Características De Crecimiento – Pastor Erik Dominguez

Características De Crecimiento – Pastor Erik Dominguez

Características De Crecimiento

Pastor Erik Domínguez

Hechos 6:7

Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.

Ciertamente es bueno crecer en la fe, en el conocimiento, en la gracia y en todo eso creo y estoy seguro que la Iglesia siempre debe de estar creciendo, hay veces que la Iglesia crece en número y es muy notorio y a veces que la Iglesia no crece en número y creo que es un tiempo en el cual Dios está tratando en la vida de la congregación porque Dios quiere que crezcan espiritualmente de nada nos sirve tener mil personas si más de la mitad no son salvos o son más mundanos que los propios mundanos y cuando se limita un poco el crecimiento numérico estoy seguro que el señor está sacando la cizaña, está limpiando, está trabajando de nuestras vidas lo que ha él no le agrada, una Iglesia sana siempre ¡siempre! está creciendo ¡es una Iglesia Bíblica! Dios nos ha llamado con un propósito.

Iglesia es una palabra eclesial llamados fuera, el señor nos llamó fuera de este mundo pero no nos llamó fuera porque seamos bonitos ¡como un adorno!; nuestro Dios no pensó así contigo: este hermano se va a ver bien sentado en la Iglesia ¡no! Dios nos trajo aquí con un propósito, todos y cada uno hemos sido llamados por Dios de este mundo por ejemplo Dios llamó al pastor a predicar pero Dios también te ha llamado a salir del mundo y servirle quizás no como predicador pero si de otra manera tenemos un propósito ¡tú tienes un propósito! en esta Iglesia, el señor te ha traído a esta Iglesia con un propósito de manera general, pero también de manera personal y en este momento Dios te trajo con un propósito ”que escuches la palabra de Dios” Dios quiere que a través de la Iglesia local vamos a cumplir con la gran comisión pero es algo Bíblico y necesario y correcto que una Iglesia está creciendo, no me mal entienda porque hay dos extremos uno es caer en el conformismo y en la mediocridad y decir: es que el señor añade a las han de ser salvos ¡si! pero es porque la Iglesia a estado trabajando y ese es un extremo de flojera, mediocridad pero el otro extremo es el extremo de la carnalidad y decir: si no traes gente eres un flojo; el hecho de traigas gente a la Iglesia no siempre es un símbolo de que estas bien con Dios; los candidatos como traen gente pero no por que Dios los está usando, vino Lopez obrador a Cholula y toda la gente lo fue a ver y no es como el espíritu santo lo uso ¡no! pero la gente va porque cada quien tiene sus motivos.

La Iglesia no es un centro de acarreados; cuando tu y yo buscamos agradar a Dios el crecimiento viene solo es como los árboles, si tu lo estas abonando, regando agua el árbol va a crecer ¡tú no puedes a un árbol a crecer! es el resultado simplemente de algo que se está haciendo; una Iglesia sana como resultado a va a crecer y vamos a tener fruto. Quizás alguien diga: pastor a mi no me importa crecer, yo no quiero crecer; hay hermanos que son enanos espiritualmente que pasan los años y hasta empeoran o hermanas — gente me ha dicho: me bautice hace 40 años usted todavía ni nacía ¿pero de qué te sirve? al contrario empieza la predicación y se salen a hablar y los años no es una garantía, tenemos que crecer sabes ¿por qué? porque crecer nos conviene, dice Pablo: cuando yo era niño pensaba como niño y hay cosas que de niños no entendíamos y ahora de grande decimos ¡que bueno que ya crecí!  — Me acuerdo cuando era niño veía a mis papás tomar café decía: porque toman café sabe bien feo pero ahora grande ya lo entiendo, le preguntas a los niños te quieres casar — y los niños: a no las niñas guácala pero de grandes ya se preocupan y ya saben y espiritualmente es igual tu dices: para que tanto culto, es como el niño dices: las conferencias guácala; pero el que ya es adulto dice: que bueno las conferencias. Crecemos nos conviene porque disfrutamos más la vida cristiana “Dios espera que des fruto” el señor nos trajo aquí para que le debemos fruto y el que no da fruto el hacha está puesta.  ¿que debemos de tener en nuestras Iglesias para estar creciendo?; mucha gente le gusta echarle la culpa al pastor y dice: si tuviéramos el pastor que tenía allá en la otra Iglesia, y eso ¡es un comentario tonto!; los hermanos que más critican de una iglesia no se van; no le eches la culpa al pastor; a que tener cuidado porque culpables siempre va a haber ¡todos tienen la culpa!.

