El Peligro de la Televisión

~ Por el Pastor David Cortés

1 Juan 5:19 – “19 Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno.”

No solo sabemos que somos de Dios, también sabemos que el mundo está bajo el maligno.

Bajo a considerar uno de los enemigos más sutiles y poderosos que tenemos en nuestra vida, me voy a referir a la televisión.
Vamos a tener que enfrentarnos a la decisión, si continuamos con la influencia de la televisión o la quitamos de en medio de nuestra vida y de nuestros hogares.

Los creyentes que más alto han llegado en las cosas de Dios no tienen televisión, pero aquellos que han caído en el pecado, en la pereza, en el desinterés espiritual curiosamente son los que tienen televisión.

Este instrumento ha sido tomado por el diablo, forjado por el diablo, programado por el diablo; para afectar hasta la ruina moral y espiritual a nuestros niños, jóvenes, adultos, obreros y ministros.
La televisión ha tomado control del carácter y de las pasiones, de las decisiones y de las reacciones de las personas.

El poder de la televisión

Su atractivo es irresistible, está a un precio tan módico que aun las personas por escasos recursos que tenga, puede obtener una, dos, tres o más aparatos de televisión.
Hay de todo tipo y tamaño, podemos manejarla con una facilidad increíble, es sumamente poderosa, sus programas son variados; la capacidad de alcance de los comerciales está completamente diseñado por personas preparadas, para atacar la conciencia y la subconsciencia de todo tipo de persona desde una persona mayor hasta un niño; es capaz de entretenernos por varias horas y hacer que el tiempo no se sienta; porque satanás a usado a sus instrumentos, hombres y mujeres ajenos de la vida de Dios, impíos y desleales que se dedican a hacer estudios de la psicología, sociología, mercadotecnia y todos los recursos mundanos para poder captar lo más posible la atención de todos los televidentes.

El poder de la televisión encaja perfectamente sin duda alguna encaja perfectamente en 1 Juan 5:19 cuando dice: “Sabemos que somos de Dios, y el mundo entero está bajo el maligno. “

No crea usted que detrás de los programas de la televisión hay personas consagradas a Dios, al contrario solo hay gente interesada en ganar dinero y pasar por encima de quien sea y mandar a la ruina moral, espiritual y al mismo infierno a quien sea, sean niños, sean adultos, sean jóvenes, no les importa absolutamente nada.

La televisión es un maestro excelente, diestro en los métodos pedagógicos, que está forjando nuestras generaciones.

Si usted decide quitarla de su hogar, no apagarla, no desenchufarla, quitarla definitivamente de su hogar; usted vera cambios favorables en toda la familia.

El peligro de la televisión

1. Provoca pérdida de tiempo.

Efesios 5:16

“16 aprovechando el tiempo, porque los días son malos.”

Si nosotros logramos quitar la televisión de nuestras vidas, vamos a encontrarnos con que tenemos más tiempo para leer la biblia, más tiempo para pasarlo con Dios en oración, más tiempo para pasarlo con la familia, más tiempo para llegar a tiempo a la iglesia, más tiempo para ganar almas, más tiempo para ocuparnos de las cosas espirituales y ocuparnos nuestra salvación como la biblia ordena.

2. Premia la violencia y la rebeldía.

Ezequiel 7:1-11

“1 Vino a mí palabra de Jehová, diciendo: 2 Tú, hijo de hombre, así ha dicho Jehová el Señor de la tierra de Israel: El fin, el fin viene  sobre los cuatro extremos de la tierra. 3 Ahora será el fin sobre ti, y enviaré sobre ti mi furor, y te juzgaré según tus caminos; y pondré sobre ti todas tus abominaciones. 4 Y mi ojo no te perdonará, ni tendré misericordia; antes pondré sobre ti tus caminos, y en medio de ti estarán tus abominaciones; y sabréis que yo soy Jehová. 5 Así ha dicho Jehová el Señor: Un mal, he aquí que viene un mal. 6 Viene el fin, el fin viene; se ha despertado contra ti; he aquí viene. 7 La mañana viene para ti, oh morador de la tierra; el tiempo viene, cercano está el día; día de tumulto, y no de alegría, sobre los montes. 8 Ahora pronto derramaré mi ira sobre ti, y cumpliré en ti mi furor, y te juzgaré según tus caminos; y pondré sobre ti tus abominaciones. 9 Y mi ojo no perdonará, ni tendré misericordia; según tus caminos pondré sobre ti, y en medio de ti estarán tus abominaciones; y sabréis que yo Jehová soy el que castiga. 10 He aquí el día, he aquí que viene; ha salido la mañana; ha florecido la vara, ha reverdecido la soberbia. 11 La violencia se ha levantado en vara de maldad;”

Los niños aprenden la violencia desde las caricaturas que nosotros creemos son para niños, son para niños para criar en ellos verdaderos delincuentes; caricaturas violentas donde siempre gana el héroe, armas mortales, habilidades, sangre, muerte, pasión por el escape, la burla de las autoridades y la falta de castigos, es lo que están bebiendo todos los días nuestros hijos, jóvenes y adultos en la televisión.

