Debemos de dar gracias a Dios

Lucas 17:11-19

11 “Yendo Jesús a Jerusalén, pasaba entre Samaria y Galilea.

12 Y al entrar en una aldea, le salieron al encuentro diez hombres leprosos, los cuales se pararon de lejos

13 y alzaron la voz, diciendo: !!Jesús, Maestro, ten misericordia de nosotros!

14 Cuando él los vio, les dijo: Id, mostraos a los sacerdotes. Y aconteció que mientras iban, fueron limpiados.

15 Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz,

16 y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano.

17 Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están?

18 ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero?

19 Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.”

Dice la Palabra de Dios que el Señor Jesús estaba yendo a Jerusalén y estaba pasando entre Samaria y Galilea y que cuando entró a una aldea había diez hombres que alzaron la voz y dijeron:“Jesús, Maestro ten misericordia de nosotros”. En esos tiempos ellos hombres no podían entrar a la ciudad porque eran inmundos y tenían que llevar ciertas normas porque un leproso no podía vivir una vida normal. Jesús les dijo “Id, mostraos a los sacerdotes.” Y no nos dice más sino simplemente dice que mientras iban fueron limpiados quizás entre ellos dijeron: “¿Qué hacemos? ¿Nos quedamos aquí? No podemos ir con los sacerdotes porque nos van a decir que no podemos estar ahí.“ Pero dice que mientras iban fueron limpiados.

Muchas veces Dios quiere que tomemos el primer paso para que él nos dé de su bendición, de su ayuda, y de sus promesas y cuando ellos fueron limpiados dice la Biblia “Entonces uno de ellos, viendo que había sido sanado, volvió, glorificando a Dios a gran voz,” Este hombre era leproso. La lepra es una enfermedad que contamina la piel, salen llagas y se pone blanca y pueden llegar a perder una parte del cuerpo. Ellos estaban condenados pero cuando uno de ellos ve que es sanado, regresó dando voces glorificando a Dios y dando gracias a él.

Cuando Dios hace algo por nosotros de la misma manera debemos dar voces y decir “¡Gracias por lo que me has dado!” Si aprendemos a enfocarnos en darle gracias a Dios vamos a estar animados y si dices que no sabes porqué darle gracias a Dios por lo menos dile: Gracias porque puedo respirar, dale gracias a Dios.

Hay tantas cosas por las cuales les podemos dar gracias a Dios. Es un buen hábito el levantarte todos los días y orar y darle gracias a Dios. En tu oración debes incluir el  dar gracias a Dios. Hay tantas cosas por las cuales puedes dar gracias a Dios.

Este hombre regresó con grandes voces y se postró rostro en tierra, siendo samaritano, y le da gracias. Jesús era judío y los samaritanos y los judíos no se llevaban. Entonces el Señor Jesucristo le preguntó: ¿No son diez los que fueron limpiados?  ¿Donde estan los otros nueve? y le dijo “Levántate, vete; tu fe te ha salvado”. No solamente ha sido sanado sino también salvo. Hay algunas cosas que podemos aprender de esto.

1. El agradecimiento se demanda

El agradecimiento se demanda porque no solamente es algo que debe de salir del corazón pero es algo que Dios pide. Colosenses 3:15 dice Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. Tenemos que ser agradecidos. Esta palabra sed es un verbo imperativo no es que si queremos o no, tenemos que obedecer a Dios en cuestión de ser agradecidos. Por ejemplo cuando algunos de mis hijos termina de comer y se levanta así nada más y no da las gracias yo le digo que tiene que dar gracias. Yo les digo que tienen que ser agradecidos. Como papás tenemos que enseñarles a nuestros hijos a dar las gracias. Algunos les dan un coscorrón o les jalan la patilla y si, a lo mejor no siempre es de corazón lo están repitiendo pero lo están aprendiendo de papá y de mamá y Dios de la misma manera nos dice que debemos de ser agradecidos.

El ser agradecido es demandado de parte de Dios. Cuando Dios te provee y cuando no te provee debes de dar las gracias porque dice la Biblia que debemos de dar gracias en todo.

2. El agradecimiento se dispersa

Cuando somos agradecidos alguien más va a aprender a ser agradecido. Dice la Biblia en Esdras 3:8-11 En el año segundo de su venida a la casa de Dios en Jerusalén, en el mes segundo, comenzaron Zorobabel hijo de Salatiel, Jesúa hijo de Josadac y los otros sus hermanos, los sacerdotes y los levitas, y todos los que habían venido de la cautividad a Jerusalén; y pusieron a los levitas de veinte años arriba para que activasen la obra de la casa de Jehová.  Jesúa también, sus hijos y sus hermanos, Cadmiel y sus hijos, hijos de Judá, como un solo hombre asistían para activar a los que hacían la obra en la casa de Dios, junto con los hijos de Henadad, sus hijos y sus hermanos, levitas. Y cuando los albañiles del templo de Jehová echaban los cimientos, pusieron a los sacerdotes vestidos de sus ropas y con trompetas, y a los levitas hijos de Asaf con címbalos, para que alabasen a Jehová, según la ordenanza de David rey de Israel. Y cantaban, alabando y dando gracias a Jehová, y diciendo: Porque él es bueno, porque para siempre es su misericordia sobre Israel. Y todo el pueblo aclamaba con gran júbilo, alabando a Jehová porque se echaban los cimientos de la casa de Jehová. El pueblo de Israel estaba reactivando la obra del Señor y se juntaron y dieron gracias a Dios y dicen: Porque él es bueno, porque para siempre es su misericordia. El ser agradecidos se contagia.

