Es tiempo de afirmar tu corazón

Santiago 5:7-8

7 “Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía.

8 Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.”

Es tiempo de que afirmes tu corazón. ¿Qué quiere decir afirmar tu corazón? Santiago 5:7 dice, “Por tanto, hermanos, tened paciencia hasta la venida del Señor. Mirad cómo el labrador espera el precioso fruto de la tierra, aguardando con paciencia hasta que reciba la lluvia temprana y la tardía.” Este versículo nos dice acerca de la paciencia de un labrador. Cuando él ha sembrado lo que hace es tener paciencia y espera la lluvia temprana y tardía y nosotros de la misma manera tenemos con paciencia esperar la venida de nuestro Señor Jesucristo. Y el versículo 8 dice, “Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.”  De la misma manera que el labrador sabe que la lluvia viene, el cristiano sabe que Cristo viene y porque sabemos que Cristo viene debemos de afirmar nuestros corazones.

Esta palabra quiere decir girar resueltamente en una determinada dirección. También quiere decir establecer la dirección a tomar, decidir por dónde ir.

Dios quiere que como cristianos afirmemos nuestro corazón. Es tiempo de que afirmes tu corazón, es tiempo de que te decidas y digas que crees en Dios y que nada te va a sacar del cristianismo y que si viene un desánimo, una decepción, o un problema vas a seguir adelante  vas a seguir creyendo en Dios y eso es afirmar tu corazón. Isaías 41:7 dice, El carpintero animó al platero, y el que alisaba con martillo al que batía en el yunque, diciendo: Buena está la soldadura; y lo afirmó con clavos, para que no se moviese. Dios quiere que afirmes con clavos la decisión en tu corazón de que Cristo viene pronto ¿Crees en Dios? Jesús en Juan 14:1 preguntó esto y dijo “Creed en Dios creed también en mí.”  Tú debes creer que hay un solo Dios. El problema en la India, en Nepal en países en donde tienen miles de dioses es que si alguien les dice que Jesús es Dios ellos piensan que  es otro dios, pero Jesús es el único y verdadero Dios. Juan 14:6 dice, Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.Dios quiere que afirmes en tu corazón de que él es Dios y que Jesús viene pronto.

1 Reyes 18:20-21 dice, “Entonces Acab convocó a todos los hijos de Israel, y reunió a los profetas en el monte Carmelo. Y acercándose Elías a todo el pueblo, dijo: ¿Hasta cuándo claudicaréis vosotros entre dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle; y si Baal, id en pos de él. Y el pueblo no respondió palabra.” El claudicar es lo contrario a afirmar. El claudicar es andar de aquí para allá y así hay muchos cristianos. Un día son testigos de Jehová, otro día son mormones, otro día son israelitas, otro días son pentes, otro día son bautistas. Tienes que decidir qué eres. Ahora hay ciertas cosas que no debes de decidir que eres, si naciste hombre eres hombre, si naciste mujer eres mujer. En eso no tienes que decidir.

Israel, el pueblo que Dios sacó de Egipto, que había salvado de la esclavitud andaba confundido. Elías les dijo si Jehová es Dios síganlo y si Baal pues siganlo; pero ellos no sabían, estaban todos confundido y hay muchos que andan confundidos piensan “¿será Jehová Dios? ¿o será Baal? ¿o Mahoma? ¿o Alá? ¿o la santa muerte?” andan tan confundidos y perdidos pero nosotros sabemos que tenemos un salvador, el Señor Jesucristo.

¿Cómo puedes afirmar tu corazón?

1. Por medio de la predicación

Dice 1 Tesalonicenses 3:1-3 “Por lo cual, no pudiendo soportarlo más, acordamos quedarnos solos en Atenas, y enviamos a Timoteo nuestro hermano, servidor de Dios y colaborador nuestro en el evangelio de Cristo, para confirmaros y exhortaros respecto a vuestra fe, a fin de que nadie se inquiete por estas tribulaciones; porque vosotros mismos sabéis que para esto estamos puestos.Tesalónica estaba pasando por tribulaciones, Pablo también pasaba por tribulaciones y tuvo que mandar a Timoteo para que pasara por la iglesia y les dijera que tenían que pasar por tribulaciones pero no quería decir que Dios se había olvidado de ellos y que ellos no debían de dejar de ir a la iglesia, de orar y dejar a Dios. Timoteo fue para confirmar y esa palabra es la misma palabra que se usa en Santiago 5:8 de Afirmar nuestros corazones. La predicación de su Palabra afirma, confirma y clava en nuestro corazón la verdad de que Dios es Dios. 

