido en la carne, terminó con el pecado,

2 para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios.

3 Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías.

4 A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan;

5 pero ellos darán cuenta al que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos.”

Corría el año 64 en la ciudad de Roma cuando un incendio destruyó gran parte de la ciudad. Aunque la mayoría de los ciudadanos le atribuía este incendio al emperador Nerón, Nerón para quitarse el odio de los ciudadanos, le echó la culpa a un pequeño grupo de cristianos. Desde ese momento empezó una gran persecución contra los cristianos sufriendo ellos opresión ya que los romanos los consideraban como delincuentes creyendo que ellos habían incendiado Roma y de ahí comienza una persecución contra los cristianos. 

Pedro les escribe a los cristianos Pedro, apóstol de Jesucristo, a los expatriados de la dispersión en el Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia, Ellos todavía no sufrían las  consecuencias de esta persecución, pero sin duda el tiempo estaba cerca para que ellos empezaran a experimentarla. Uno de los temas de Pedro es Victoria en el sufrimiento.

1 Pedro 4:3 “Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías.” Parece que Pedro hace referencia a una vida libertina y comienza a hablar de esta vida de lascivia, de concupiscencia, de embriagueces, de orgías de abominables idolatrías, de esta vida de libertinaje. Pedro les dice “Baste ya el tiempo pasado” también pudiera decir “ya fue suficiente de vivir tu vida en lo que agrada a los gentiles.” 

El versículo 2 dice: “para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios.” La palabra ‘voluntad’ en griego es telema y esa misma palabra es la misma que ‘agrada’ que aparece en el versículo 3. Pudiéramos decir “baste ya el tiempo pasado para haber hecho la voluntad de los gentiles, el propósito de los gentiles” Lamentablemente muchos cristianos son títeres del mundo, muchos son títeres de su familia y amigos y hacen lo que agrada a su familia y amigos, lo que le agrada al vecino, lo que le agrada al jefe, pero no hacen lo que agrada al Señor y Pedro dice: “Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles” 

Este mundo tiene una corriente fuerte, está arrastrando a los jóvenes, a los pequeños, a los adultos y lamentablemente hay cristianos que en esta corriente se avientan y se dejan guiar, siguiendo hábitos, vestimenta, conducta y la norma de este mundo, pero Pedro dice: “Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles” ¡Vive para agradar a Cristo!

En Jueces 16:25 dice: Y aconteció que cuando sintieron alegría en su corazón, dijeron: Llamad a Sansón, para que nos divierta. Y llamaron a Sansón de la cárcel, y sirvió de juguete delante de ellos; y lo pusieron entre las columnas.” Lamentablemente muchos cristianos son diversión de alguien más, son diversión de su familia, de sus amigos, de sus compañeros, de su jefe de trabajo. Para los filisteos su títere era Sansón, y muchos cristianos son la diversión del mundo. 

El mundo te odia, te menosprecia, te persigue, no quiere a nuestro Señor Jesucristo, pero hay cristianos que viven como el mundo les dice y Pedro dice ya es suficiente de agardar a este mundo, andando en concupiscencias, andando en abominables idolatrías y dice A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan;” 

Muchos cristianos viven agradando a alguien más o así mismos pero al Señor no quieren agradar. Muchos cristianos viven agradando a alguien más, pero a quien dio su vida por ellos no quieren ni están dispuestos a agradar. 

¡Vive para agradar a Dios! ¡Deja de agradar a este mundo! Debemos vivir para agradar a nuestro Salvador. No trates de agradar a tu familia fuera de Cristo; no trates de quedar bien con tu familia y excluir a Cristo. Pedro dice: Ya basta. Que no te importe quedar bien con el vecino, que no te importe quedar bien con tu familiar, que te importe agradar a Cristo, él dio su vida por ti, él te perdona a pesar de lo necio que tú eres, él te ha dado todo. 

