Busca su Poder

1 Corintios 1:1-5

1 “Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el testimonio de Dios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría.

2 Pues me propuse no saber entre vosotros cosa alguna sino a Jesucristo, y a éste crucificado.

3 Y estuve entre vosotros con debilidad, y mucho temor y temblor;

4 y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder,

5 para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres, sino en el poder de Dios.”

Este pasaje nos habla acerca de la predicación, de hecho Pablo dice en el versículo 4 “ y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas” y ciertamente debemos de ser insistentes cuando nosotros predicamos pero nuestra persuasión no debe de ser una persuasión humana sino tiene que ser una persuasión del Espíritu Santo. Nosotros no somos los que convencemos es el Espíritu Santo que trae esa convicción y el que las personas sean convencidas para que crean. Lo que nosotros hacemos es simplemente plantar la semilla. Cuando nosotros llevamos la semilla y la plantamos no somos nosotros los que jalamos la planta y sacamos el fruto, sino es Dios quien hace el proceso de todo eso, pero dice Pablo que “sino con la demostración del Espíritu y de poder; para que vuestra fe no esté fundada en la sabiduría de los hombres” Cuando nosotros persuadimos y ganamos a alguien con nuestra persuasión, podríamos decir que ganamos a esa persona para nosotros y no para Dios y lo que nosotros debemos de buscar es que las personas sean ganadas para Dios porque si los ganamos para nosotros, no van a durar, no van a perdurar y de acuerdo al versículo 5 tenemos que buscar el poder de Dios para que la fe del hombre no esté fundada en el hombre sino en Dios. Nuestra fe debe de estar fundada. en el poder de Dios. De tal manera que este año que estamos comenzando debemos de buscar más el poder de Dios. 

Su poder me Fortalece

Es el poder de Dios que me fortalece, el que me ayuda, el que me da fuerzas. Dice la Biblia 2 Corintios 4:7 Pero tenemos este tesoro en vasos de barro, para que la excelencia del poder sea de Dios, y no de nosotros,” No solamente su poder me fortalece también es excelente en mi vida. Su poder es algo que debo de apreciar. Cuando hay algo que es excelente debemos de apreciarlo más, de valorarlo más y cuando hay algo que es pobre y  sin valor pues no lo apreciamos tanto a cambio de algo que es excelente. Su palabra es excelente, su poder es excelente y hay que asegurarnos que sea poder de Dios y no de nosotros, dice Pablo en 1 Timoteo 1 :7 Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.” El Espíritu Santo es poder en mí y su poder me fortalece para vencer y para seguir adelante. Cuando estoy débil, cuando no tengo ganas de levantarme, cuando no quiero seguir adelante, cuando estoy desanimado debo de buscar su poder. Su poder me ayuda, su poder me da fuerza por eso se llama el poder del Espíritu Santo. En Hechos 1:8 dice, “pero recibiréis poder…” Nosotros recibimos poder de él. Todo fue creado por el poder de su palabra y su palabra tiene poder, el Espíritu Santo de Dios es poderoso en mi. 

Su Poder me da Denuedo para Predicar 

Su poder me ayuda para que este año yo pueda hablarle a otros de Cristo, y si soy  tartamudo como Moisés me ayuda para que pueda expresarme, dice el Señor Jesús que cuando estés delante de personas (aún importantes) no te preocupes por lo que has de decir él te va a ayudar.  Hechos 4:31 dice Cuando hubieron orado, el lugar en que estaban congregados tembló; y todos fueron llenos del Espíritu Santo, y hablaban con denuedo la palabra de Dios.” Cuando yo soy lleno del Espíritu Santo su poder me da denuedo. El denuedo es el tener conocimiento de su Palabra, el ser lleno del Espíritu Santo y esto me ayuda para poder predicar, para poder hablar de su palabra. En ocasiones quizás te sientas temeroso o no tienes aún la capacidad de hablar y cuando eso sucede, simplemente háblale a la gente de lo que Dios hizo en ti, no tienes que tener un estudio de cuatro años de un instituto para ir y predicar, sino simplemente decirle a la gente lo que Dios ha hecho en ti. Yo era un pecador, era condenado al infierno y alguien vino a mi casa, me invitó, alguien compartió las escrituras y me explicó lo que Jesús hizo por mí. Yo pensaba que la salvación era a través de una religión, o de buenas obras, de guardar quizás ciertos ritos o llevar a cabo ciertas cosas en mi vida para poder llegar a la salvación pero me he dado cuenta de que Jesús lo pagó todo en la cruz del Calvario y eso es lo que puedes explicar. En ocasiones pensamos que el pastor es quien tiene que compartir o el hermano que lleva cinco años en la iglesia pero todos nosotros podemos compartir la palabra de Dios. Estamos comenzando este año y que bueno sería comenzar compartiendo, hablando y explicando la la gente de quién es Jesús y que es lo que ha hecho en nuestra vida.

