Dios está en control

Daniel 3:12-18

12 “Hay unos varones judíos, los cuales pusiste sobre los negocios de la provincia de Babilonia: Sadrac, Mesac y Abed-nego; estos varones, oh rey, no te han respetado; no adoran tus dioses, ni adoran la estatua de oro que has levantado.

13 Entonces Nabucodonosor dijo con ira y con enojo que trajesen a Sadrac, Mesac y Abed-nego. Al instante fueron traídos estos varones delante del rey.

14 Habló Nabucodonosor y les dijo: ¿Es verdad, Sadrac, Mesac y Abed-nego, que vosotros no honráis a mi dios, ni adoráis la estatua de oro que he levantado?

15 Ahora, pues, ¿estáis dispuestos para que al oír el son de la bocina, de la flauta, del tamboril, del arpa, del salterio, de la zampoña y de todo instrumento de música, os postréis y adoréis la estatua que he hecho? Porque si no la adorareis, en la misma hora seréis echados en medio de un horno de fuego ardiendo; ¿y qué dios será aquel que os libre de mis manos?

16 Sadrac, Mesac y Abed-nego respondieron al rey Nabucodonosor, diciendo: No es necesario que te respondamos sobre este asunto.

17 He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo; y de tu mano, oh rey, nos librará.

18 Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado.”

El rey Nabucodonosor levantó una estatua de oro de 60 codos de altura y ha dado una orden específica que al son de la música todo mundo debía arrodillarse, postrarse y adorar a la imagen que él había hecho. Entonces comienza la música, sacan la cerveza todos están listos para comenzar a bailar y arrodillarse delante de esta estatua y hay tres personas en medio de una multitud que se han mantenido en pie, tres personas que han escuchado cuál ha sido la orden de este rey, tres personas que saben qué es hacer lo correcto y que tienen una convicción en su corazón de decir, “Nosotros nos vamos a adorar ni postrarnos delante de otro dios solamente de Jehová de los ejércitos” y hay personas que están viendo a estos irreverentes, están dándose cuenta que estos tres no están arrodillados y los traen inmediatamente a Nabucodonosor, y él habla con ellos y les dice que si era verdad que no se habían arrodillado, ni adorado la estatua que él había levantado y les dice, “Les voy a dar otra oportunidad. ¿Están dispuestos para que cuando comience la música ustedes se postren y adoren la estatua?” y entonces Sadrac, Mesac y Abed-nego responden en el versículo 16 “No es necesario que te respondamos sobre este asunto.” Lo que ellos estaban diciendo era esto, “Nosotros tenemos un Dios que está en control, que todo está en sus manos” y quiero recordarte que todo está en la manos de Dios, todo  está en el tiempo de Dios y Dios es el que estaba cuidando a Sadrac, Mesac y Abed Nego. Ellos sabían que estaban en graves problemas, ellos sabían que podían morir y ciertamente ellos estaban dispuestos a morir pero le dijeron a Nabucodonosor “Mira rey, no te vamos a responder en cuanto a esto porque nosotros ya lo hemos resuelto, ya sabemos qué hacer, de antemano no nos íbamos a arrodillar, porque tenemos a un Dios que está en control.”

Quiero hablarte de que Dios está en control, de nuestras vidas y de todas las cosas. 

1. Recuerda siempre que Dios está en control

Cuando tengas ansiedad y problemas en tu vida recuerda que Dios está en control. Dice la Biblia en Salmos 119:28 Se deshace mi alma de ansiedad; Susténtame según tu palabra. La ansiedad y el afán son dos cosas muy parecidas. La ansiedad es cuando nosotros no sabemos que va a pasar. El afán cuando nosotros que vamos a hacer. Cuando nosotros tenemos ansiedad y afán en nuestra vida, estamos diciéndole al Señor que él no está en control, y que él no sabe lo que está pasando en nuestras vidas. Cuando  tengas ansiedad en tu vida dile que te ayude con su Palabra. Es bueno leer la Biblia cuando no sabemos que hacer, cuando vienen a nosotros pensamientos de dudas, cuando Dios tiene algo para nosotros y nos estamos descarrilando a otro lado.

