Nuestro Gran Dios: Fiel

Lamentaciones 3:22-23

22 “Por la misericordia de Jehová no hemos sido consumidos, porque nunca decayeron sus misericordias.

23 Nuevas son cada mañana; grande es tu fidelidad.”

Una persona sabia dijo una vez: “Las promesas son tan fuertes solamente como la persona que las dio.” Eso me recuerda a un hombre en EE.UU, que era un entrenador de un equipo de fútbol americano en el estado de Mississippi. Y le preguntaron: “¿Algún día acaso vas a salir de Misisipi?” Y él dijo que solo en un ataúd, diciendo que estaría de por vida, pero el otro año, estaba en otro estado, porque le ofrecieron más dinero. Eso muestra algo. El hombre por más que promete tiende a ser muy infiel. No solamente un entrenador de fútbol americano, también los políticos que prometen y al final consiguen el voto y se olvidan del que votó por él, y tristemente son infieles. Y cuántas mujeres fatigadas, deprimidas viven en un valle de tristeza, llevando el deber doble de una casa y criando hijos como madres solteras por un hombre que prometió “hasta que la muerte nos separe”, pero intercambia mujeres como si fuera un par de calcetines, hombres infieles a sus esposas. Cuántos jóvenes deprimidos gimen en su corazón por el hombre que se llama papá que abandonó ese hogar, dejó un hueco vacío en el corazón, hombres que dicen ser papás pero marcan la vida de sus hijos, por causa de su infidelidad. No vemos ya fidelidad en el hombre.

Tristemente, hay hombres más fieles a una compañía de Internet que a sus esposas, han tenido tres esposas, pero son fieles a total play o una marca de celular, pero no son fieles a su iglesia. Hay hombres que son como ranas brincando de iglesias en iglesias, no son fieles a la casa de Dios. Cuántas iglesias van cojeando de año en año, necesitando obreros porque hay hermanos cometas que de vez en cuando ayudan, pero no se pueden contar con ellos, porque el hombre tiende naturalmente, a ser muy infiel. Por eso, tenemos una iglesia para motivarnos a la fidelidad.

Prometemos el 1 de enero que vamos a leer la Biblia y ser vegetarianos, pero para el 3 es pura tele y no Biblia y solo McDonalds. No somos fieles. No está en nuestra naturaleza, pero gloria a Dios, podemos alzar los ojos encima de la ruina humana y fijarnos en un Dios que siempre es Fiel. Nuestro Dios es fiel siempre.

Cuando él dice algo no rompe el contrato después, él promete y él cumple, nada ni nadie lo detiene porque él es Dios de fidelidad. 

1. Su nombre revela Su Fidelidad

La palabra de Dios nos dice en Deuteronomio 7:9 Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones; ¿Con quién está Dios hablando? Con un pueblo infiel. Nuestro Señor, Dios Jehová, les había dado el maná cada día en sus pies en el desierto, por más de cuarenta años y aun así, se quejaron de la comida, les envió profetas, palabras de gracia y ellos a lo largo del tiempo, los apedrearon, mataron a otros, pero Dios era fiel. Dios era fiel al pueblo de Israel. Y cuando nuestro Señor Jesucristo empezó a sanar a sus seres queridos que tenían problemas de ceguera, de lepra, aún así decían que su poder era de Satanás, que era un hijo de ramera y criticaron al Señor Jesucristo, y cuando el mismo emperador gobernador romano no quería crucificarlo, ellos dijeron: “¡Crucificale! ¡Crucifícale!” Por causa de su infidelidad, por causa de su furia, de su rebeldía, pero lo que nosotros sabemos de la palabra de Dios es que los judíos no fueron fieles a Dios, pero él ha sido fiel a ellos. Hasta la fecha en Israel, recientemente hubo un grupo de misioneros cristianos que llegaron a Jerusalén y repartieron el Nuevo Testamento y el mismo alcalde de Jerusalén dijo que quemaran esos libros.

