Cristo Vive – Pastor Arturo Muñoz

Cristo Vive – Pastor Arturo Muñoz

Cristo Vive

Pastor Arturo Muñoz

Mateo 28:1-10

 

Pasado el día de reposo,[a] al amanecer del primer día de la semana, vinieron María Magdalena y la otra María, a ver el sepulcro.

2 Y hubo un gran terremoto; porque un ángel del Señor, descendiendo del cielo y llegando, removió la piedra, y se sentó sobre ella.

3 Su aspecto era como un relámpago, y su vestido blanco como la nieve.

4 Y de miedo de él los guardas temblaron y se quedaron como muertos.

5 Mas el ángel, respondiendo, dijo a las mujeres: No temáis vosotras; porque yo sé que buscáis a Jesús, el que fue crucificado.

6 No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor.

7 E id pronto y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho.

8 Entonces ellas, saliendo del sepulcro con temor y gran gozo, fueron corriendo a dar las nuevas a sus discípulos. Y mientras iban a dar las nuevas a los discípulos,

9 he aquí, Jesús les salió al encuentro, diciendo: !!Salve! Y ellas, acercándose, abrazaron sus pies, y le adoraron.

10 Entonces Jesús les dijo: No temáis; id, dad las nuevas a mis hermanos, para que vayan a Galilea, y allí me verán.

La Palabra de Dios nos relata en cada uno de los evangelios la resurrección de nuestro señor Jesucristo y de cómo Él fue crucificado y como él tuvo que caminar por esa vía dolorosa, como Él dio su vida y él puso su vida por cada uno de nosotros recordamos cómo fue tomado esa noche y Judas lo entregó y fue en el pretorio juzgado y se le preguntó a la multitud: ¿Qué quieren que hagamos con este Jesús llamado el Cristo y la gente que lo vio, la gente que lo siguió, la gente que estuvo presente cuando Él hizo todos y cada uno de esos milagros, todas aquellas personas que fueron en los cinco mil que fueron alimentada, aquellas tres mil personas que fueran alimentadas, aquellas personas a la que vieron a sus hijos, hermanos resucitar, aquellas personas que vieron el poder de Dios; todas esas personas ¿dónde estaban?; pero cuando se les preguntó ¿qué vamos hacer con este Jesús llamado el Cristo?, la gente empezó a gritar y a dar voces diciendo: ¡crucifícale! ¡crucifícale! todo eso comenzando con los fariseos, con los escribas con aquellas personas que odiaban al señor Jesús. Hay gente que odia al señor Jesús, odia la palabra de Dios, odia la señor Jesús no quieren nada que ver con la Biblia, no quieren que ver nada con las cosas de Dios, están viviendo una vida vana, están viviendo una vida alejados de Dios; pero aun así el señor con todo su amor él entregó su vida, él puso sus brazos, sus manos, su cuerpo entero en esa cruz la llevo con ternura; no pensando en su sufrimiento o en sus emociones sino simplemente Él entregando todo en el jardín del jet se mani diciendo le a Dios: Padre que no se haga mi voluntad sino la tuya. Cada uno de nosotros deberíamos de orar las mismas palabras ¿porque esta carne no quiere sufrir, esta carne no quiere padecer? pero el señor Jesús dijo: Padre no quiero lo que yo quiero; sino quiero hacer lo que tu quieres y él entregó su vida por cada uno de nosotros, estando en esa condenación él fue llevado a ese monte calvario a ese lugar de la calavera y ahí fue crucificado entre dos malhechores.

La palabra de Dios nos dice que antes de morir él estuvo hablando algunas palabras -El año pasado vimos cada una de esas palabras; pero cuando Él habló con uno de ellos, ese se burló él le dijo: si tu eres el hijo de Dios sálvate y sálvanos también a nosotros y el otro le dijo: calla mira el también y nosotros estamos en la misma condenación, no crees aun estando así no te arrepientes y hablo con Jesús y le dijo: Señor acuérdate de mí cuando estés en tu reino y el señor Jesucristo le dijo: de cierto te digo que desde hoy estaras conmigo al paraíso, ese hombre de ahí fue salvo a través de la promesa de Cristo pero ese día fue un día triste; el cielo se oscureció hubo un gran terremoto, el velo del templo se rasgó desde arriba a abajo, un soldado clamó y dijo: verdaderamente éste era hijo de Dios, Jesús cuándo fue entregado le dijo no solamente a la gente que lo entregaba pero también al diablo le dijo: disfruta este día, disfruta este tiempo, disfruta esta hora porque vendrá el día, vendrá el tiempo y vendrá la hora cuando yo voy a resucitar ¡fue un día triste cuando Cristo murió! ¡fue un día triste cuando él fue crucificado! ¡fue un día triste cuando él finalmente expiró y entregó su espíritu! y le dijo al señor: recibe mi espíritu, perdónalos porque no saben lo que hacen, el dijo: consumado es y lo hizo por todos nosotros pero al tercer día Cristo resucitó y dice la palabra de Dios que el Ángel le dijo: No está aquí, pues ha resucitado, como dijo. Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor.  