Su Poder me Dirige en qué Servir en su Obra

Hechos 8:26 Un ángel del Señor habló a Felipe, diciendo: Levántate y ve hacia el sur, por el camino que desciende de Jerusalén a Gaza, el cual es desierto.” Que bien que cuando Dios me dice que hacer yo lo hago. No sé si te has dado cuenta pero en la Biblia cuando Dios dijo, “Levántate y ve” y a quien se le dijo no pasó un tren y lo mató. En ocasiones si sufrieron por Cristo pero lo que podemos ver vez tras vez es que Dios los bendijo. Cuando Dios le dijo a Jonás que fuera a Nínive, Jonás no lo quería hacer y se fue hacia Tarsis, tomó un barco y lo llevó lejos de la voluntad de Dios y terminó en una ballena. Entonces a mi no me gustaría terminar en una ballena, no me gustaría terminar en el vómito de un animal. Después él fue escupido y entendiendo dijo, “Bueno, Señor ahora sí iré.” Lo mejor es que cuando en la Biblia leo y veo que Dios dice, “Levántate y ve” aunque no me guste, aunque yo no quiera lo tengo que hacer es para mi bien, Dios me va a bendecir, me va a ayudar y él me dirige y dice el versículo 29 Y el Espíritu dijo a Felipe: Acércate y júntate a ese carro.” El poder de Dios me guía y tal vez dices, “Pastor pero yo nunca escuchó el Espíritu Santo” ¿Acaso no has estado en alguna situación en donde ves a un hombre que no tiene a Cristo y Dios te dice que le hables, que lo invites a la Iglesia, que le des un folleto? y tú dices “No, no, no lo voy a hacer, me da pena ¿qué va a decir ese señor? quizás me va a insultar” y el Espíritu insiste e insiste. Ese es el poder del Espíritu Santo de Dios. A mi me ha tocado y en ocasiones yo le he dicho que no y en otras que sí. Cuando le decimos que sí y damos un folleto e invitamos a alguien el Espíritu Santo dice, ¡Bien hecho que bueno que lo invitaste, que le diste un folleto” Si tu no vas a invitar a alguien a la Iglesia, si no vas a compartir de Cristo, por lo menos debes de traer folletos y y dárselo y decirle, “Lo invitó a mi iglesia.” No tienes que quedarte ahí, aunque deberíamos de quedarnos y pasar tiempo con la gente y hablarles pero vivimos en días en donde nadie tiene tiempo, pero puedes darle un folleto. Siempre asegúrate que llevas folletos porque el Espíritu Santo de Dios me dirige, es su poder que me lleva, me dirige y me dice qué hacer.