Hay cosas que no queremos que se contagien en este tiempo de pandemia pero algo que debería de contagiarse es el tener un corazón agradecido. Que la gente vea que somos agradecidos. Si tienes una empresa que ofrece un servicio o producto y te compran deberías de dar las gracias porque te está comprando a ti no está comprando en la competencia, da las gracias

Cuando tenemos un corazón otros lo van a ver y van a comenzar a ser agradecidos.

3. El agradecimiento se demuestra

Colosenses 3:17 dice Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él.Hay que dar las gracias, demostrarlo y decirlo. Aprende a darle gracias a Dios. Dice Salmos 75:1 Gracias te damos, oh Dios, gracias te damos, Pues cercano está tu nombre; Los hombres cuentan tus maravillas.Deberíamos de contar las bendiciones de Dios, en vez de quejarnos, de estar de chillones, de estar de quejumbrosos, y de hacerle muecas al Dios debemos darle gracias.

Salmos 100:4 dice, Entrad por sus puertas con acción de gracias, Por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid su nombre. Hay que entrar a la iglesia con acción de gracias “Gracias porque pude llegar”, “Gracias porque tenemos servicio”, “Gracias porque me has salvado”, “Gracias porque tenemos un país libre en donde la palabra de Dios se puede predicar”. Hay que aprender a ser agradecidos. El agradecimiento se demuestra, se expresa.

En el tema del matrimonio, nuestras esposas hacen tantas cosas en la casa: hacen el quehacer, la comida, etc. y hay tantos esposos tan malagradecidos que salen a trabajar y regresan y dicen: “¿Por qué hiciste esto? Eres una fodonga” Y no saben que tanto trabajan y le echan ganas. Daler gracias por las cosas pequeñas y también hermana cuando tu esposo sale a trabajar y regresa a casa dile: Gracias porque eres tan trabajador. Si tus hijos hacen algo por ti dales las gracias. Joven si tu dices “Ay es que mis papás no me aman” pero ellos tienen un cuarto para ti, te dieron un ipad que no te debieron de haber dado sé agradecido Tus papás se están esforzando dales las gracias a tus papás. No esperes el día del padre o el día de la madre, sé agradecido en todo momento.

El agradecimiento se demuestra no sólo de piensa o se sonríe sino se expresa.

4. El agradecimiento se detecta

Lucas 17:16-19 dice, “y se postró rostro en tierra a sus pies, dándole gracias; y éste era samaritano. Respondiendo Jesús, dijo: ¿No son diez los que fueron limpiados? Y los nueve, ¿dónde están? ¿No hubo quien volviese y diese gloria a Dios sino este extranjero?Y le dijo: Levántate, vete; tu fe te ha salvado.” Jesús detectó, vió cuando este hombre siendo samaritano regresó y le dio las gracias. El agradecimiento no pasa desapercibido. Cuando te pones de rodillas y oras a Dios y le das gracias a Dios por salvarte, por el cielo, por la enfermedad o porque estas bien, porque no hay comida o porque si la hay, por tus hijos y esposa, por tu trabajo, por tu familia, y por todas las cosas, Dios se está dando cuenta.

Dios se da cuenta de quiénes son sus hijos agradecidos y quienes no son agradecidos. Él se dio cuenta de que habían nueve que no le dieron gracias . Ellos debieron de haber regresado y darle gracias a Jesús pero no lo hicieron y él lo notó.

Cuando somos agradecidos Dios lo anota, Dios lo ve y dice: Yo te di esto y fuiste agradecido y ahí te va otra. 

Dios se agrada cuando le damos gracias pero cuando él nos da algo y nos quejamos, él también lo va a apuntar, mejor seamos agradecidos porque el agradecimiento se detecta.

5. El agradecimiento se decide

Tu puedes tomar una decisión de ser agradecido. Dice en 1 Tesalonicenses 5:16-18 “Estad siempre gozosos. Orad sin cesar. Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.” Dios dice dad gracias en todo y tu tienes la decisión de ser agradecido, ser más agradecido con las personas que están a tu alrededor.

Cada uno de nosotros debemos de ser agradecidos pero eso no va a salir de repente y no puedes poner una excusa y decir “Es que yo no soy así”.

Hace años le pregunté a un hermano que cuando había sido la última vez que le había comprado rosas a su esposa. Ellos llevaban 16 años de casados y nunca le había comprado rosas y le pregunté al hermano que por qué y él me dijo que no le nacía que si le nacía se las compraba; pero el ser agradecidos es una decisión que nosotros debemos de tomar y debemos de decidir ser más agradecidos. Ser más agradecidos con Dios, con los hermanos, con la familia, con aquellos que hacen algo por nosotros, sea pequeño o mucho.

Hay que darle gracias a Dios. No te levantes el día de mañana sin darle gracias a Dios.

Vista 126 veces. El día de hoy 2 veces.