¿Cómo queremos agradar al Señor Jesucristo? Romanos 8:8 dice: y los que viven según la carne no pueden agradar a Dios. ¿Cómo queremos agradar a nuestro Salvador si vivimos en la carne? Debemos vivir para agradar a nuestro Salvador. Dice la Palabra de Dios en 2 Timoteo 2:4 Ninguno que milita se enreda en los negocios de la vida, a fin de agradar a aquel que lo tomó por soldado.Este mundo te persigue, odia a nuestro Salvador y lamentablemente hay muchos cristianos que están agradando a este  mundo. Este mundo te roba a tus hijos, se roba el amor de tus hijos, se está robando la pureza de tus hijos. Ahora que está la pandemia y que no salen, dejas a tus hijos con mamá Netflix y papá Youtube y ahí andan los chamacos todo el día, ¿Qué ven? Pura cosa edificante seguramente. Regresas a tu casa y tus hijos están más fervientes en Espíritu, y quieren servir, ¡No! están más rebeldes, más cabezones, más mundanos, más ingratos y no hacen lo que Dios quiere porque estamos moldeandonos a este mundo y vivimos tratando de agradar a este mundo menos a nuestro Salvador. Este mundo se roba el honor, la fidelidad, se roba a tus hijos. “Ya fue suficiente”, dice Pedro. No agrades a este mundo que te menosprecia.

Este mundo con sus placeres y deleites ha dividido a tu familia, ha destruido tu matrimonio, no sigas viviendo para agradar al amigo o al vecino, o al compadre, o a un familiar ¡Vive para agradar a Cristo!

El rey Nabucodonozor hizo una estatua y había dicho que al oír el sonido del tamboril, del arpa, de la zampoña y de todos instrumentos se postraran a la estatua de oro que había edificado y todos lo que hicieran eso iban a agradar al rey Nabucodonosor. Pero dice la palabra de Dios que había unos metiches y chismosos que dijeron: Hay unos varones judíos, los cuales pusiste sobre los negocios de la provincia de Babilonia: Sadrac, Mesac y Abed-nego; estos varones, oh rey, no te han respetado;” Y ese es el problema con muchos cristianos. Viven preocupados por respetar a alguien más y no al Señor Jesucristo. ¿Sabes quién merece tu respeto? El único que merece tu respeto sobre todo los demás es Cristo, él se dio por ti, él te perdona todos los días, él abre sus brazos misericordioso y no importa si le das la espalda, si no lo amas, si no lo sigues, él te sigue amando igual y te sigue perdonando, él merece tu respeto, pero hay algunos cristianos que dicen: “pastor, es que lo hago es por respeto a mi jefe. Cuando hace convivio y lleva su botella por respeto que se merece mi jefe debo estar ahí.” “Bueno, pastor, es que en la escuela me piden la ofrenda y por respeto al maestro, yo no hago nada, pero si llevo una lechita que para que el muertito coma.” Muchos viven respetando a alguien pero a Cristo y a su palabra no respetan y dice Pedro “ya basta el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles.”

Dice la palabra de Dios en Daniel 3:15-18 “Ahora, pues, ¿estáis dispuestos para que al oír el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, os postréis y adoréis la estatua que he hecho? Porque si no la adorareis, en la misma hora seréis echados en medio de un horno de fuego ardiendo; ¿y qué dios será aquel que os libre de mis manos? Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto. He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará. Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado.”  Pero fijate la pregunta que les hace Nabucodonosor “¿y qué dios será aquel que os libre de mis manos?” Esto es lo que el mundo quiere saber. El mundo quiere saber que hay un Dios que nos puede librar, que tenemos un Dios poderoso, quiere que le demostremos que tenemos un Dios vivo y verdadero, pero vives tratando de agradar a este mundo, te viste como este mundo te pide, hablas como este mundo; que no te importe si este mundo te excluye. Agrada a tu salvador.

¿Quiénes son los únicos que van a demostrar que existe un Dios vivo y verdadero? Los cristianos. Pero tristes cristianos débiles, mediocres, mundanos, pasivos, quejumbrosos, que no quieren hacer nada por el Señor. 

Pedro dice: Ya basta. Ya gastaste tu vida en este mundo, ya desperdiciaste mucho agradando a este mundo, vive para agradar a tu Salvador.

Pero cristianos dicen: “¡Ay pastor! es que si voy vestido como un cristiano a la escuela me persiguen, me empiezan a criticar, se burlan de mí” y el mundo dice ¿Qué dios? Y tristes cristianos miedosos no hacen nada por lo que el mundo diga, no que el mundo haga. ¡Si viviéramos en el tiempo pasado, donde en verdad los perseguían y mataban! Había cristianos que se paraban fieles por el Señor porque ellos decían: Me vale mas agradar a mi Salvador, al que murió por mí, al que me perdonó, que agradar a este mundo.

1 Pedro 4:3-4 dice: “Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías. A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan;”  A los demás a tu familia, a tus amigos, a tus vecinos, a tu compañeros en la escuela, a tu jefe ¿les parece cosa extraña cómo te conduces?

