El Hombre Maldito: Machistas Y Cobardes

La Biblia nos dice que después de haber hecho Dios todo el universo, vio Dios todo lo que había hecho y he aquí era bueno en gran manera. Adán era un buen hombre con una buena esposa, con un buen lugar donde vivir, con un buen clima, un buen trabajo, un buen jefe, un buen ingreso y buenas mascotas, tuvo buena vida, pero lo mejor de su vida no eran esas cosas materiales o relaciones, sino que vivía totalmente conectado con Dios, él podía hablar con Dios cara a cara todos los días.

En Génesis 2 podemos ver todas las bendiciones de Dios y parte de las bendiciones del Padre Celestial es la Palabra NO. A veces por querer cosas que Dios no tiene para nosotros no nos gusta la palabra NO. Pero esa palabra es una gran bendición cuando un padre la introduce en el vocabulario y en la vida de su hijo.

Dice Génesis 2:15-17 “ Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. Hay dos cosas sobre este mandamiento. Primero el mandamiento no era un mandamiento que causaba confusión, era bastante claro: “Hay Montones de árboles, hay uno en medio y el día que comieras de él morirás.” ¿Has recibido un mandamiento de tus padres que no es muy claro? como por ejemplo: Sé un buen niño. Entonces cuando vayas a la escuela no pelees con nadie, pero ¿qué tal si Juanito viene y le pega a tu hermana y necesitas defenderla y darle unos golpes cristianos para defenderla? ¿Cómo ser un buen niño en ese momento? Es un poco confuso. El mandamiento que Dios les dio no era así. 

Segundo, el mandamiento no era cruel. Dios les había mandado que tenía que trabajar. ¿Trabajar genera hambre en nosotros? Sí. Entonces, Adán escucha el mandamiento de trabajar y Dios le dice después: “Todo lo puedes comer aquí, más este árbol no.” Antes de decirle que no podía comer, le dijo que sí podía comer. Vino de un Padre no cruel, sino de un Padre amoroso.

Era un hombre bendecido por su Dios que escuchó ese mandamiento. Pero entramos al capítulo 3 y las cosas están a punto de cambiar drásticamente. Hay momentos cuando algo pasa y el mundo no es el mismo después. Por ejemplo, cuando España envía exploradores a este lado del mundo y descubren el bello México, la caída de las torres gemelas, cuando se inventó el internet, el mundo no fue el mismo.

Génesis 3 es el momento de momentos; cuando todo salió de bendecido y se convirtió en maldición y es un momento que nos impacta a todos los hombres. Y tenemos que considerar esto, todo comenzó con una decisión trágica. Adán y Eva estuvieron caminando en el huerto del Edén y todo era bueno en gran manera.¿Podemos decir lo mismo ahora? Todo empezó con una decisión trágica.

Entre toda la belleza del huerto del Edén hubo un enemigo, un mentiroso y un homicida desde el principio. Su intento es mentir acerca de quién es Dios. Un ángel caído llamado Satanás. Satanás no es una fábula, no es caricatura inventada por los hombres, es un ser real que era angelical, odia a Dios y Dios le castiga arrojándolo no al infierno, sino en que anda en la tierra buscando a quien devorar entonces él empieza una conversación con el más vulnerable del miembro de la humanidad, nuestra madre Eva. La encontró en un momento de independencia, lejos de su cabeza, y Adán contribuyendo a esta escena por ser pasivo y no servir como armadura espiritual y emocional para su esposa. El hombre existe para pelear en contra de Satanás, pero el hombre pasivo que permite que el diablo entre y converse con su esposa, cualquiera cosa puede pasar dentro de su hogar y eso es lo pasó.

Génesis 3:1 dice: “Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto?” El primer asalto de la humanidad era convencer a Eva y a Adán de que Dios era cruel por usar la palabra No. Dios no era cruel por decir no porque supo las consecuencias dijo ciertamente morirás. El padre que dice a su hijo que no meta sus manos al contacto, ¿es un padre amoroso o un padre que odia? Es un padre que ama, pero Satanás siempre nos hace enfocar en lo que no debemos tener.