La resurrección del señor Jesucristo es algo que nos debe de gozar, nos debe de alegrar, de quitar toda tristeza, nos debe de recordar que a través de su resurrección él me da esa promesa de que también nosotros vamos al cielo con Él.

I. Cristo Vive.

El resucitó ¡Cristo vive! en 1 Corintios 15:17 nos habla acerca de su resurrección, nos habla acerca “y si Cristo no resucitó, vuestra fe es vana; aún estáis en vuestros pecados.” ¡Cristo sí resucitó! y en el versículo 20-22 “Mas ahora Cristo ha resucitado de los muertos; primicias de los que durmieron es hecho.

21 Porque por cuanto la muerte entró por un hombre, también por un hombre la resurrección de los muertos.

22 Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.” y en el versículo 54-56 “Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.

55 ¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?

56 ya que el aguijón de la muerte es el pecado, y el poder del pecado, la ley. ” ya no es más porque Cristo resucitó dice la Biblia en Lucas 24:5, “ y como tuvieron temor, y bajaron el rostro a tierra, les dijeron: ¿Por qué buscáis entre los muertos al que vive?” y en el versículo 23 “y como no hallaron su cuerpo, vinieron diciendo que también habían visto visión de ángeles, quienes dijeron que él vive.” la Biblia una y otra vez me recuerda que Cristo vive, él ya no está allá en la tumba, no es como aquellos dioses o ídolos o gente importante como Mahoma, Buda, personas que murieron y sus cuerpos aún están ahí en la tumba; el cuerpo de Jesús ya no está ahí ¡porque el vive! dice la Biblia en Gálatas 2:20,”Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí.” Mas ahora Cristo vive en mí, no solamente Cristo vive pero aquellos que han aceptado a Cristo; él está viviendo dentro de cada persona salva, nosotros somos templo del espíritu santo pero también dice la Biblia que Cristo mora en nosotros, en Apocalipsis 4:9-11, ”Y siempre que aquellos seres vivientes dan gloria y honra y acción de gracias al que está sentado en el trono, al que vive por los siglos de los siglos,

10 los veinticuatro ancianos se postran delante del que está sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono, diciendo:

11 Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tú creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.” y en Juan 1:1, “En el principio era el Verbo, y el Verbo era con Dios, y el Verbo era Dios.” y en Apocalipsis 22:13, “Yo soy el Alfa y la Omega, el principio y el fin, el primero y el último.” ¿por qué? porque Él siempre ha vivido, el es, el fue, y él siempre será aunque murió Él siempre fue, el siempre vivió

II. Cristo viene pronto.

El señor Jesús se está despidiendo de los discípulos y les dice en Hechos 1: 8-11, “ pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.

9 Y habiendo dicho estas cosas, viéndolo ellos, fue alzado, y le recibió una nube que le ocultó de sus ojos.

10 Y estando ellos con los ojos puestos en el cielo, entre tanto que él se iba, he aquí se pusieron junto a ellos dos varones con vestiduras blancas,

11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.” y en 1 Tesalonicenses 4:13-16, “Tampoco queremos, hermanos, que ignoréis acerca de los que duermen, para que no os entristezcáis como los otros que no tienen esperanza.

14 Porque si creemos que Jesús murió y resucitó, así también traerá Dios con Jesús a los que durmieron en él.

15 Por lo cual os decimos esto en palabra del Señor: que nosotros que vivimos, que habremos quedado hasta la venida del Señor, no precederemos a los que durmieron.

16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero.

dice la palabra de Dios que se va a tocar una trompeta y los muertos en Cristo ¿quienes son ellos? son aquellos que ¿tuvieron una religión? no, ¿son aquellos que se portaron bien? tampoco, ¿son aquellos que hicieron buenas obras? tampoco, ¿son aquellos que guardaron la cuaresma? tampoco, ¿serán aquellos se bautizaron una y otra vez? tampoco, ¿son aquellos a los quizás les impusieron las manos? tampoco; ¡son aquellos que murieron en Cristo! creyendo en Cristo y dice la Biblia “y los muertos en Cristo resucitarán primero.” y en versículo 17 “Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.”.