Dice 1 Pedro 5:7 echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.¿Sabes lo que Dios quiere que hagamos con toda esa incertidumbre y ansiedad que tenemos en nosotros? Dios quiere que no nos la quedemos, ni la disfrutemos. Estamos bien y viene la ansiedad, la tomamos, la disfrutamos, nos gozamos y después andamos todos sin confiar completamente en Dios. No sabemos que va a pasar pero Dios tiene cuidado de nosotros, Dios sabe lo que va a suceder, la victoria la tenemos ganada, Cristo la ganó en la cruz del Calvario, estamos del lado vencedor. Pongamos nuestra ansiedad en Cristo. 

Cuando no sabes porqué pasan las cosas, recuerda que Dios siempre está en control. Isaías 26:3 dice, “Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.” Nuestro pensamiento debe de perseverar en Dios, nuestra mente debe de estar pensando siempre en Dios, nuestro guía, nuestros ojos deben de estar en Jesús y dice el versículo 4 “Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos.” Tenemos que confiar en Dios todo el tiempo cuando las cosas van bien o cuando las cosas van mal, cuando tengamos o no tengamos trabajo, cuando estemos enfermos o cuando no estemos enfermos, cuando nos levantamos bien con gozo o cuando nos levantamos tristes y desanimados. Cuando la inseguridad de nuestro país prevalece, él está en control.

Salmos 4:8 era un salmo que de pequeño yo recitaba y mi mamá iba al cuarto y lo repetiamos y dice, “En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.” Cuando estamos en Jehová estamos confiado pero como Pedro le dijo a Jesús, “Dime que yo vaya a hacia ti” y empieza a caminar sobre en las aguas y ve la tormenta y escucha ese ruido, empezó a hundirse y clamó a Jesús, se le había olvidado que él sabía nadar, era un pescador y cuando viene los problemas, la incertidumbre y la ansiedad y no sabemos que hacer pero Dios nos dice que confiemos en él. Hagamos nuestra parte y él hará su parte, vivamos para Dios porque Dios está en control, continuemos sirviendo a Dios porque él está en control.

Sadrac, Mesac y Abed-nego dijeron, “No es necesario que te respondamos sobre este asunto porque nosotros estamos confiando en Dios. ¿Tu en quién estás confiando? 

“Ey Daniel ¿qué vas a hacer en el foso con tanto león hambriento?” y él respondió, “Dios está en control.” “David ¿qué vas a hacer con ese gigante que te está maldiciendo y que te va a matar seguramente?” Él dijo, “Dios está en control.” “Noé ¿qué vas a hacer con tanta lluvia que está cayendo? parece que nunca va a acabar” y parece que a veces llueve sobre mojado y no sabemos qué hacer pero dile como quizá le haya dicho Noé, “Mi Dios está en control.” “Moisés ¿qué vas a hacer con ese ejército de egipcios que viene detrás de ti seguramente vas a morir con todo ese pueblo” y él respondió, “Mi Dios está en control.” “Pablo mira te están golpeando y apedreando y te van a matar en Listra ¿qué vas a hacer?” “Mi Dios está en control.” “José te han echado en un pozo y ahora tus propios hermanos te van a entregar y te van a vender a los ismaelitas y después a los egipcios ¿qué vas a hacer? José deja de confiar en tu Dios” y José dijo, “No, yo voy a seguir confiando en él porque él está en control.” “Jacob, tu tío se burla de tí, ya ha cambiado varias veces tu salario” pero el dijo “Mi Dios está en control”.  

Tal vez estas pasando problemas en tu hogar, en tu matrimonio pero confía en Dios, búscale a él porque nuestro Dios está en control. 

2. Recuerda siempre que Dios tiene todo poder

Dice Daniel 3:17 “He aquí nuestro Dios a quien servimos puede librarnos del horno de fuego ardiendo;” ellos confiaban que Dios los podía librar de ese horno de fuego ardiendo, y luego dicen ellos “y de tu mano, oh rey, nos librará. Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses”. 