Dice el versículo 4 “Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis;” Le dijo no va a haber consecuencias ¿y cuántos de nosotros vivimos con consecuencias largas y duraderas? y Satanás mintió, Dios era verdad. Algo siempre muere cuando pecamos “porque la paga del pecado es muerte.” Satanás quiere escondernos de nuestra vista, consecuencias solo pensando en el placer, “el placer es para ti, pero las consecuencias son para otros.” ¿Y Cuántas veces hemos tomado esa carnada como hombres?

Les prometió que el pecado sería progreso y no un problema. Mira lo que dice el versículo 5 “sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal.” Y realmente esto nos enseña que la mitad de una verdad es una mentira porque nuestros ojos son abiertos y entendemos que hay bien y mal, pero no somos como Dios. El pecado nunca ha sido progreso, siempre ha sido problema entre nosotros los hombres.

El versículo 6 dice: “Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.” En lugar de que Adán se parara y Eva se pararan con la Biblia en su mente, no pelearon usando la espada, el espíritu en contra de Satanás, Adán hubiera puesto en medio y dice: El mandamiento de Dios es para mi bien, no voy a decir que sí a algo que Dios dice que no. Pero no hizo eso, comieron y cuando ellos comieron todos los hombres estuvimos en ese banquete y esto no fue una caída de un escalón, sino que fue una caída como del piso número cien de las torres gemelas. Una caída de inocencia a culpa, de santidad a suciedad, de cielo al infierno.

Cuando Adán pecó todo pecamos. Eclesiastés 7:29 dice:He aquí, solamente esto he hallado: que Dios hizo al hombre recto, pero ellos buscaron muchas perversiones.Dice Romanos 5:12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.1 Corintios 15:22 Porque así como en Adán todos mueren, Adán es la cabeza federal de toda la humanidad y cuando él escogió, todos escogimos.

Creemos que hay un Dios y un diablo, hay un cielo y un infierno, hay el bien y el mal, hay decisiones que hemos tomado y tenemos que vivir con esas decisiones porque todo lo que el hombre sembrare también cosechará. Entonces, se introdujo el pecado entre el ambiente y produjo cardos y espinos  y engendró problemas dentro del hombre y entre la humanidad un cambio en el mundo, y ha creado dos extremos de debilidad masculina, un extremo es Adán cobarde y el otro es Adán machista y dice Génesis 3:7 Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales.”

Así que el énfasis de Dios es la decisión del hombre y la respuesta del hombre o el énfasis es que es la víctima. Adán cobarde que no asume responsabilidades Y el hombre respondió: La mujer que me diste por compañera me dio del árbol, y yo comí. Adán hubiera dicho algo muy diferente “Señor, yo soy responsable de esa mujer, pero en mi negligencia espiritual, permití que Satanás hablara con mi esposa, estuve al lado, pero no hice mi parte. Me diste una esposa tú me hiciste como un escudo espiritual para ella y Señor, cualquier sacrificio que tu requieras aun si tienes que matarme, muero por ella porque soy responsable.”

Y muchos de nosotros hemos sido o estamos repitiendo esta misma historia en 2021: Corriendo de Dios y culpando a la esposa; es tiempo de ir a Dios y hacerse responsable de la esposa.

Adán machista es el otro extremo en los hombres. Adán cobarde no quiere ser de ninguna manera responsable y no quiere tomar autoridad, pero Adán machista toma demasiada autoridad que no le pertenece y lo hace de una manera cruel. Y hombre quiero decirte que tu esposa y tus hijos no son animales. A un burro se doma con golpes, a una esposa con amor. Es muy diferente.

Dice Génesis 3:16 A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti.Y así es la historia ahora dentro de nuestros hogares. Tenemos que mirarnos en el espejo y considerar a Adán machista y a Adán cobarde.

Adán en el capítulo 5 empieza a engendrar hijos según su imagen. Todos somos un extremo u otro extremo en masculinidad maldita o quizás una mezcla de machismo y cobardía. Voy a nombrar cinco clases de cobardes y cinco clases de machistas. Hice este sermón hace tiempo y le di ciertos nombres. Si encuentras tu nombre, no te enojes. no te conozco, no estaba pensando en ti, o quizás sí indirectamente.

