¿Cómo afrontar una tragedia?

Mateo 1:18-25 

18 “El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo.

19 José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente.

20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

22 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo:

23 He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo, Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.

24 Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer.

25 Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre JESÚS.”

Lo que contemplamos en este pasaje es uno de los milagros más maravillosos, es la visita de nuestro Señor, el Hijo de Dios a este mundo que estaba en oscuridad en decadencia, en dolor, en una de las peores etapas en cuanto al gobierno civil y en cuanto a lo espiritual. 

En uno de los momentos más tristes es cuando pasa esto, y también es algo maravilloso porque al final del verso 23 dice  “que traducido es: Dios con nosotros.” Qué bueno que el Señor nos visitó, por su gracia y misericordia somos salvos. Aunque para nosotros es una historia maravillosa y nos llena de regocijo y en navidad decoramos y es felicidad, quiero decirle algo: En el ámbito del hogar en dónde estaban José y María no fue un momento muy bonito que digamos; aunque para nosotros nos trajo felicidad, para el seno familiar de José y de María, no fue algo muy bonito que digamos, es más, podríamos calificarlo, incluso, como una tragedia. Ellos pasaron una tragedia y quiero describir la tragedia y también cómo es que ellos afrontaron esta tragedia.

Qué tremendos tiempos de Covid. Creo que no nos lo esperábamos, y uno como pastor siempre está tratando de ver por donde viene el enemigo porque esa es una de nuestras funciones, estar velando por el rebaño, siempre estamos viendo huecos por donde el enemigo quiere meterse. Pero le aseguro algo: Dentro de todo lo que nos rodeaba, tal vez a la gran mayoría nos nos pasó por la mente la situación que estamos viviendo. 

Muchas veces pueden llegar a la vida tragedias, tanto en el ámbito familiar, en el ámbito personal  y esos son solo dos ejemplos porque podríamos tener muchas tragedias o muchos momentos tristes. Podríamos decir en el ámbito laboral. Tal vez te sientes en el trabajo muy feliz, lo sientes seguro y cuando menos te acuerdas ya estás fuera. En la familia, en lo personal, en lo laboral, en el matrimonio y con los hijos pueden haber momentos que son muy difíciles que incluso podríamos calificarlos como tragedias, aún en la iglesia pueden haber momentos difíciles.

¿Qué es una tragedia? Es un término usado en la literatura que narra los peores pasajes de una persona o de una familia. En estas obras de literatura las tragedias nunca acaban bien. Por ejemplo: La historia de Romeo y Julieta, ellos por su amor acaban muertos; y hay muchas historias de la literatura que acaban en tristeza.

Esto no solo pasa en la gente más pecadora, como dicen, esto puede pasar incluso hasta en las mejores familias. Hay veces que el avance de la obra se da más en momentos tristes que en momentos felices. Lo podemos ver en el libro de Hechos. La iglesia avanzó y puso todo su esfuerzo cuando estuvieron en tribulación, en angustia, en persecución. Vemos a los grandes profetas y en los momentos más tristes es cuando salían adelante, no por nada el apóstol Pablo decía “Cuando soy débil entonces soy fuerte. Cuando hubo problemas en la iglesia, en el arresto de Pedro y Juan, en la muerte de Juan el Bautista y en la misma muerte de nuestro Señor Jesucristo, a diferencia de la literatura que siempre acaban en tristeza, la iglesia siempre acaba bien. Aunque vienen momentos de dificultad y de dolor, la iglesia se levanta. Algunos hermanos me decían “como que necesitábamos enfermarnos para echarle ganas de adeveras.”

¿Qué trajo la muerte de Felipe? Nos trajo uno de los más grandes misioneros que es el apóstol Pablo. Cuando hubo problemas en la iglesia porque decían que tenían preferencias con las mujeres judías, eso trajo diáconos en la iglesia. En el arresto de Pedro y Juan, trajo gozo y fuerza a la iglesia para ir hacia delante y predicar el evangelio; la muerte de nuestro Señor Jesucristo, la más grande tragedia, trajo resurrección y vida eterna para todo el mundo.

Hablamos de que en las tragedias vienen los momentos en los cuales son oportunidad para ir adelante. En la iglesia tenemos un lema y hablamos mucho de las pruebas y yo les pregunto ¿qué es una prueba? y una prueba es un sinónimo de examen y los exámenes son para sacarse un cien. ¿Estás en una prueba? Saca un cien. Porque podemos ir hacia adelante.