La televisión premia la violencia y la rebeldía; el más violento, el más capaz es el que recibe más aplausos, es el que gana más dinero, es el más guapo, es el más fuerte, es el modelo, es el que tiene éxito en la sociedad, el más violento, el más cruel, el más sanguinario, el más poderoso, el que es capaz de deshacerse en balas y levantarse imponente ante la muerte, ese es el modelo que están llevando nuestros hijos.

A nuestros hijos les parecen los personajes bíblicos ridículos comparados a los personajes que tan evidente y tan floridamente les presento la televisión.

3. Promueve los vicios

La televisión promueve los vicios la borrachera, la drogadicción, cervezas de todas marcas, vinos, licores, de lado de figuras famosas; incitando a los jóvenes, incitando a los hombres y mujeres a embriagarse de los vicios de este mundo; la promueve todos los días, todos los tiempos, en todos los horarios y en todos los programas, están recibiendo las personas una invitación a embriagarse, a ser viciosos.

Romanos 13:13

“13 Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivas, no en contiendas y envidia,”

Y no veo como se pueda cumplir este mandamiento, con la televisión encima; la televisión promueve los vicios, la borrachera y la drogadicción.

4. Pública el adulterio y la fornicación

Vivimos en una sociedad fornicaria, perversa, de baja moral, de ruina moral, gracias a la televisión.

Hebreos 13:4

“4 Honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.”

La televisión es tan poderosa que no nos ha dejado entender que lo que estamos tolerando, es el adulterio, la fornicación y toda clase de perversiones.

5. Produce vocabulario obsceno y ademanes sucios

Dice la palabra de Dios: “que de no ser astutos contra el mal”

La televisión le está enseñando a nuestros hijos la manera de hablar, la manera de reaccionar; la televisión lo está educando.

Judas 1:10

“10 Pero éstos blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, se corrompen como animales irracionales.”

Esos son los que están en la televisión, delante de nuestros hijos están haciendo toda clase de obscenidades, ademanes, palabras que tienen la intención de pervertir la mente y nosotros todo lo que hacemos es reírnos, con los comediantes, con los payasos diabólicos que entretienen a nuestros hijos.

6. Propone el doble sentido y la insinuación

Nuestros muchachos son más hábiles para captar las cosas de doble sentido que nuestros viejos, maliciosos a más no poder.
Porque esta instruida su mente a las perversiones, a aquello que esta insinuándose algo.

1 Timoteo 5:22

“22 No impongas con ligereza las manos a ninguno, ni participes en pecados ajenos. Consérvate puro.”

Ya no somos ingenuos, ya no somos aquellas mentes sin malicia.

7. Propaga la pornografía

Gálatas 5:19

“19 Y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia,”

Efesios 4:19

“19 los cuales, después que perdieron toda sensibilidad, se entregaron a la lascivia para cometer con avidez toda clase de impureza.”

1 Pedro 4:3

“3 Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías.”

Romanos 1:27

“27 y de igual modo también los hombres, dejando el uso natural de la mujer, se encendieron en su lascivia unos con otros, cometiendo hechos vergonzosos hombres con hombres, y recibiendo en sí mismos la retribución debida a su extravío.”

Afecta la mente, el corazón de todos, especialmente varones jóvenes.

8. Proclama la homosexualidad y el lesbianismo

En películas, entrevistas alabando a los homosexuales, y aplaudiéndoles lo que son.

9. Penetra filosofías mundanas y diabólicas a la mente del televidente

En programas enseñando teorías absurdas, enseñado de evolución y filosofías diabólicas.

Santiago 3:15

“15 porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica.”

10. Pelea contra Dios, su palabra y sus siervos

Ridiculiza cuantas veces pueda todo lo que sea bíblico y de Dios.
El poder del maligno entero, está en el mundo.

11. Propicia el ocultismo y el satanismo

Horóscopos, videntes, psíquicos.

Horas por semana promoviendo el ocultismo.

Apocalipsis 21:8

“8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.”

12.- Privilegia la idolatría

1 Pedro 4:3

“3 Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías.”

Misas enteras del papa, de los obispos, ahí están presentados como algo grande.
Apariciones de la virgen,  privilegiando la idolatría.

Vista 22.958 veces. El día de hoy 1 veces.