Que gran día será ese día, no falta mucho; hay guerras, hay pestes, hay muertes, la violencia se elevado, hay rumores de guerras, hay hambres y mucha hambre, hay terremotos ¡muchos terremotos! todo eso una anunciación de que Cristo viene pronto y puede ser hoy.

Un hermano decía: pastor no predique de la venida de Cristo porque aun no me he casado, pero pudiera ser hoy; algunos que ya llevan 10 años de casados dice: pastor que Jesús venga pronto. Cristo está apunto de venir y dice la palabra de Dios que nosotros seremos arrebatados juntamente con los que ya han muerto y vamos estar en las nubes con el señor, dice la Biblia en 1 Corintios 15: 51-52, “He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos seremos transformados,

52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos,” ¿cuanto se tardara un abrir y cerrar de ojos? en un parpadeo, instantáneamente, ni dos damos cuenta cuando parpadeamos y dice la Biblia “en un abrir y cerrar de ojos,” no del abrir y cerrar de ojos que algunos hacen cuando vienen a la Iglesia y se acomodan y cierran sus ojos y después terminan el servicio y ya los abren ¡ese es más largo! en el versículo 52-53 “en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros seremos transformados.

53 Porque es necesario que esto corruptible se vista de incorrupción, y esto mortal se vista de inmortalidad.” ¿porque es corruptible? porque cada vez se degrada más y no se mejora, hay corrupción en nuestro cuerpo; se va a transformar en incorrupción, ya no más se va a ir decayendo ”y esto mortal se vista de inmortalidad.” Dios nos va a dar un cuerpo inmortal que nunca va a morir y en el versículo 54 “ Y cuando esto corruptible se haya vestido de incorrupción, y esto mortal se haya vestido de inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra que está escrita: Sorbida es la muerte en victoria.”  y en Apocalipsis 3:11, “He aquí, yo vengo pronto; retén lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.Marata quiere decir Cristo viene en Apocalipsis 22:7, “ !!He aquí, vengo pronto! Bienaventurado el que guarda las palabras de la profecía de este libro.” y en el 12 “He aquí yo vengo pronto, y mi galardón conmigo, para recompensar a cada uno según sea su obra.” Jesús viene pronto.

III. Cristo nos da victoria.

Sobre que nos da victoria:

  1. Sobre el pecado.

La palabra de Dios nos dice que a través de Cristo nosotros tenemos esa victoria del pecado y ya el pecado ya no es más sobre,Cristo ahora vive en mí y lo que ahora vivo en la carne lo vivo en la fe de Cristo en la cual me amó y resucitó así mismo por mí, a través de Cristo podemos tener victoria sobre el pecado, dice la Biblia en Efesios 2:1-3, “Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados,

2 en los cuales anduvisteis en otro tiempo, siguiendo la corriente de este mundo, conforme al príncipe de la potestad del aire, el espíritu que ahora opera en los hijos de desobediencia,

3 entre los cuales también todos nosotros vivimos en otro tiempo en los deseos de nuestra carne, haciendo la voluntad de la carne y de los pensamientos, y éramos por naturaleza hijos de ira, lo mismo que los demás.” Cuando estábamos sin Cristo cualquier pelea que teníamos nosotros sobre el pecado la perdíamos ¿por que? porque sin Cristo cada pelea que tenemos contra el pecado es una pelea que la vamos a perder, por eso la gente alcohólica no puede ganar esa pelea contra el alcohol porque Cristo no está en ellos; por eso tenemos tantos problemas contra el pecado, con el pecado ¿por que? sin Cristo es muy fácil ser vencidos por el pecado, pero Cristo a través de su vida  a través de su resurrección nos da la victoria sobre el pecado.

2.Me da victoria sobre los problemas.

A través de Cristo tienes victorias sobre los problemas que podemos enfrentar y lo único que tienes que hacer es confiar en Él es decirle: señor que hago y te responderá: confía en mí. Necesitamos creer más en Dios y en Cristo a través de Él tenemos victorias sobre el pecado y cuando te encuentres batallando contra el pecado arrodíllate y ve con el señor y dile al señor: confieso mi pecado y señor te pido que tu me ayudes y podemos nosotros orar y pedirle a Él y Cristo te ayuda contra el pecado pero también cuando hay problemas en vez de confiar en mí mismo, en vez de confiar en alguien más confía en Dios porque Cristo es quien nos ayuda a vencer cualquier problema , dice la Biblia en Deuteronomio 20:1, “Cuando salgas a la guerra contra tus enemigos, si vieres caballos y carros, y un pueblo más grande que tú, no tengas temor de ellos, porque Jehová tu Dios está contigo, el cual te sacó de tierra de Egipto.” Acuérdate que Dios está de nuestro lado, la Biblia nos habla de que podemos tener victorias en Él; cuando David se enfrentó a Goliat él dijo: Cómo es que te atreves a levantar tu voz contra Jehová de los ejércitos y tomó la piedra y se lo lanzó a Goliat; no lo hizo creyendo en él, l hizo creyendo en Dios, Romanos 8:35-37, “¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?