¿Cúal es la magnitud de la tragedia que hubo con José y María? Dice el versículo 18 El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo. Todo iba perfecto y la tragedia que pasó este hombre y esta mujer no fue debido al pecado porque el 90% de las tragedias vienen debido al pecado, a la falta de cordura de los hijos de Dios. Bien dice Eclesiastés 10 que las moscas muertas echan a perder y dan mal olor al perfume del perfumista, así una locura al que es considerado como sabio. Una locura nos puede traer una tragedia pero con José y María no fue así. Fue una intervención divina, podríamos decir que la intervención divina trajo la dificultad porque trajo un nacimiento antes de una unión matrimonial.

Creo que tenemos que tener los ojos bien abiertos, porque ahora ya no es mal visto que una pareja haya concebido antes de casarse y eso es algo malo, algo que no debe de pasar. En los tiempos de Jesús, esto era muy mal visto, la vida de María estaba en peligro, la podían matar porque nadie le iba a creer ese “cuento” (que sabemos que no fue cuento), no por nada al Señor Jesucristo le llamaban hijo de fornicación, sería una marca que ella llevaría toda su vida, sería un estigma que nunca se borraría. En Proverbios 6 dice “Mas el que comete adulterio es falto de entendimiento, corrompe su alma quien tal hace.” De modo que eso iba a quedar marcado para siempre. Una vergüenza para José y para María. Tenemos que saber algo: La gente no perdona, Dios sí, la gente no. Dijo una vez una persona: “No importa cuantos favores le hagas a alguien, siempre te van a criticar por el que no les hiciste.” Y toda tu vida te pudiste haber dedicado al beneficio de esas personas, pero si cometiste un error, metiste la pata, no le hiciste el favor que necesitaban, se les olvidó todo lo que hiciste por ellos. En este mundo hay tanto odio y lo que la gente reparte es odio y eso lo puedes ver en redes sociales. Una persona que ni sabe el problema, lo publica de una manera tonta porque no deberían de hacerlo y la gente que ni sabe que onda están diciendo “y así son todos…” Este mundo tiene mucho odio que dar.

Tal vez vas a tener un problema familiar, no te lo deseo, pero es muy probable que lo tengas. ¿Cómo afrontaron María y José este problema? 

El versículo 18 nos planteó el problema y en el versículo 19 nos dice cómo lo solucionaron José su marido… José ya era contado como su marido. En la región oriental es diferente que nosotros. Por ejemplo: Si tú vas y pides a la muchacha, tal vez ya te la dieron en compromiso pero aún no están casados, están casados hasta que firman; en el oriente no es así. Cuando ya la piden ya están casados. Solamente que viene una etapa que se llama desposorio, es que ya están casados, pero aun no vive con su esposa, pero va a preparar un hogar para ella. Es la misma etapa que tenemos con el Señor Jesucristo. Nosotros todavía no estamos con él, pero ya estamos comprometidos. Él es es el esposo de la iglesia, él fue a preparar lugar para nosotros como dice en el libro de Juan.

Este hombre ya estaba comprometido y la primera manera en la que va a resolver un problema ya sea matrimonial o en tu vida o aun en la iglesia es con COMPROMISO. Él sabía que estaba casado. ¿Qué era lo más fácil? Algunos dicen “Aquí se rompió una taza, y cada quien para su casa.” Dios nos  llama a la unidad. Debe de haber unidad en el matrimonio para poder salir adelante, que aquel hizo algo que no debía, que aquella quedó mal en algo, que tu hijo hizo esto, no te lo deseo pero si un día tienes un problema de esto tienes que saber que la primera cosa, el primer elemento con que vas a salir adelante de una tragedia es con compromiso. Es tu esposo, tu esposa, tu hijo, tu hija, tenemos que salir adelante. Este mundo va a tirar odio, pero el amor de Dios es tan maravilloso y él nos lo muestra en Jeremías Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.El amor de Dios va más allá que el amor de un padre o de una madre.