Dicen: “¡Ay qué extraño! y ¿por qué se vestirá así con sus faldotas? ¡Mírala!” ¿El mundo se extraña por tu manera de vestir? Dice: “¡Ay mira, que extraño, ese no dice groserías!” y hay unos sinvergüenzas que dicen que son cristianos y dicen groserías. Muy chula te ves hermana diciendo groserías, tú muy galla, descarada, pena te debería dar, que mal se ve una mujer diciendo groserías, si un hombre se ve mal, la mujer peor. Dice “A éstos les parece cosa extraña” a estos les impresiona que tú no vivas como ellos, y te persiguen, te critican, te juzgan y se burlan y les parece cosa extraña. Pero es lo contrario, te ven extraño no porque vives como cristiano, te ven extraño porque dices que eres cristiano y vives como un mundano. “¡Ay qué extraño! yo pensé que los cristianos no tomaban, pero mira a ese”; “Mira, qué extraño, yo pensaba que los cristianos no fumaban”; “Mira, qué extraño, qué sorprendente, yo pensé que los cristianos no se vestían sensual”; “Qué extraño, yo pensaba que los cristianos no bailaban”. El mundo se extraña porque dices que eres cristiano y vives como ellos. ¿Cómo te ven los demás? 

¿Por qué no agradar a este mundo?

1. Porque fuimos rescatados de una vida perdida.

Gloria a Dios que Dios te rescató de una vida sin sentido, de una vida sin propósito y Dios te dio una nueva vida. En 1 Pedro 1:18-19 “sabiendo que fuisteis rescatados de vuestra vana manera de vivir, la cual recibisteis de vuestros padres, no con cosas corruptibles, como oro o plata, sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación,” Eso costó tu nueva vida.

Conocí a un joven en Toluca que tenía como 22 años y él desde los 12 años se metió en las drogas. Después llegó a la iglesia, se metió a la escuela cristiana pero no aguanto se salió y regresó a las drogas, y lo llevaron a San Luis Potosí, en Monte de Paz para que lo ayudaran. Dios lo salvó y fue llamado para servir a Dios de tiempo completo. Dios lo cambió y si tú lo veías no parecía que se había drogado. Eso es lo que hace la preciosa sangre de nuestro señor Jesucristo en nuestras vidas.

¿Por qué dejar de vivir como este mundo te pide? Porque Cristo te dio una nueva vida con propósito. Visualizate en el pasado, sin Cristo, ¿donde estarías? Si muchos de nosotros andamos como andamos y somos salvos, imagínate si Cristo no nos hubiera salvado.

Dice la palabra de Dios “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.” A ese hombre golpeador Dios lo transforma en un esposo amoroso; a ese hombre mujeriego, Dios lo transforma en un esposo fiel. 

¿Por qué dejar de agradar a este mundo? por lo que Dios hizo en tu vida. ¿No estás agradecido por eso? Dios no solamente cambió tu destino, también cambió tu vida, ha cambiado tu vida, la vida de tu familia. ¿Dónde estarían tus hijos si Cristo no hubiera llegado a tu hogar?  Cristo ha llegado con salvación a tu hogar y no es para que después de que Cristo te ha lavado, después que te ha comprado, después de que Cristo te ha posicionado, te vuelvas a enlodarte con el placer de este mundo. Cristo te ha comprado con su preciosa sangre y te ha dado la oportunidad de vivir una vida completamente diferente. ¡Agrada a tu Salvador! Ya basta de agradar a este mundo, agrada a tu Salvador porque dio su vida por ti, te ha dado una vida con propósito.

2. Porque Dios te ha hecho su pueblo

1 Pedro 2:10-12 dice: “vosotros que en otro tiempo no erais pueblo, pero que ahora sois pueblo de Dios; que en otro tiempo no habíais alcanzado misericordia, pero ahora habéis alcanzado misericordia. Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma,  manteniendo buena vuestra manera de vivir entre los gentiles; para que en lo que murmuran de vosotros como de malhechores, glorifiquen a Dios en el día de la visitación, al considerar vuestras buenas obras.” 

Dios te ha comprado, Dios te ha salvado, no solo te ha dado la salvación, ahora eres su pueblo, y Dios quiere un pueblo santo, un pueblo apartado. Tenemos que ser un pueblo diferente. 