No solo Dios esta en control, también recuerda que Dios tiene todo poder. “El tienen todo el poder y cuando nosotros recordamos que él tiene todo el poder nos debería de recordar que él tiene control. No servimos a un Dios, débil, ni frágil, ni a un Dios que no tiene poder, él tiene poder. Dice Salmos 62:11 “Una vez habló Dios; Dos veces he oído esto: Que de Dios es el poder” Mi Dios tiene poder.  Es Dios quien creó el universo, cuando nos damos cuenta de que tan grande es nuestro sistema solar y luego no salimos del sistema solar u vemos que tan grande es el universo decimos, “¡Wow! En ocasiones pensamos que somos el centro del universo. Cuando los niños tienes 6 o 7 años piensan que son el centro del universo y si has ido a un planetario ves que somos simplemente un granito de polvo en medio de una inmensidad de todo este universo, de lo insignificante de que nosotros somos y que fue Dios quien creó todo esto. No cabe duda de que tenemos un Dios poderoso, por eso Dios dice, “Confía en mí perpetuamente”.

Le preguntaron a Jesús enseñaron a orar en Mateo 6:13 dice, “Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal; porque tuyo es el reino, y el poder, y la gloria, por todos los siglos. Amén.” Si alguien le hubiera preguntado a David de que había alguna duda de que Dios le ayudaría él hubiera dicho que no había duda. 

En Dios está el poder para sanar si él así lo quiere, en Dios está el poder para cambiar vidas, sigue orando; en Dios está el poder para salvar al más duro pecador, sigue pidiendo por esa alma; en Dios está el poder aun para resucitar de los muertos, cree en él no hay nada imposible para Dios. De Dios es el poder. Me gusta el versículo de Deuteronomio 20:1 “Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos, si vieres caballos y carros, y un pueblo más grande que tú, no tengas temor de ellos, porque Jehová tu Dios está contigo, el cual te sacó de tierra de Egipto.”  Dice la Biblia no tengas temor, confía en él, de Dios es el poder y el versículo 4 dice “porque Jehová vuestro Dios va con vosotros, para pelear por vosotros contra vuestros enemigos, para salvaros.” 

El problema es que como no pasamos tiempo con Dios se nos hace difícil el a veces pensar y recordar de que Dios es es poder. 

Estos jóvenes le dijeron al rey, Dios nos puede ayudar porque él es poderoso, pero quizá él no lo quiera hacer porque él es soberano. Dice el versículo 19 “Entonces Nabucodonosor se llenó de ira, y se demudó el aspecto de su rostro contra Sadrac, Mesac y Abed-nego, y ordenó que el horno se calentase siete veces más de lo acostumbrado.” Ya de por si el rey estaba bien enojado, estaba lleno de ira y con enojo y él esperaba que estos jóvenes le dijeran “lo que usted mande y diga,” pero ellos dijeron que no, porque tenían un Dios al que temían más que a Nabucodonosor que tenían enfrente. ¿Que hay enfrente de ti que te intimida y cedes a lo que dice esa persona en vez de guardar los mandamientos de Dios? Joven, ¿Qué es lo que otros jóvenes te dicen y que no va haber ningún problema y cedes en vez de recordar quién es nuestro Dios? Esos jóvenes le dijeron que no iba a ceder y el rey se enojó más y los echaron al horno y dice el versículo 23 al 25 “Y estos tres varones, Sadrac, Mesac y Abed-nego, cayeron atados dentro del horno de fuego ardiendo. Entonces el rey Nabucodonosor se espantó, y se levantó apresuradamente y dijo a los de su consejo: ¿No echaron a tres varones atados dentro del fuego? Ellos respondieron al rey: Es verdad, oh rey. Y él dijo: He aquí yo veo cuatro varones sueltos.” El ahora estaba viendo a cuatro y no era porque se le pasaron las copas porque hubiera visto a seis en vez de a cuatro, no era porque uno de ellos había caído era porque los que cayeron extra murieron inmediatamente. Sadrac, Mesac y Abed-nego estaban teniendo la bendición de disfrutar de la presencia de Dios. Estaban caminando en ese lugar y el rey no podía creer y los sacaron y dice la Biblia que ni siquiera olor de fuego tenían. Cuando nosotros hacemos su voluntad este mundo va a tratar de hacernos caer,  pero no dejemos que el diablo nos haga caer, no cumplamos los deseos del maligno, él va a venir y nos va tentar pero sigamos adelante.