Adán Cobarde

1. Neto el niñito

Neto el niñito es muy interesante. Desafortunadamente Neto tiene el cuerpo de un hombre, pero el nivel de responsabilidad de un niño muy muy chico. Es un niño con barba. Para él los compromisos son muy difíciles porque él tuvo mamitis, era el niño de mamá. De vez en cuando ha salido para conseguir trabajo y  trabaja de vez en cuando unas diez horas a la semana en el oxxo o en el cajero pero nunca más allá porque no le gusta a Neto la presión en la vida. Él ha estudiado cinco cursos diferentes en la universidad, pero nunca gradúa, es bueno para empezar pero malo para concluir y en un momento Neto decidió salir de la casa y rentar su propio departamento pero el primer sábado la mamá llega y le cocina, le plancha, le arregla todo y realmente aunque está fuera de la mamá físicamente, ella mora en su cabeza. Neto es muy nice, es buena gente y una tonta señorita que ha visto machismo dice: “Es muy buena gente” Pero cuando se casa con él, va a decir “la gente no lo entiende, él tiene mucho potencial. Le voy a ser mi proyecto de mi vida.” Pero en el momento que se casa con Neto el niñito, no entiende que no se está casando con un hombre que le va a liderar, se está casando con un niño chico, no está adquiriendo un esposo sino un hijo. Porque eso es Neto y eventualmente él no va a querer trabajar porque no le gusta el compromiso, si le va a gustar engendrar hijos, y decir que tiene esposa y su esposa después de cinco años van a estar harta de ese niño que no quiere hace nada en la casa y dentro de la casa y le va a decir ADIÓS y él no va a tener ningún problema con eso porque su mamá está en frente, está su recámara desde niño decorado de Star Wars, del Chavo del Ocho, porque nunca dejó de ser un niño.

Y si tú eres un Neto no puedo arreglarte, te voy a animar a que madures en el poder de Cristo, pero quiero avisar a las señoritas que dicen “Él tiene mucho potencial, yo sé que siempre lo desocupan, su familia lo reciben, pero otros le dicen que es un flojo” y lo están defendiendo, haciendo todo el labor de la casa, y eso las va a hartar algún día y señorita, es mucho mejor orar que casarte con Neto el niñito, porque cuando te casa con él te casas con Star Wars, con el chavo del ocho, él no es un hombre que te va a liderar, sino un niño que vas a mantener.

2. Pepe el que provee (y nada más)

Pepe es diferente a Neto, él si trabaja, él es un esposo y padre que ingresa lo suficiente para pagar, su esposa e hijos tienen casa decente, el agua y luz esta pagada, pero en el momento de que Pepe trabaja, llega y come ya está a su límite, no hace ninguna otra cosa. En el instante que llega a casa, agarra el control de la televisión o el ratón de la computadora y vive en la misma casa pero en otro universo, porque no es suficiente hombre para tratar con las necesidades espirituales y suplir las necesidades emocionales en su hogar. Pepe provee pero no participa, y agrega la mitad de su trabajo que es engendrar y lo asume como si fuera el todo, pero su esposa e hijos son mucho más que cuerpos que necesitan ropa casa, comida, dinero son almas que necesitan conversaciones, el evangelio, oración, dos oídos atentos para escuchar. 

¿Y qué va a hacer pepe con la vida? Siempre va a tener un carro oxidado afuera, va a estar afuera trabajando todos los días en el auto, va a comprar un nuevo libro de milhojas, nuevos pasatiempos, y él va a estar distanciado y aislado de su familia y causa mucho daño, porque está presente pero ausente. 

Quizás tuviste eso o quizás eres esto. El día vendrá y tus hijos van a decir: “Tu nunca estuviste ahí cuando te ocupaba” y vas a contestar “yo llegué a casa todos los días.” Sí, físicamente presente, emocionalmente distante.