Dice la Biblia en Apocalipsis 18:1-6 “Después de esto vi a otro ángel descender del cielo con gran poder; y la tierra fue alumbrada con su gloria. Y clamó con voz potente, diciendo: Ha caído, ha caído la gran Babilonia, y se ha hecho habitación de demonios y guarida de todo espíritu inmundo, y albergue de toda ave inmunda y aborrecible.Porque todas las naciones han bebido del vino del furor de su fornicación; y los reyes de la tierra han fornicado con ella, y los mercaderes de la tierra se han enriquecido de la potencia de sus deleites. Y oí otra voz del cielo, que decía: Salid de ella, pueblo mío, para que no seáis partícipes de sus pecados, ni recibáis parte de sus plagas; porque sus pecados han llegado hasta el cielo, y Dios se ha acordado de sus maldades. Dadle a ella como ella os ha dado, y pagadle doble según sus obras; en el cáliz en que ella preparó bebida, preparadle a ella el doble.” Dios dice; Salid en medio de ella, y dice también en 2 Corintios 6:17 “Por lo cual, Salid de en medio de ellos, y apartaos, dice el Señor,Y no toquéis lo inmundo; Y yo os recibiré,”

¿Por qué dejar de agradar a este mundo? porque Dios te ha hecho su pueblo. No es cosa menor que Dios te haya hecho parte de su pueblo. Vive como Dios quiere que tú vivas, una vida diferente de este mundo. Este mundo cada vez más va a la perdición. Dice en Timoteo “porque vendrán tiempos peligrosos donde habrá hombres amadores de sí mismos.” la palabra peligrosos es es la misma palabra que aparece en Mateo cuando habla de los endemoniados gadarenos, cuando había endemoniados feroces que nadie podía pasar cerca de ellos. Si Pablo estaba diciendo que eran tiempos peligrosos y feroces donde no había internet, donde no estaban expuestos a tanta tecnología, ¿que diría Pablo de estos días? Dice la Palabra de Dios que nos ha hecho su pueblo. Vive como su pueblo.

3. Porque se acerca el fin

1 Pedro 4:7 dice: “Mas el fin de todas las cosas se acerca; sed, pues, sobrios, y velad en oración.” Hay cristianos que viven sin la conciencia de que hoy pudieran morir. La mayoría no pensamos en la muerte, no tenemos conciencia de que somos finitos.

Estamos viviendo en un tiempo difícil de pandemia. Este tiempo nos debería de meter en conciencia de que somos tan temporales que dependemos de un Dios santo y amoroso y que en cualquier momento podemos perder la vida. Esto nos debió haber metido en conciencia y decir: “Me tengo que poner las pilas, he gastado mucho de mi vida, haciendo lo que no es agradable a Dios. Voy a vivir este tiempo que resta para agradar a Dios y deleitarme en su palabra, en su voluntad.”

Ya fue suficiente el tiempo que has vivido en el mundo, en los deleites, vive de ahora en adelante para agradar a tu Salvador. No trates de quedar bien con alguien más, agrada a tu precioso salvador, él se dio por ti, él te ama a pesar de que le hayas dado la espalda. Pero a este mundo que te odia, que te pisotea y menosprecia tu fe a este mundo agradas y al Dios que te ama y siempre esta contigo lo menosprecias. 

Dice 1 Pedro 4:2 “para no vivir el tiempo que resta en la carne, conforme a las concupiscencias de los hombres, sino conforme a la voluntad de Dios.” ¿Cómo estás viviendo? Lo que estamos viviendo es lo que nos resta. En pocas palabras estamos viviendo horas extras ¿cómo estás viviendo? Si te dijeran que te quedan quince días de vida, ¿que harás? cómo cambia nuestra perspectiva, Dios dice para no vivir el tiempo que resta en la carne… Ya basta de haber hecho lo que agrada a este mundo, vive para agradar a tu Salvador, él te dio una nueva vida con propósito, te hizo parte de su  pueblo y se acerca el fin. Vamos a dar cuentas delante de Dios, vamos a estar delante de Él para dar cuentas, ¿qué cuentas le vas a dar? 

Dice 1 Juan 2:28  “Y ahora, hijitos, permaneced en él, para que cuando se manifieste, tengamos confianza, para que en su venida no nos alejemos de él avergonzados.”  Cristo viene. Ya basta de haber hecho lo que agrada a este mundo.

Vista 294 veces. El día de hoy 1 veces.