Tenemos que recordar que cuando estamos sirviendo al Señor y cuando estamos haciendo su voluntad y cuando estamos viniendo a la iglesia, y nos humillamos y cuando parece que viene lo peor, Dios me ayuda a seguir adelante. Dios quiere darnos una oportunidad más.

Sadrac, Mesac y Abed-nego dijeron Dios nos puede librar, pero si él no lo hace, vamos a seguir sirviendo a  Dios. ¿Que harías tú que dices que siempre vienes a la iglesia y sirves a Dios y viene un problema muy fuerte? ¿te alejarás de Dios?

Conozco a una familia que se fue a EU y de repente el papá estaba bien enfermo, una de las hijas comenzó a cuidar al papá y también la mamá se enfermó, ella fue al hospital y muere y a los dos días muere el papá y era una jovencita bien entregada al Señor y de repente le dijo a Dios “ya no quiero más de ti, has arruinado mi vida, todo lo que yo tenía“ y se alejó de Dios y comenzamos a hablarle y hacerle ver que ios estaba en con ella, que sus papás estaban en el cielo. Lo que quiero decir que estamos cerca de Dios pero cuando nos mueven el tapete ¿que vamos a hacer? ¿vamos a renegar de Dios?

3. Recuerda siempre que Dios merece toda adoración

Estos jóvenes dijeron Y si no, sepas, oh rey, que no serviremos a tus dioses, ni tampoco adoraremos la estatua que has levantado. Ellos iba a continuar adorando a Dios. Dios merece toda adoración nos vaya bien o mal, si estamos saludable y de repente nos enfermamos no reneguemos contra Dios, si tenemos trabajo y de repente lo perdemos, no reneguemos contra Dios.

Job 1:21-22 y dijo: Desnudo salí del vientre de mi madre, y desnudo volveré allá. Jehová dio, y Jehová quitó; sea el nombre de Jehová bendito. En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno.” El dijo, “Dios merece toda adoración. En cierto casos pareciera que es el fin y ya no podemos seguir adelante, no sabemos que hacer, estamos a punto de rendirnos, de claudicar de dejar la iglesia, la familia, de dejar las cosas de Dios, nos enojamos contra Dios pero él nos dice que tiene cosas mejores para nosotros, que confiemos en él.

Si Dios no los hubiera librado un día nos los encontraremos a ellos en el cielo y alguien les preguntaría ¿no están enojados de que Dios los mandara al cielo tan rápido? Imagina que tienes un viaje todo pagado a las Bahamas y viene alguien y te dice que no te vayas pero tú si te quieres ir, y te vas y dice que bueno que me fui, pero el cielo es mucho mejor, todo es gozo y tal vez podemos renegar pero Dios tiene cosas mejores. 

Dios tiene todo en control, Dios tiene todo el poder para ayudarnos y Dios merece toda adoración. Lo que tu y yo debemos hacer es reconocer que él es Dios y adorarlo en todo momento. Si no van las cosas como quisiéramos que fueran, adoremos a Dios. Jehová dio y Jehová quitó, sea el nombre de Jehová bendito. Dejémonos de quejarnos contra Dios y decirle el Señor, “Señor yo te voy a adorar, bendito sea el nombre de Dios.” 

Dios bendijo, ayudó y libró a estos tres jóvenes y al final como Nabucodonosor dijo “el Dios de ellos es un Dios de poder.” Y gente afuera al ver tu fe y tu confianza en Dios, que tu no reniegas van a decir, “este vecino como que si cree en Dios, no renegó, si sabía que Dios tiene todo bajo control y siguió adorando a Dios.” Dios puede usar tu vida aun para traer a otros a lo pies de Cristo. No reniegues de Dios, él está en control.

Vista 718 veces. El día de hoy 2 veces.