3. Victor del videojuego

Yo soy un viejo. Tengo 44 años y cuando tenía 10 años los videojuegos no eran nada, pero salió Nintendo, esa caja gris y en el mismo cartucho Super Mario Bros y Duck Hunt, te daban una pistola y matabas los patos que iban volando, pero antes de todo eso, el videojuego no existía tanto. Ahora, ese Nintendo es cosa de viejos y lo que pasa es que ya estamos en otra etapa y fuimos casi criados con un tenedor en un mano y en la otra un control de videojuegos.

Hombres, fuimos creados para amor y guerra y cuando Dios provee algo, Satanás tiene su versión artificial. Pornografía es amor artificial y videojuegos es guerra artificial porque Victor del videojuego vive toda la vida adicto a alguna pantalla. He oído a esposas decir: “Mi esposo no pasa tiempo con nosotros porque está metido siempre en ese cuarto” El videojuego lo tiene a él.

Cuando era niño tenía cosas de niños, cuando fui adulto, me hice hombre y dejé las cosas de niños. ¡Qué bueno! Campeón contra alguien de Nueva Zelanda, pero fracaso como esposo. ¡Felicidades! Muy valiente para los enemigos electrónicos pero nunca trata con lo verdadero en su vida.

El día que te casa ponte un anillo y deshazte del videojuego y hazlo antes de casarte, porque sino vas a ser muy valiente para lo electrónico y muy lejos para lo verdadero.

4. Carmelo el comediante

Es el hombre que a todos les gusta tener alrededor porque es el payaso del grupo, entretiene a todos, siempre con un chiste, una manera chistosa de contestar, todos están muertos de risa, y eso atrajo el corazón de su esposa, porque era mucho estudio en la universidad y en medio de eso carmelo siempre contaba un chiste. Pero Carmelo el comediante es el hombre que todos quieren tener alrededor pero nadie lo respeta, porque eventualmente hay otras cosas que entran en la vida: la instrucción de hijos, un trabajo, la necesidad de ahorrar y disciplinar a nuestro deseo de compras, hay momentos donde tendremos que consolar a nuestras esposa de manera profunda y nada de eso es un chiste.

Pero este hombre saca un chiste para no tratar con la realidad, es muy bueno para hacer reír, pero nunca hace nada con su vida, porque nunca ha salido de la fase de payaso, nunca ha llegado a ser un hombre verdadero.

5. Esteban el espiritual

Si hay una versión de hombría quebrantada que cae bien en la iglesia no es Adán machista sino Adán cobarde porque mal entendemos humildad y usamos nuestros cristianismo para ser muy espirituales, pero sin enfrentar situaciones porque somos “humildes”. Cristo fue humilde pero nunca fue un cobarde. Jesús enfrentaba situaciones que se tuvieron que enfrentar sin pelos en la lengua.  Pero Esteban el espiritual es el hombre que va a ser miembro de una iglesia, todos los domingos va estar temprano en la iglesia, y todos los días que toma café es con su taza de Jeremías 29:11 y es un hombre que conoce textos, hasta sus calcetines son cristianos, tiene miles de versículos memorizados, pero cuando su esposa se acerca con él para decir: “Un homosexual estuvo mandando mensajes a nuestro hijo.” Dice “voy a orar por eso.” Su esposa le dice: “Nuestra hija está llegando más tarde cada noche a la casa y cuando llega es muy territorial con su celular y su cuarto” y Esteban dice; “Voy a ayunar por eso.” 

Hay momentos de oración, de ayuno, pero, ¿cuántos hombres cobardes usan su espiritualidad como un disfraz cuando no es espiritualidad sino cobardía? Dios no solo puso el querer sino hacer algo en su voluntad. Cuando un pervertido llega a la casa coqueteando ¿Quién debe enfrentarlo? Papá. No es la mamá, no es el vecino, no es el pastor. Cuando el joven se va descarriando y empezando a experimentar con sustancias, ¿quién debe llegar a es el cuarto y tirar eso y decirle las cosas? El padre. No solo es orar sino hacer.

La Biblia no es un libro místico sino un libro bastante práctico. Necesitamos hombres que no solo van a ser algo sino que también van a hacer algo también.