Yo quiero imaginar que ya eres salvo y ya estás bautizado. Qué fácil es hablar de la iglesia como despojándose de ella, pero la iglesia somos las personas, no el edificio. Somos la iglesia y si pasa algo tenemos que salir todos adelante y a eso le llamamos COMPROMISO. Debemos de afrontar las cosas de esta manera. Té hiciste un compromiso con el Señor cuando lo aceptaste como tu salvador, él te compró por precio, por sangre derramada en la cruz. A este hombre no se le olvidó que era su marido.

Y sigue diciendo el versículo José su marido, como era justo, No era solamente su marido, era un hombre justo y a esto le llamamos CARÁCTER CRISTIANO porque si no sale la carne y empezamos a destruirnos unos a otros y pasan cosas malas. Si hemos de sacar algo adelante debe de ser con carácter cristiano. ¿Cómo vamos enfrentar las cosas? Como Cristo las enfrentaría, como una persona redimida por Dios, como alguien que conoce a Dios. No como una persona peleonera. Hay que tener carácter cristiano.

Debemos de reaccionar como personas que conocen a Dios, nunca apartarnos de lo que dicta la Biblia. ¿Por qué salieron adelante José y María? María salió adelante porque se casó con un buen hijo de Dios. José era justo y él resolvió las cosas como Dios le dijo. Qué importante es tener un buen testimonio.  Hay situaciones tan feas cuando los mismos problemas matrimoniales llegan a los juzgados o cuando entre hermanos se están demandando y que feo cuando una persona tiene mal testimonio porque cuando tú vas  a un juzgado, te van a hacer que digas todo lo que dijiste y van a salir todas las verdades, lo que creíste que nadie iba a saber, y así no vamos a solucionar nada.

José era un hombre justo, era una persona que sabía reaccionar como tenía que reaccionar, y ella era una mujer de Dios que aunque pasaron un momento sumamente difícil pudieron salir adelante. Vemos en José el ideal que una persona puede tener, el discernimiento espiritual. José era un buen hombre.

Dice el versículo 19 José su marido, como era justo, y no quería infamarla, En otras palabras no quería dañarla. A eso le llamamos AMOR. ¿Recuerdas que la Biblia nos dice que el amor nunca deja de ser? Tú vas a amar a tu esposa y el amor nunca se tiene que ir. Por más triste que haya estado la situación, el amor nunca deja de ser. El amor todo lo sufre, todo lo espera y todo lo soporta. Tus hijos siempre serán tus hijos aunque hagan cosas malas (y espero que no lo hagan) y tú tienes que hacer las cosas con amor, no con el deseo de herir. Imagínate a María diciéndoles a José “Oye, ¿qué crees? Acabo de concebir del Espíritu Santo.” Tal vez José no se la creía y él ahora tiene que hacer frente a este problema, pero él tal vez en su corazón lo dudaba, pero él no buscaba venganza porque a pesar de todo no la quería infamarla. 

Hay veces que en el matrimonio nos hacemos daño, con ganas de despedazar a la otra persona con nuestras palabras, a nuestros hijos los dañamos de más, se nos va la lengua y la disciplina y si llega a pasar algo en la iglesia, hacemos comentarios porque lo hacemos no con amor sino con ganas de dañar. A José le dolía lo que le dolería a María. No importa todo el odio que escuches, tú debes de amar a esa persona. 

Si tú pasas por un penal y ves en un día de visitas a las mamás con su tupper de comida, tal vez uno piensa “¿No ve que ese muchacho es un delincuente, que hizo mal?” y ella va a decir “Sí, pero es mi hijo y lo amo.” Nunca debemos reaccionar con odio. El amor nunca deja de ser, el amor no abandona. Por ley José tenía que denunciar y ella tendría que ser apedreada. Cuando dijo que la quiso dejar, significa divorciarse de ella porque ya estaban casados y así, nadie se daría cuenta y ella tal vez iba a tener el producto de su vientre, pero ella no sería apedreada, de modo que dejarla o divorciarse de ella, no era un acto de odio, sino de amor para que a ella no la mataran.

Si te fijas el que siempre tomó la iniciativa fue él, y las últimas palabras del verso 19 dice quiso dejarla secretamente. ¿Cómo tenemos que afrontar las cosas? Con DISCRESION. Pero pasa algo y en vez de orar a Dios, empezamos a chismear y hablar lo que no deberíamos. José nos pone el ejemplo de una gran tragedia y él dice que lo quiso hacer de una manera discreta, de una manera secreta. 