Los judíos hasta la fecha tienen un libro que se llama el Talmud. En este libro ellos cambian el nombre de Jesús que quiere decir Salvador y lo cambian al nombre Jeshu, que quiere decir borrado. Los judíos hasta la fecha ignoran al Señor Jesucristo, blasfeman su nombre, pero, ¿tienen proteccion de millones de mulamanes? Sí. Tienen una economía que explotan por la sabiduría que Dios les dio. Ellos tomaron una tierra desierta y Dios les bendijo, porque el judío ¿era fiel a Dios? No, porque Dios es fiel a ellos. Y dijo: “Hasta mil generaciones tu Dios es Dios fiel.” Y el Dios fiel no ha cambiado en ninguna manera.

Dice Número 23:19  Dios no es hombre, para que mienta, Ni hijo de hombre para que se arrepienta. El dijo, ¿y no hará? Habló, ¿y no lo ejecutará? ”. La Biblia dice Además, el que es la Gloria de Israel no mentirá, ni se arrepentirá, porque no es hombre para que se arrepienta”. Dice en Hebreos 6:18 para que por dos cosas inmutables, en las cuales es imposible que Dios mienta,

La Biblia de hecho, dice que cada hombre sea mentiroso y Dios sea verdad. Tenemos un Dios y, tenlo por cierto, un Dios que es fiel.

2. Sus hechos revelan Su Fidelidad

Dice Génesis 8:22Mientras la tierra permanezca, no cesarán la sementera y la siega, el frío y el calor, el verano y el invierno, y el día y la noche.” ¿Dios ha sido fiel a esta promesa? Puedes contar con las estaciones del año, con que en la mañana hay luz y en la noche oscuridad. Dios todos los días, y todos los meses y años revela a través del sol, la luna, de la mañana, de la noche, el calor y el frío: “Soy Dios Fiel. Y aunque  van a ser pecadores, pueden contar con un tiempo en primavera donde van a sembrar y yo voy a mandar lluvias y luego un tiempo de cosecha porque aunque ustedes no me aman, yo les amo, aunque no piensen en mí, yo pienso en ustedes.“ 

Hasta la persona que más odia a Dios, Dios le bendice, le cuida y le tiene misericordia porque Dios es Dios fiel.

“La noche oscura,el sol y la luna, las estaciones del año también unen su canto cual fieles criaturas, porque eres bueno,por siempre eres fiel. ¡Oh,tu fidelidad! ¡Oh,tu fidelidad! Cada momento la veo en mi, nada me falta,pues todo provees, ¡Grande,Señor,es tu fidelidad!”

Un misionero por su gran amor a Dios y a la gente indigena fue a darles la Biblia y él se metió para predicar en una colonia de indígenas y le cayó una nevada muy fuerte y él no tenía a donde irse, pero encontró un lugar dentro de un árbol donde pudo refugiarse de los vientos y así, no morir. Pero después de un tiempo él decía: “Señor, necesito comer”  y cada cuanto tiempo llegaba una ardilla para darle una nuez y comió esas nueces y aun dentro de ese árbol, el misionero pudo saber algo: Dios por sus títulos y actos, Dios es fiel.

Esto no debe ser algo que sabemos y no nos hace nada, sino que nos debe motivar a ciertas acciones. ¿Qué debe motivarnos a hacer el hecho de que Dios es fiel?

1. Mantener nuestra profesión de fe en cristo

Todo el libro de Hebreos está escrito para animar a cristianos judíos a seguir adelante. Ellos eran odiados por los gentiles por ser judíos, y eran odiados por los judíos por ser cristianos. Entonces, todo el mundo les quiso desanimar y sacarlos de la carrera cristiana, y el autor supo que muchos hebreos estaban dejando la fe, estaban regresando a una religión vana y tenían que ser animados. Y cuántos necesitamos ese mismo ánimo. Tenemos tentaciones, recaídas, momentos cuando decimos que ya no podemos, cuando lamentamos una decisión y el diablo quiere decirnos que para qué nos levantamos si ya la regamos, pero la Biblia dice. “El justo siete veces cae y se levanta”. Es humano, es natural caer, es divino y sobrenatural levantarnos. Así que, por el poder de Cristo podemos levantarnos.

