Bosquejo

Lectura:

Colosenses 2:1-8

1 Porque quiero que sepáis cuán gran lucha sostengo por vosotros, y por los que están en Laodicea, y por todos los que nunca han visto mi rostro;

para que sean consolados sus corazones, unidos en amor, hasta alcanzar todas las riquezas de pleno entendimiento, a fin de conocer el misterio de Dios el Padre, y de Cristo,

en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento.

Y esto lo digo para que nadie os engañe con palabras persuasivas.

Porque aunque estoy ausente en cuerpo, no obstante en espíritu estoy con vosotros, gozándome y mirando vuestro buen orden y la firmeza de vuestra fe en Cristo.

Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él;

arraigados y sobreedificados en él, y confirmados en la fe, así como habéis sido enseñados, abundando en acciones de gracias.

Mirad que nadie os engañe por medio de filosofías y huecas sutilezas, según las tradiciones de los hombres, conforme a los rudimentos del mundo, y no según Cristo.

1. Halloween es una tradición de hombres. Col. 2:8

– La palabra Halloween es usada como tal por primera vez en el siglo XVI, y proviene de una variación escocesa de la expresión inglesa «All Hallows’ Eve» que significa «víspera de todos los Santos».

– Viene de origen Celta, que fueron un grupo de sociedades tribales y guerreros de Europa y que ahora se concentran principalmente en Irlanda (escoceses), Inglaterra, Francia, España y Portugal.

– Esta festividad llega a Estados Unidos en 1840, pero no fue hasta que a finales de los años 70’s se hiciera más predominante gracias a las películas de terror de Hollywood, exaltando la muerte, sangre y poderes demoniacos.

A. Dios nos dice que no sigamos el mal.

Romanos 12:21
No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.

B. No vayas por el camino de los malos.

Proverbios 4:14
No entres por la vereda de los impíos, Ni vayas por el camino de los malos.

C. Ni estés en camino de pecadores.

Salmos 1:1
Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, Ni estuvo en camino de pecadores, Ni en silla de escarnecedores se ha sentado;

2. Al único que debemos de adorar es a Dios. (No a la muerte, ni al diablo)

A. Adora a Jehová:

Salmos 29:2
Dad a Jehová la gloria debida a su nombre; Adorad a Jehová en la hermosura de la santidad.

B. Adora a Jesús:

Lucas 24:52

Ellos, después de haberle adorado, volvieron a Jerusalén con gran gozo;
C. Adora en espíritu y en verdad:

Juan 4:23

Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderos adoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porque también el Padre tales adoradores busca que le adoren.

3. Aprovecha este tiempo para hablar de Jesús

A. Llena de folletos tu casa cuando pase la gente para pedir dulces.

Romanos 10:17 – Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

B. Se compasivo con esta gente. Sus motivos quizá no son malos, pero puedes aprovechar para ser amable y amigable.

Mateo 14:14 – Y saliendo Jesús, vio una gran multitud, y tuvo compasión de ellos, y sanó a los que de ellos estaban enfermos.

C. Toma un tiempo para orar por tus familiares y amigos que aún no son salvos. Quizá puedas tener una reunión en tu casa para orar por tu ciudad, para que tu ciudad oiga el evangelio y levante lideres que prediquen la verdad.

2 Tesalonicenses 3:1 – Por lo demás, hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor corra y sea glorificada, así como lo fue entre vosotros,

Vista 18.734 veces. El día de hoy 1 veces.