Las cosas se resuelven de una manera discreta, con prudencia. No vayas a tu celular dirígete a Dios, ora en secreto, este mundo tiene mucho odio que dar. Ten cuidado con tus palabras, sé discreto. A muchas personas no se les comparten los secretos, dice Proverbios Tesoro precioso y aceite hay en la casa del sabio; Mas el hombre insensato todo lo disipa.Todo lo chismea, todo lo habla. Dice Proverbios 26:20 Sin leña se apaga el fuego, Y donde no hay chismoso, cesa la contienda. Qué tremendo es esto. Entonces no le eches leña, se discreto, no grites, ora al Señor. 

Estos principios pueden regir nuestra vida y nos pueden ayudar a ser cristianos que pueden seguir adelante en medio de las tormentas y aflicciones. Este hombre tuvo amor, discreción, compromiso, carácter cristiano.

Dice Mateo 1:20 Y pensando él en esto, ¿Hizo las cosas alocadas? No. Eso significa SENSATEZ. Piensa antes de hablar. ¿Te has fijado que a las nuevas generaciones les funciona más rápido la lengua que el cerebro? Cuando José pasó todo esto, la quiso dejar secretamente, pero todavía lo estaba meditando, no actuó como loco, no la corrió a patadas. 

Proverbios 12:16 dice: El necio al punto da a conocer su ira;” O como decimos “el necio es de mecha corta” que apenas le dicen algo y ¡pum! ya dieron a conocer su ira. Pasa algo en sus vidas y ya están gritando, pateando y enojándose con todas las personas. El ejemplo que tenemos en la Biblia de José no fue así, él meditaba, él pensaba y oraba porque dice este versículo “Y pensando él en esto”. Era una persona que sabía actuar en los momentos difíciles. Piensa las consecuencias, piensa en lo que puede venir sobre tu vida, sobre tu familia, sobre tu esposa, sobre tus hijos, sobre tu iglesia, muchas cosas pueden ser afectadas solamente porque no hicimos algo que era gratis y eso es pensar.

Si tan solo aplicamos estos principios ¿sabes cuantos problemas nos quitaremos de encima? ¿cuántos problemas le quitaríamos al siervo de Dios? 

Dice Mateo 1:20-21 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es. Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

Las primeras palabras que le dijo el ángel a José fueron “José, hijo de David, no temasporque para afrontar una tragedia, tienes que aprender que también incluye valentía porque mucha gente te va a decir y te va a criticar. Hay veces que hay que fajarnos y salir adelante. Qué bendición cuando uno tiene amigos valientes, que no te dejan en esos momentos difíciles.

Qué triste es cuando un hermano por una cosa u otra pisa la cárcel y luego luego le ponemos tacha y decimos que se las arregle solo porque no vamos a manchar nuestro testimonio. Cuando tenemos problemas es cuando más necesitamos de la iglesia y del amor de Cristo. Hay un proverbio chino que me gusta mucho y dice: “Ámame cuando menos lo merezco porque es cuando más lo necesito” y si es cierto. Qué bueno que el Señor Jesucristo no se avergonzó de ti cuando te encontró, qué bueno que no se avergonzó de mí porque mi vida era para tirarla a la basura, pero él estuvo a mi lado. Qué bendición que un día alguien te habló de Cristo y fue capaz de ayudarte y levantarte y ahora sabemos lo valioso que es eso y ahora podemos ir con otras personas y hablarles de Cristo.

Le dijo el ángel “No temas en recibir a María tu mujer…” y ahí se forja el carácter ¿estás preparado para afrontar una tragedia de tal magnitud? ¿estás preparado para no tirarte en llanto y angustia sin hacer nada o realmente vas a hacer lo que a Dios le agrada?¿Estamos listos para afrontar situaciones trágicas? ¿Sabías que hay nuevas reformas en la ley de Puebla que nos pueden meter a los pastores a la cárcel?  Entro una ley que se llama Agnes, si no la sabes investígala, pero por esa ley nos van a meter a la cárcel porque este mundo a lo negro le dice blanco y a lo blanco negro. Dijo un hombre, que ni siquiera es cristiano “Llegará el tiempo en que tendremos que levantar las armas para defender que el pasto es verde.” Porque la incongruencias de las nuevas tendencias están en contra de Dios, pero ¿qué vamos a hacer? Hay que tener valor por la causa de Cristo y pase lo que pase la obra de Dios tiene que salir adelante, llevemos el estandarte la cruz de nuestro Señor Jesucristo hasta que Cristo venga. Cristo viene por su iglesia, pero ¿cuál iglesia? ¿la que está escondida? ¿por esa iglesia va a venir Cristo? El perfecto amor echa fuera el temor y el amor de Cristo es perfecto, echó fuera el temor y se unió a nosotros y ahora somos parte de él. Se necesita valentía para ir adelante.