La Biblia está llena de personas que empezaron bien y terminaron mal. El mismo diablo, Sansón, el rey Saúl, muchos empiezan y no terminan; y para que tú no seas alguno de ellos, la Biblia nos tiene una consolación, dice Hebreos 10:22-23 acerquémonos con corazón sincero, en plena certidumbre de fe, purificados los corazones de mala conciencia, y lavados los cuerpos con agua pura. Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió.

¿Quieres terminar bien la carrera? Yo no sé de ti, pero ya me van entrando las canas, me gradué hace veinte años de un colegio donde tú piensas que todo mundo que gradúa van a ser pastores, evangelistas, o misioneros y salen siendo personas ateas, personas horrendas que dan moretones al cristinismo. Yo no sé de ti, pero yo si quiero ver más adictos transformarse en grandes líderes, en grandes esposos y padres, pero bajo todo eso, quiero terminar bien la carrera que el Señor me ha puesto y hay momentos cuando mi carne me jala, cuando estoy más cansado que nunca antes, quiero tirar la toalla, pero yo tengo un Dios en quien he colocado mi esperanza porque fiel es el que nos llamó.

Quizás, has tenido poca fuerza en momentos, pero eso es lo que Dios busca porque el mensaje de la Biblia no es “yo lo puedo” sino “Todo lo puedo en Cristo que me fortalece”. ¡Él es fiel!

Quizás, tu familia no es cristiana y luchas, pero mantente fiel, no pongas los ojos en las críticas, mantén tus ojos en aquel que es fiel. 

Mantén tu profesión de fe porque tu profesión de fe en Cristo no se basa en una denominación o en un hombre, el mejor hombre te puede fallar, los mejores líderes  cristianos nos han fallado, pero hay un Salvador con las marcas en sus manos, en su cabeza, en sus pies, que murió y resucitó y está a la diestra de Dios fielmente para nosotros. Mantén los ojos en Cristo porque Cristo es fiel.

2. Sufrir con gracia

1 y 2 Pedro fueron escritos a cristianos que Dios los colocó en medio de situaciones calientes de persecución, perdieron sus casas, gente les quiso matar, muchos murieron por su fe en Cristo y estas dos cartas fueron para animarles porque sabía que el sufrimiento es parte de la vida cristiana.

1 Pedro 4:19 dice:De modo que los que padecen según la voluntad de Dios, encomienden sus almas al fiel Creador, y hagan el bien.En la iglesia donde prediqué en EE.UU una pareja de colombianos se me acercó y me dijeron que su hija había caído en adicciones y este año casi muere dos veces y si podía hablar con ella. Y me senté con esta muchacha y algo ocurrió cuando ella se desanimó fuertemente porque puso sus ojos en el hombre, de hecho dijo “no quiero nada que ver con la iglesia” y se tiró al vicio y le dije que tendría que regresar y perdonar porque esa persona que le hizo algo malo, sigue en poder en su vida hasta que ella perdonara. Y vi a una persona que en el momento ha perdido diez años de vida porque no aprendió a sufrir con gracia. Hay sufrimiento con gracia en el camino de Dios.

Un hombre dijo: Quiero dar gracias a mi Señor por permitirme un año más, Gracias a mi Dios por su misericordia, su amor y la salvación que me dio sin merecerla. Gracias a todos mis hermanos en Cristo, amigos y familia, gracias que se tomaron el tiempo para felicitarme, Dios les bendiga mucho.

Este hombre es un misionero en África que salió de México y fue a EE.UU y escuchó el evangelio, fue salvo y en su diputación, uno de sus hijos estaba manejando en México y se mató en un choque. Pero aun así siguió en diputación, se fue de misionero, está en África fielmente y tiene una lengua que no ha perdido esa adoración y alabanza. 

¿Cómo podría uno sepultar un hijo y aun así decir: Gracias Señor? La razón es que colocó su vista en un fiel Creador. En el momento que fijas tus ojos en tus circunstancias vas a caer, pero en el momento que las circunstancias te apremian y te dificultan, pero mueves los ojos y los pones en Cristo, tu vas a ser de testimonio enorme.