Timoteo fue para confirmarlos, para animarles para decirles que siguieran creyendo en Dios. Quizás tú y yo hemos andado tambaleándonos pero después de escuchar una predicación dijimos: Dios es Dios. Andamos dudando, andamos de un lado para otro pero tenemos que afirmar nuestros corazones, tenemos que saber en quién hemos creído. Pablo dijo: “Pero yo sé a quién he creído.” ¿Sabes en quién has creído? Si no sabes en quién has creído, andas de aquí para allá. Y muchos son así, ellos van a la iglesia y se les predica y andan bien emocionados pero el día lunes todos desanimados. Dios quiere que seas un cristiano afirmado el día domingo, un cristiano que sabe en quién ha creído el lunes, el martes, el miércoles y quizás el día jueves llegan los testigos de Jehová y te comienzan a decir que no hay alma, que no hay infierno y un montón de cosas pero tú dices: yo sé a quién he creído, yo sé que Jesús es el salvador, sé que tengo vida eterna y nada me va a mover. 

Tenemos que afirmarnos, no andar todos guangos. Por eso Santiago 5:8 dice “afirmad vuestros corazones” y una manera de afirmar nuestro corazón es a través de la predicación de la palabra, escuchar predicación por eso es tan importante ir a la iglesia porque nos afirma. Cuando vamos a la iglesia y escuchanos predicación nos estamos asegurando porque al paso del tiempo comenzamos a aflojar y a dudar y pero si vamos a la iglesia y escuchamos predicación decimos: Jehová es Dios.

2. Por medio de las pruebas

Cuando pasas por una prueba Dios dice que al final sales como oro. Cuando pasas por una prueba oras a Dios y le pides su ayuda, a veces no sabes que hacer pero Jesús es quien te sujeta y te ayuda a pasar por esa prueba y cuando termina dices: Dios me ayudó. Y tu corazón se afirma, se perfila y ahora cree más. 

Lucas 22:31-32 dice “Dijo también el Señor: Simón, Simón, he aquí Satanás os ha pedido para zarandearos como a trigo; pero yo he rogado por ti, que tu fe no falte; y tú, una vez vuelto, confirma a tus hermanos.” Y esta palabra confirma es la misma palabra que se usa en Santiago 5:8. Jesús le dijo a Pedro que iba a pasar por una prueba pero él iba a estar con él y le iba a ayudar.

Dios quiere saber si estamos poniendo nuestra fe en él, pero también después de la prueba podemos ayudar a alguien más. A través de la prueba sabemos que Dios nos ayudó para seguir adelante, estamos confiando más en Dios, y ahora estamos afirmados y podemos ayudar a alguien más.

Santiago dice que afirmes tu corazón porque la venida del Señor se acerca.

3. Por medio de Su presencia

Es a través de la presencia de Cristo que nos ayuda a creer más en él. Dice 2 Tesalonicenses 2:16-17 “Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia, conforte vuestros corazones, y os confirme en toda buena palabra y obra.” Aquí está esta misma palabra confirme. ¿Sabes cómo él nos conforta? Él nos conforta con su presencia.

Cuando estamos pasando por alguna dificultad, por algún problema Dios viene y a través de Jesús conforta nuestro corazón y confirma nuestras vidas y es a través de su presencia que podemos decir que hemos creído en Cristo. Cuando no podemos seguir adelante él viene y nos conforta; cuando nos tambaleamos por causa del pecado, dejemos que nos sostenga, cuando nos falten las fuerzas para seguir adelante dejemos que él nos sostenga porque su presencia nos confirma, nos ayuda a seguir adelante, nos enfoca en lo eterno, nos levanta y nos sujeta.

Nosotros buscamos la presencia de Dios a través de leer su Palabra y pasar tiempo en oración. Cuando cada mañana te levantas y lo primero que haces es leer la Biblia y ponerte a orar estas buscando de su presencia y es entonces cuando sientes la presencia de Dios y él te dice que todo va a estar bien. 

Dice en 1 Tesalonicenses 3:12 “Y el Señor os haga crecer y abundar en amor unos para con otros y para con todos, como también lo hacemos nosotros para con vosotros, ¿Sabes quien  te ayuda a tener más amor? La presencia de Cristo. Un  hogar sin la presencia de Cristo es un hogar que no tiene amor. Un hogar con la presencia de Dios es un hogar que está lleno de amor y dice el versículo 13 “para que sean afirmados vuestros corazones, irreprensibles en santidad delante de Dios nuestro Padre, en la venida de nuestro Señor Jesucristo con todos sus santos.” Es la presencia del Señor que nos ayuda a crecer y a tener más amor, nos afirma para seguir adelante. El afirma nuestro corazón. 