Mateo 1:24 dice: Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer.  ¿Cómo se afrontan las situaciones difíciles? Con OBEDIENCIA. Obediencia a la Palabra de Dios, a los estatutos divinos aunque no estemos muy de acuerdo, aunque todas las personas se opongan tenemos que obedecer lo que dice la Palabra de Dios y así vamos a seguir adelante.

Quizás todos estaban en contra de José, pero no importó lo que dijo el papá, la abuela, el primo, él recibió a su mujer. Qué tremendo. La obediencia al consejo de la Biblia se le llama tener principios o tener decisiones tomadas por adelantado. 

¿Cómo sería si voltearamos las cosas? Como por lo general muchas personas lo hacen. ¿Qué sería si en lugar de tomar las cosas con compromiso lo hiciéramos  diciendo “tú para allá y yo para acá, y se acabó el asunto”? Muchas personas dicen que mejor no se casan porque si pasa algo se separan y ya no hay problema. Si en lugar de carácter cristiano lo arregláramos como mundanos; si en lugar de hacer la cosas con amor, lo hiciéramos con odio; que en lugar de hacerlo de una manera discreta lo estuviéramos gritando y pasando el chismes; si en vez de tener valor fuéramos cobardes; si en vez de ser obedientes a la Palabra de Dios obedeceremos solamente a lo que nos conviene, seriamos aprobados por todo el mundo, pero delante de Dios ¿cómo nos iría? 

La aprobación de Dios estuvo con José. Dice Mateo 2:13 Después que partieron ellos, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José y dijo: Levántate y toma al niño y a su madre, y huye a EgiptoDespués de que pasó todo eso, el ángel del Señor le siguió dando instrucciones a José, y eso significa que Dios estaba de acuerdo con todo lo que hizo José. Dice Mateo 2:19-21: Pero después de muerto Herodes, he aquí un ángel del Señor apareció en sueños a José en Egipto, diciendo: Levántate, toma al niño y a su madre, y vete a tierra de Israel, porque han muerto los que procuraban la muerte del niño. Entonces él se levantó, y tomó al niño y a su madre, y vino a tierra de Israel.

A pesar de la tragedia seguimos viendo una familia unida, obedeciendo y siguiendo los mandatos que Dios dejó para ellos.

Ten cuidado porque si pasa una tragedia, si un hermano tiene un problema con su esposa, las malas lenguas van a decir “déjala” y ahí va el otro que está peor que ellos y obedece y la deja y luego cuando está libre dice que va con sus amigos, pero el amigo le dice que no puede porque está con su familia y él se quedó chiflando en la loma. ¿Sabes por qué dicen chiflando en la loma? porque un muchacho se subió a la loma esperando que la muchacha viniera, ella le dijo “nada más chíflame y yo voy”, y él chifló y la muchacha nunca fue. 

Hay personas que porque no obedecieron a Dios, se quedaron chiflando en la loma y ahí están solos, tristes, amargados, despreciados y lamentándose porque no afrontaron los problemas y las tragedias como Dios quería. 

Vendrán problemas, cosas tristes en todos los ámbitos y más vale que como hijos de Dios estemos bien preparados y obedecerlo sin importar lo que este mundo diga. Tal vez no tomaste las mejores decisiones y te quedaste con la tristeza en su corazón, pero si un día viene otra tragedia sobre tu vida, más vale que te tomes de las manos del Señor y que tomemos las decisiones para poder decirle: “Señor, perdón por lo que no hice antes, ayúdame a tomar las mejores decisiones.” Y quizás ahorita dices amén, pero lo importante será cuando vengan, ahí es donde debemos tomar en cuenta todas las cosas que hemos aprendido.

Vista 114 veces. El día de hoy 1 veces.