3. Que la fidelidad de Dios motive al incrédulo al arrepentimiento

No hay mil caminos al cielo, ni hay tres, ni hay dos, solo hay un camino al cielo. Dios no es fiel a ninguna denominación o algún sacramento, él es fiel a la cruz del calvario donde su Hijo derramó sangre a nuestro favor. No hay miles opciones o un bufete celestial donde puedes elegir tu camino a la salvación, quiere decir que la salvación no viene por medio de ninguna iglesia, sea bautista, metodista, mormona, testigo de Jehová o el nombre que quieras poner. No tenemos un sistema de redención, tenemos un Redentor, a Cristo que vino a la cruz del calvario, murió voluntariamente y dijo: “Padre perdónalos, porque no saben lo que hacen.”

Si estás buscando perdón, ningún cura, ningún pastor, ninguna monja, ni ninguna persona te lo puede dar, solo Cristo Jesús por gracia, dispuesto a brindar y dar la gracia que gime tu corazón.

Dice Lucas 13:1-5 “En este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos.” Poncio Pilato fue un hombre cruel y violento y en alguna ocasión, algunos judíos fueron al templo y estaban degollando a los animales y mandó a algunos soldados a matarlos y tiró la sangre de ellos para burlarse y era gente religiosa quien estaba haciendo esos sacrificios y querían provocar a Cristo a un nacionalismo para luego contradecir e ir peleando en contra de los romanos, y Cristo lo tornó maravillosamente “Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos? Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente. O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén? Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.”

Nuestro Señor Jesucristo fielmente bendice con gracia y el cielo al que se arrepiente y confía únicamente en él porque es fiel, pero también condena a llamas eternas de fuego porque él también es fiel. Hay un cielo porque Dios es fiel, pero hay un infierno porque él es fiel. No pasa por alto y toma a la ligera el pecado del hombre, no es cómplice en la maldad del ser humano y por eso existe bajo nuestro pies un lugar que es llamado infierno.

Cuando Jesús contó la verdad de la salvación contó la verdad, dijo: “Yo voy a dar mi vida, voy a resucitar y sentarme a la diestra de Dios y soy el camino la verdad y la vida, nadie viene al Padre sino es por mí.” Y cuando hablaba esas palabras de gracia, él estaba diciendo la verdad porque él es fiel, pero también nuestro Señor Jesucristo habló más del infierno que del cielo.

En el mundo actual, Dios permite que el trigo y cizaña crezcan juntos, cristianos y no cristianos, hasta veces en la misma iglesia, pero si no eres un cristiano, no digas: “Me dio Covid y nada me pasó”, “estuve en un choque y no me morí.” “Si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente. Algún día Dios va recoger esa cizaña y lo va a quemar y va a quitar el macho cabrío y degollarlo, pero para la eternidad va a llevar las ovejas a su reino celestial.

Dios es fiel a Su palabra y por eso hay un infierno, dirá a los de la izquierda: “Apartaos de mí al fuego eterno, preparado para el diablo y sus ángeles.”

Si rechazas a Cristo y mueres en tu pecado, vas a ir a un lugar destinado. La puerta de gracia se cerrará y ya no habrá oportunidades para recibir el amor del evangelio. Dios es fiel para darnos el cielo, pero también es fiel cuando promete condenar.

144 mil testigos de Jehová te pueden decir que no hay un infierno, pero lo hay. Miles en la escuela pública pueden decir que eso es anticuado. Una mentira aunque muchos la crean, sigue siendo mentira, y una verdad aunque pocos lo crean sigue siendo verdad; hay un infierno porque Dios es fiel.

Y si no conoces a Cristo, hay tres palabras que te dice: Ven a mí. Pero después en otra ocasión dice está establecido para los hombres que mueran una sola vez, y después de esto el juicio, Él promete perdón al que se arrepiente, no promete mañana al que posterga su salvación. Por eso, la Biblia dice: “Hoy es el día de Salvación” y si tú recibes a Cristo, él te recibe a ti, porque él es fiel, y si lo rechazas y vas al infierno, él seguirá siendo fiel a sus palabras de condenación.

Vista 161 veces. El día de hoy 2 veces.