De la misma manera que se clava un clavo en la pared, que se aprieta una tuerca es lo que hace nuestro Señor en nuestra vida, él afirma nuestro corazón y es la presencia de Dios que nos ayuda.

Cuando nosotros vamos tomados de la mano y su presencia está en nuestra vida y de repente nos resbalamos, él nos agarra y nos sujeta y decimos que bueno que estaba a un lado de nosotros porque él no ha ayudado. Pablo dijo: yo sé en quién he creído y Elías dijo: dejen de claudicar entre dos pensamientos, si Jehová es Dios, seguidle. 

Dice 2 Tesalonicenses 3:1-3 “Por lo demás, hermanos, orad por nosotros, para que la palabra del Señor corra y sea glorificada, así como lo fue entre vosotros, y para que seamos librados de hombres perversos y malos; porque no es de todos la fe. Pero fiel es el Señor, que os afirmará y guardará del mal.” El Señor nos guarda del mal porque su presencia está con nosotros, su presencia nos afirma y nos protege de tal manera que es a través de la presencia de Dios que podemos vivir confiados. Vivimos más confiados cuando él está a nuestro lado.

4. Pensando que Cristo viene pronto

2 Pedro 1:16 dice, Porque no os hemos dado a conocer el poder y la venida de nuestro Señor Jesucristo siguiendo fábulas artificiosas, sino como habiendo visto con nuestros propios ojos su majestad. Pedro está diciendo “lo que yo les estoy contando no es un cuento de hadas, algo de mi imaginación, no es un chisme es algo que yo vi con mis ojos.” Pedro vio la majestad de Cristo cuando Cristo se transfiguró, Pedro lo vio con sus propios ojos y dicen los siguientes versículo “Pues cuando él recibió de Dios Padre honra y gloria, le fue enviada desde la magnífica gloria una voz que decía: Este es mi Hijo amado, en el cual tengo complacencia.  Y nosotros oímos esta voz enviada del cielo, cuando estábamos con él en el monte santo. Tenemos también la palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos como a una antorcha que alumbra en lugar oscuro, hasta que el día esclarezca y el lucero de la mañana salga en vuestros corazones;Pedro está diciendo, “¿Saben qué? Jesucristo vino y vimos su poder, él viene otra vez y lo puedo comprobar porque yo lo vi pero también lo podemos comprobar porque tenemos la palabra profética más segura. 

De tal manera que Pedro nos dice afirma tu corazón porque Cristo viene. Cristo va a venir porque así dice su Palabra. Dios quiere que afirmemos nuestro corazón.

Santiago 5:8 dice, “Tened también vosotros paciencia, y afirmad vuestros corazones; porque la venida del Señor se acerca.” Afirmad vuestros corazones. Esa palabra termina en la letra d. No dice afirma sino afirmad y esa letra d quiere decir que es un mandamiento es un verbo en forma imperativa. Dios nos dice que si es que queremos o no sino que es necesario que afirmemos nuestro corazón porque Cristo viene pronto.

La manera en que puedes afirmar tu corazón es a través de la predicación, de las pruebas, de su presencia pero también cuando pones tus ojos en Cristo y estás pensando que él viene pronto. Cuando tu dices que el viene pronto, dices, “voy a seguir en la iglesia, voy a seguir fiel, no quiero que me encuentre en el bar, perdiendo el tiempo haciendo cosas que no le agradan a él, porque él viene pronto voy a afirmar mi corazón.” Jesús viene pronto, aprieta los tornillos un poco más, convencete que Jesús viene pronto.

Cuando el sacerdote Elí le dijo a Ana, borracha ella no se desanimó, ella siguió siendo fiel porque su corazón estaba afirmado en Dios, esas tuercas estaban bien apretadas y aunque alguien vino y la insultó ella siguió adelante. Sigue adelante porque van a venir cosas que vas a querer dejar la iglesia pero tu di: No, yo un día tomé una decisión que yo iba a ser fiel a Dios y que pasara lo que pasara iba a seguir adelante.

¡Que bendición por hermanos que después de veinte, treinta, cuarenta, cincuenta años son fieles a Dios! y aunque tuvieron problemas, pasaron por dificultades, hubo desánimo pero siguieron fieles a Dios, eso es lo que Dios quiere. 

Jesús dice que mientras él viene afirma tu corazón. Es tiempo de que afirmes tu corazón.

Vista 205 veces. El día de hoy 1 veces.