Adán Machista

1. Antonio el antimujer

Antonio piensa que ser hombre es simplemente ser el opuesto de una mujer. Él observa a su abuela, a su mamá y a su esposa y dice que las mujeres son cariñosas, dicen “yo te amo”, limpian, cocinan, y abrazan a los niños y dice: “Si eso es una mujer, y yo soy hombre voy a ser el opuesto.” Él piensa que el ser hombre es llegar a casa, eructar y dejar sus calcetines sucios por toda la casa y cuando su esposa le pregunta porqué hace eso dice “hago eso porque soy hombre.” Cocinar y lavar trastes nunca lo va a hacer, ahora no estoy diciendo que es un deber de todos los días, pero de vez en cuando. Científicamente está probado que no pierdes testosterona por lavar trastes, servirle un café a tu esposa de vez en cuando, es una buena cosa y no vas a perder tu barba y masculinidad por eso. Pero este hombre ve a las mujeres y va a ser lo propuesto. 

Antonio el antimujer nunca va a besar, ni abrazar a sus hijos, no va a tener conversaciones con ellos porque él piensa que el ser un hombre es ser lo opuesto a una mujer.

Jugar muñecas es muy masculino dependiendo la situación. Yo no te voy a invitar a mi casa para jugar con muñecas, pero cuando mis niñas llegan y quieren jugar con muñecas, eso es muy masculino en ese momento. Eso es hombría.

En México se nos ha vendido la idea de que un hombre es quien no dice “Yo te amo”, el sucio, el desordenado, pero cuando veo al Señor Jesucristo veo abrazando a los niños, diciendo a sus discípulos que los amó hasta el fin, dando comida a la gente hambrienta y veo diciéndole a los discípulos arregla eso y cuando fue crucificado, sepultado y resucitado llegaron ahí y hasta la ropa fue doblada. Veo muchas cosas que consideramos femeninas en la vida de nuestro Señor Jesucristo, pero la idea no es ser macho o masculino sino ser cristiano. Antonio el antimujer hace desastre en su familia.

2. Guillermo el ganador

Dios hizo al hombre para tener dominio y parte de eso es nuestro deseo de competencia. Somos diferentes a las mujeres. Si pones un balón de fútbol en medio de mujeres van a decir “qué bonito balón”, pero si lo pones dentro de los hombres, tenemos que patearlo y vamos a jugar. Tenemos una naturaleza competitiva entre nosotros hombres. Pero Guillermo lo lleva a un extremo. Su cuarto está lleno de trofeos y él fue a la universidad no tanto para estudiar, sino para ser mejor que otros. Él es una persona que tiene una casa, maneja su auto deportivo pero eso es para mostrarte que es mejor que tú y a su esposa no la considera como su ayuda idónea sino que es otro trofeo en su vida. Le va a comprar un brazalete de diamantes y ella le dice tú no me amas él dice: ¿Como que no te amo? Te compré eso. Todo es cuentas, partidos, competencias y cuando su esposa le dice que necesita más de él él va a decir que está haciendo su trabajo y que se calle.

Nuestras esposas no son trofeos, son nuestra otra parte, son nuestra carne cuando nos casamos con ellas, necesitan mucho más que solo cosas bonitas y no tenemos esposas para competir con otros sino para invertir en sus vidas.

3. Igor el intimidador

Su manera de liderar a su esposa no es la manera de Cristo, no es a través de sacrificio y compresión, sino sujeción dura. Él amenaza, grita, abusa y deja moretones en el cuerpo y el corazón de su esposa. 

Cuando él se casa se casará con una mujer que típicamente es una hija de Igor el intimidador. Vio que su padre abusaba y pegaba a su madre, tiene medios hermanos en el pueblo y quiere escapar de esa pesadilla y se casa con otro Igor intimidador y vive un segundo capítulo de la misma triste historia.

Si tú levantas tu mano a una mujer, eres un cobarde de cinco estrellas, eres un animal que merece una jaula, mereces estar en una cárcel si le pegas a tu esposa. Eres un salvaje que se porta como el diablo cruelmente, usando tu fuerza no para levantar y animar sino para amenazar.