36 Como está escrito: Por causa de ti somos muertos todo el tiempo; Somos contados como ovejas de matadero. m

37 Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.” La palabra “más que vencedores” es una palabra que también significa somos invencibles; a través de Cristo somos más que vencedores y a través de Cristo podemos contra cualquier problema que se presente en nuestra vida, podemos ponerlo en las manos de Dios y porque Cristo resucitó en Hebreos 12:3, “Considerad a aquel que sufrió tal contradicción de pecadores contra sí mismo, para que vuestro ánimo no se canse hasta desmayar.” si el pudo resucitar de los muertos, Él nos enseña que cualquier cosa se enfrente en nuestra vida también lo podemos pasar.

Podemos nosotros tener victorias sobre el pecado, podemos nosotros también tener victoria sobre problemas que se nos presenten en nuestra vida en Romanos 8:37-38, “Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.

38 Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,” Si el mayor problemas que te vas a enfrentar es la muerte; la muerte no tiene autoridad sobre nosotros porque en Filipenses 1:21, “Porque para mí el vivir es Cristo, y el morir es ganancia.” Si la muerte se atraviesa vas a estar en la presencia del señor dice la Biblia en Romanos 8:38-39, “ Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir,

39 ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro.

Cristo nos da la victoria, te da la victoria sobre el pecado, sobre problemas.

3. Cristo nos da victorias sobre las puertas del infierno.

Porque Cristo resucitó me da la victoria sobre las puertas del infierno, porque el infierno ya no me va a hacer daño Mateo 16:18, “Y yo también te digo, que tú eres Pedro,[a] y sobre esta roca[b]edificaré mi iglesia; y las puertas del Hades no prevalecerán contra ella.” Cuál era esa verdad? la verdad de que Cristo, de que Jesús era el Cristo el hijo del Dios viviente y cuando pones tu fe en Cristo y le dices a el: Señor sálvame yo creo en ti, yo creo que moriste en la Cruz por mí y que te diste por mí y yo pongo mi fe en tí; entonces las puertas del Hades no prevalecerán contra ninguno de nosotros; está Marta hablando con el señor Jesús y dice dice la Biblia en Juan 11: 23-26, “Jesús le dijo: Tu hermano resucitará.

24 Marta le dijo: Yo sé que resucitará en la resurrección, en el día postrero.

25 Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá.

26 Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto?” Este es la pregunta que Dios hace, que Jesús te hace ¿Crees esto? si tu crees en mí no vas a morir eternamente; crees tú verdaderamente que yo te puedo dar vida eterna, crees tú verdaderamente que yo te puedo dar salvación, Crees tú verdaderamente que yo(Jesús) vine a dar mi vida por tí y vine para ser muerto en esa cruz y resucite al tercer día, crees que yo te puedo dar esa vida eterna y marta le dijo: “Le dijo: Sí, Señor; yo he creído que tú eres el Cristo, el Hijo de Dios, que has venido al mundo.” y lo único que tenemos que hacer es creer que Jesús es el Cristo el hijo de Dios que ha venido al mundo, no debes de confiar en una religión, no puedes confiar en hombre o en un rito que tienes que hacer; lo único que tienes que hacer es confiar en Cristo quien murió por ti y él te puede dar vida eterna y salvación dice la Biblia en Romanos 6:8-11, “Y si morimos con Cristo, creemos que también viviremos con él;

9 sabiendo que Cristo, habiendo resucitado de los muertos, ya no muere; la muerte no se enseñorea más de él.

10 Porque en cuanto murió, al pecado murió una vez por todas; mas en cuanto vive, para Dios vive.

11 Así también vosotros consideraos muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús, Señor nuestro” Si morimos con Cristo creemos que también viviremos con Él ¡Cristo vive! ¡Cristo viene pronto! y ¡Cristo te puede dar la victoria sobre el pecado, sobre cualquier problema y lo más importante te puede dar victoria sobre el infierno! solamente a través de Cristo podemos tener salvación.

 

Vista 353 veces. El día de hoy 1 veces.
2018-10-11T10:30:16+00:00 abril 10th, 2018|Pastor Arturo Muñoz|0 Comments

Leave A Comment