Su Poder nos une en la Obra

Efesios 4:3-6 dice, “Solícitos en guardar la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz; un cuerpo, y un Espíritu, como fuisteis también llamados en una misma esperanza de vuestra vocación; un Señor, una fe, un bautismo, un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todos, y por todos, y en todos.” Escuchamos al hermano Javier misionero en países y en lugares en donde tienen miles de dioses y cuando ellos escuchan de Jesús para ellos es un dios más, pero Pablo dice no es un dios más, es el único Dios, por eso dice un Señor, un Dios no hay nadie más, no es un bautismo más es el único bautismo, no es una fe es la única fe, y no es simplemente la unidad en el vasto número de dioses que hay ahí afuera es la unidad en el Dios Único y Verdadero pero es nuestro Dios que me une para seguir adelante. Hecho 2:46 dice, Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón,” el Espíritu Santo les ayudaba a estar unidos y tenemos nosotros que buscar estar unidos Pablo dice, “combatiendo unánimes por la fe del Evangelio” este año yo creo que podemos hacer más estando unidos, no peleándonos unos con otros, sino buscando fortalecer más nuestra unidad como hermanos. Si hay quizá alguna aspereza, quizá un hermano te miro feo, perdonalo aprende a dejarlo y a olvidarte. El último mensaje del año pasado hablé acerca de cómo los discípulos llegaban a una ciudad y en esa ciudad o en esas casas los rechazaban y les dijo el señor Jesús “Sal de esa casa y sacude tus pies” y en este año sacude tus pies de ese polvo quizás de alguien que se burlo de ti, que habló mal de ti, olvídalo y perdonalo tienes que sacudir tus pies, tienes que limpiarte, tienes que levantarte y tienes que decirle al Señor que nos ayude en este año a estar más unidos, más unidos con la familia, más unidos con la iglesia, más unidos por la causa de Cristo. Cuando los soldados salen, no salen uno por allá y otro por allá todos salen combatiendo unánimes. Pide al Espíritu Santo y habla con él que en este año combatamos por el Evangelio más unidos, perseverando unánimes, cada día en el templo y partiendo el pan en las casas. Imagínate que Dios nos hubiera creado sin la necesidad de comer que tan desunidos hubiéramos estado pero Dios nos ha creado de una manera para que comamos y al sentarnos y al comer podemos estar ahí con la familia. Hay familias que no se ven. Hay que este año mantenernos juntos unánimes. 

Una secta desune. En una secta dicen “Mira, deja a tu familia. Tu esposa no te hace caso ¡Déjala! y cásate con una “cristiana” de aquí de la Iglesia.” Una secta divide, la fe de Cristo une, por eso debes de traer a tu familia.

Su poder Exalta a Dios

Juan 15:26 “Pero cuando venga el Consolador, a quien yo os enviaré del Padre, el Espíritu de verdad, el cual procede del Padre, él dará testimonio acerca de mí.” Su Espíritu Santo, el consolador en mi vida da testimonio de Cristo para que yo reconozca a Cristo. ¿Para qué? Para que yo exalte a Cristo, a Dios. Romanos 8 dice que el espíritu en mí clama Abba Padre. Cuando el Espíritu Santo de Dios está en mí su poder me ayuda a exaltarlo, a adorarlo. Su poder no me ayuda a exaltarme, no vive él en mi para que yo me jacte sino vive en mí para que yo me humille. Me dice como Juan que yo mengue y que él crezca en mi vida. Hechos 4:13 Entonces viendo el denuedo de Pedro y de Juan, y sabiendo que eran hombres sin letras y del vulgo, se maravillaban; y les reconocían que habían estado con Jesús.” Cuando su poder está en mi yo exaltó a Cristo yo magnifico a Cristo en mi vida y cuando yo magnifico a Cristo en mi vida otros pueden magnificar a Cristo porque yo estoy magnificando a Cristo.

El día de ayer tocamos a una puerta y una señora abrió, la invitamos a la iglesia y nos dijo, “yo soy católica, yo no quiero escuchar nada, no quiero saber nada de las iglesias cristianas. Es más mi suegra es cristiana.” Pensé que su suegra le estaba dado un mal testimonio pero no, ella dijo que su suegra era una buenísima persona, que tenía un buen testimonio. y que su suegra quería que se convirtiera pero que ella tenía su propia fe y que bueno que esta señora estaba viendo a Cristo en su suegra. ¿La gente, nuestros vecinos exaltan el nombre de Cristo o dicen, “Mira, ese es Cristiano, vive una vida tal? Hace años tocando en una puerta una señora dijo, “No, yo no quiero ser cristiana, porque mire, allá vive mi vecino que dice ser cristiano y me ha hecho esto y si eso es el ser cristiano yo no quiero.” Tenemos que dar un buen testimonio, exaltar a Cristo en nuestra vida y otros que puedan decir que hay algo diferente en nosotros y cuando ellos lleguen a tener un problema, que vengan con usted que no vayan con el testigo de Jehová o con el mormón y le digan “Tú tienes algo y yo estoy ahorita en un grave problema y necesito que ores por mí” ¡Qué bendición cuando alguien se acerca y pide a oración! Gracias a Dios que Cristo es magnificado por su poder en mi vida y que alguien más se puede acercar. A propósito cuando alguien más se acerque para pedir oración compartale de Cristo. Es una buena oportunidad para compartir de Cristo a esa persona. 

Este año hay que buscar más del poder del Espíritu Santo de Dios, ora Dios cada mañana y busque su poder.

Vista 108 veces. El día de hoy 2 veces.