4. Jorge el jefe

Toda su vida es estar en control, es más comandante que cariñoso y en cada situación él tiene que ser la autoridad absoluta tal vez no pega, pero conoce un solo versículo en toda la Biblia: Efesios 5:22Las casadas estén sujetas a sus propios maridos, como al Señor;

Este hombre brinca de trabajo en trabajo porque él tiene que ser el supervisor; brinca de iglesia iglesia porque no tolera ser la autoridad; y en cada momento tiene que ser comandante.

Él está en la chamba y cuando llega a casa no sabe quitarse la cachucha de comandante, de mecánico, de abogado y ponerse la cachucha de esposo y padre. Él sólo manda pero no está relacionado con su familia.

Somos una mezcla de todos estos hombre en momentos. Hay un arreglo para los hombres y gracias a Dios en el mismo texto hay un arreglo para los hombres.¿Hay un perfecto líder varonil que podemos y debemos de imitar? ¿Hay un capitán digno de seguir, un guerrero valiente, pero no machista, un compasivo y humilde, pero no un cobarde? Y desde el cielo es que sí y su nombre es Jesucristo.

Dios llega a la escena del crimen donde Satanás había pervertido su querida humanidad y Dios no se quedó callado y enfrenta a Satanás e introduce una guerra, no un juego, ni una historia, sino una guerra y Dios dice en Génesis 3:15: Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.

Dios no iba a ignorar el caos, no iba a permitir a Satanás y al pecado para tener la última palabra en su universo, no iba a dejar que Adán y que nosotros sus descendientes viviéramos y pecamos y morir sin ninguna esperanza de salvación. Al contrario, Dios mismo iba a encarnarse y tratar con el caso que Satanás introdujo y esta es una gloriosa profecía del héroe de héroes, el Mesías que iba a llegar.Y pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; ésta te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el calcañar.Primeramente el Mesías, el hombre perfecto y digno de adoración, sería el hijo de solamente una mujer, no de mujer y hombre. Porque ahora que Adán es corrupto y los hombres se reproducen con mujeres, dos pecadores producen un pecador. Dios entraría, Dios trataría con la situación personalmente. Un hombre concebido por maneras naturales no sería posible porque su naturaleza sería contaminada por un padre terrenal. Uno solo entre toda la humanidad puede llenar esta profecía, el hijo de Dios nacido en Belén por una virgen, concebido en el Espíritu Santo. ¡Gloria a Dios nuestro Señor Jesucristo cabe aquí y ningún otro! ¡Gloria a Dios por nuestro Señor Jesucristo!

Jesús hizo cosas que ningún cobarde haría, él valientemente declaró guerra en contra de Satanás y cuando Jesús se enfrentó con los hijos de Satanás fue suficientemente hombre para revolcar las mesas de los cambistas dijo: “vosotros sois de vuestro padre el diablo.” Jesús hizo cosas que ningún cobarde haría, pero también hizo cosas que ningún machista haría. Abrazó a los niños, cuando querían apedrear a una mujer en adulterio, Cristo les hizo dejar en el piso sus piedras, Jesús hizo cosas que ningún machista hace.

Hay un hombre perfecto entre nosotros, hay un glorioso ejemplo para nosotros en este versículo y vemos que tenía que nacer de una mujer y también tenía que ser herido en su calcañar. Iba a haber heridas. ¿Dónde satanás iba a herir a nuestro Señor Jesucristo? En el calcañar.

La promesa literalmente se llevó a cabo en el monte calvario donde Jesús se hizo responsable de los fracasos de Adán, tomó los cardos y espinas que Adán ganó y fue a la cruz donde le esperaron hombres blasfemos, violentos soldados para torturarlo y sujetarlo en un acruz y en ese mismo lugar cuando este último clavo entró se llevó a cabo esta profecía , pero esto no es el final de todo. 

Hubo un victorioso que iba a poner su vida para los demás y bendito sea Dios, Jesús conquistó la muerte e hirió la cabeza de Satanás y Satanás es un enemigo vencido por nuestro hombre perfecto llamado Jesucristo.

Jesús es el hombre perfecto. Él vivió la vida impecable que tú y yo no pudiéramos aunque Dios nos diera miles de oportunidades de hacerlo; y voluntariamente él dio la vida y se sujetó a la muerte que tú y yo merecemos. Nosotros morimos por nuestro pecado, él murió para nuestro pecado. Hay una esperanza por un hombre perfecto. 

Gracias a Dios, él no se alejó de Adán y Eva y no se alejó de nosotros. Dios vino y envió a nuestro Señor Jesucristo para sacarnos de este lodo cenagoso y poner nuestros pies en una peña.

Todo hombre está tratando con un pasado,lamentablemente la vida no tiene un botón de rebobinar, ningún psicólogo, ningún libro de autoestima, o cursos de economía va a resolver tu pasado, no se puede, pero Jesús vino en el pasado para tratar con tu pasado y darte sentido en el presente. Hay un Mesías que murió, fue sepultado y resucitó. 

La aplicación para los hombres es: una mejor versión de ti mismo no es suficiente. Dios no llegó con  Adán y le dijo: “Adán compra un libro de autoestima”, Dios dijo: “Voy a enviar a Cristo para que trate con tu masculinidad quebrantada.” 

Todo hombre sueña con una versión diferente de lo que es, piensa en mejoría pero, ¿qué hizo Adán? Se vio a sí mismo y trato de hacer cambio de ropa y cambio de lugar, y esos intentos fueron sin éxito porque en el proceso Adán había perdido el respeto de su mujer, su trabajo y su casa y su habilidad de ser el padre que hubiera sido y eso es exactamente  donde varios de nosotros hombre estamos en el día de hoy. La vida se está deshaciendo en casa y en el trabajo y nos vemos en el espejo y vemos a Adán y vemos a un hombre fracasado y nuestra reacción es decir: Necesito mejorar, una versión 2.0 y ¿que hacemos como hombres? Nos movemos de lugar en lugar, hacemos cambios externos, un nuevo trabajo en una nueva ciudad y hasta una nueva esposa pero si la versión de ti no incluye a Jesucristo solamente es una receta para otro fracaso.

No necesitas una versión sino una conversión, Cristo necesita entrar en tu corazón, necesitas admitir que eres un pecador fracasado, que la ha regado en su vida con mentiras y maldiciones y cosas que has hecho y admite que solamente Jesucristo es capaz de cambiarte. Ríndete a sus pies. 

Hubo un hombre llamado Pablo que aunque tenía carrera, intelecto,estudios, dinero, dijo: “Todo lo puedo hacer en Cristo que me fortalece”. La clave de la vida no es ser un hombre fuerte, sino ser fortalecido en el poder de Cristo.

Para las mujeres: Tú tienes el gran error de colocar tus esperanzas de satisfacción y gozo en Adán y no en tu Mesías enviado por Dios y haces mil cosas cada día, cada mes, cada año para cambiar a tu Adán, pero el único que lo puede cambiar es el Dios que hizo a Adán. 

Hay mujeres que saben usar lloraderos, críticas, exponen todas las fallas de su esposo en Facebook, y usan mil cosas para cambiar a su Adán y eso no está funcionando y nada va a funcionar porque tu esposo no fue diseñado para ser tu Mesías. Te animo a que dejes de intentarlo, esto es para las esposas.

Para las madres, algunas son parte de la culpa de que tenemos niños con barba que no quieren salir de casa. Algunas le han dicho que nunca deben salir de tu casa y cuando él se casa tiene que vivir contigo y algunas tienen tantas expectativas mesiánicas sobre su hijo y la razón es porque tienes poca fe en el verdadero Mesías, hasta ni dejarás a tu hijo casarse, ni dejarás que haga su propia vida por tu inseguridad emocional por no conocer la gloria de nuestro Mesías. 

Cada vez que él lleva a una novia le haces la vida imposible. “No sabe cocinar como yo”,y ves a tu propia nuera como tu enemiga compitiendo por tu mesías. Mueve tus expectativas mesiánicas de tu hijo y colócalas en Cristo.

Hay un nombre glorioso, nosotros somos chuecos y quebrantados. Que Dios nos ayude.

Vista 119 veces. El día de hoy 3 veces.