Si la Iglesia no crece no le quieras echar la culpa el liderazgo dice la Biblia en Hechos 2:41, “Así que, los que recibieron su palabra fueron bautizados; y se añadieron aquel día como tres mil personas.” cuando Cristo comenzó la Iglesia, cuando resucitó se les apareció como a quinientas personas a la vez, cuando estaban en el aposento al principio de Hechos dice la Biblia que había ciento veinte nada más y ¿donde estaban los otros? estaban orando, el espíritu santo vino, tembló y toda la gente salió y empezaron a predicar y empezaron a ganar almas y Pedro se paró y predicó a los que acababan de matar  a Cristo y les dijo: ¡ustedes lo mataron! y ellos dijeron: cierto y que debemos de hacer y Pedro les dijo: arrepiéntanse; la Iglesia empezó a trabajar a ganar almas y dice que en ese día tres mil personas se añadieron. Imagínate uno de los quinientos que no fueron y lo de repente llega al culto y ve a tres mil. Dios hace lo que quiere con la Iglesia de nosotros depende tener el privilegio si ser parte de eso o no ser parte dice la Biblia en Hechos 2:42, “Y perseveraban en la doctrina de los apóstoles, en la comunión unos con otros, en el partimiento del pan y en las oraciones.” La iglesia no crece, tu como persona no creces, tu familia no crece porque no sabemos perseveras “ no somos fieles” la primera Iglesia la característica que ellos tenían era que ellos perseveran ellos estaban ahí, estaban fieles. Para que la Iglesia pueda crecer, para que Dios usarnos para que usted y yo podamos ver cosas grandes es necesario ser perseverantes ¡algo que comienzas acabalo! tenemos que ser fieles, ¡algo que estabas haciendo y dejaste de hacer! hazlo otra vez ¡el pastor no se va a enojar!; a lo mejor te han dado un ministerio y lo dejaste y nos quejamos ¡no somos perseverantes! Jesús dijo: en lo poco has sido fiel en lo mucho te pondré.  Nos quejamos de la Iglesia, hay gente que dice: esa Iglesia está estancada ¿Que estas haciendo tu para que la Iglesia pueda salir de ese estancamiento que tu crees?, esta iglesia muerta ¡el muerto eres tu! en Hechos 2:42 “ perseveraban en la doctrina” para que crezca la Iglesia, ¿ para que crezca tu ministerio, el número? tienes que perseveras en la doctrina, siempre estamos aprendiendo y siempre tenemos que seguir aprendiendo ¡tienes que perseveras en la doctrina, dice la Biblia en Hechos 2:46, “Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón,” ellos perseveraban y Dios les mandaba las bendiciones porque ellos estaban unidos perseverando cada día en el templo, tu y yo tenemos que decir señor cada que hay culto ¡ahí voy a estar! ¿sabes porqué estamos como estamos? porque no nos gusta perseverar en la doctrina, ¡no! nos gusta perseverar en el templo, ahí sigue y nunca vas a crecer pero no venimos porque creemos que ya estamos crecidos la verdad es otra cosa porque estamos bien lejos de ver cosas grandes de parte de Dios “Y perseverando unánimes cada día en el templo, y partiendo el pan en las casas, comían juntos con alegría y sencillez de corazón,

47 alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos.” estamos hablando del crecimiento pero estamos viendo las características que nos llevan al crecimiento estamos diciendo que para que Dios pueda usarnos, para que pueda añadir, pueda visitar este lugar de una manera sobrenatural, de una manera palpable; creo que Dios puede añadir tres mil personas a una iglesia el día de hoy ¡Dios lo puede hacer! y ¡Dios lo quiere hacer! pero no perseveramos.

Tres mil personas conlleva 300 bebés en la cuna, digamos que Dios dice: van los tres mil ¡trescientos bebés! ¿quién los va a cuidar? no somos perseverantes por eso Dios no nos puede dar más y nos quejamos y le echamos la culpa a otros cuando somos los culpables de que no hay crecimiento; ¡que no, no han puesto en ningún puesto de autoridad, el ministerio es gente y la gente tiene problemas pero servimos a Dios y no a la gente; la gente es bien ingrata. Tu te vas a preparar, vas a venir a tiempo, vas a tener un buen testimonio, le vas  a dar clase a los niños y la gente se va a quejar contigo ¡no se lo hicieron a Cristo!, Juan el bautista él vivía afuera, vestía una ropa humilde, predicada fuerte y le dijeron que estaba endemoniado pero dice Cristo: viene yo y también le dijeron que estaba endemoniado y así es al gente tu no necesitas sentirte más soberbio que ellos y sentirte por lo que te dicen porque lo hacemos para Dios, la Iglesia primitiva todos estaban juntos y comían juntos porque tenían alegría y un corazón sencillo.

     — Recuerdo hace años cuando todavía la Iglesia estaba por el Club del Golf venía los Lunes a hacer el aseo de la Iglesia y llegó un hermano de mi Iglesia y me dijo — Pastor que está haciendo y — le digo barriendo — No es posible como usted siendo un siervo de Dios. Pero no te pasa nada si agarrar tu silla al final del culto y lo acomodas. Dios bendijo la primera Iglesia porque eran todos humildes; — Hermana quiero que nos ayude en la conferencia — dígame pastor en que le puedo ayudar — Quiero que nos ayude a cuidar los carros, — ¡no!.

Necesitamos trabajar en todo, a hacer humildes lo hacemos para Cristo, lo hacemos para el señor “Todo lo que hacemos, lo hacemos para el señor” mientras tu y yo no perseveremos en lo que hagamos ¡nunca vamos a crecer! la Iglesia no va a crecer hasta que tu y yo digamos: vamos a ensuciarnos las manos, vamos a trabajar y lo que nos toque no importa porque lo hacemos para Dios. Sin perseverancia no hay crecimiento a lo mejor tu eras antes las directora de las cunas, tienes que volver a hacerlo. — Mi mamá en Monclova por 15 años estuvo en la cuna y cada domingo en la mañana ella conoce a todos los niños y los jóvenes y después vinieron a ayudarnos cuando empezamos la escuela cristiana estuvieron en Puebla dos años. Mi mamá tuvo problemas de salud  y se regresó a Monclova y ¡Que eres que está haciendo? sigue en las cunas; y tenemos que ser fieles.

¿cuántos años tienes haciendo tu ministerio?; ¡nunca vamos a crecer! espiritualmente, numéricamente, en nuestro matrimonio en ningún área si nos somos perseverantes dice la Biblia en Hechos 4:4,”Pero muchos de los que habían oído la palabra, creyeron; y el número de los varones era como cinco mil.” entonces era tres mil quinientos suponiendo que el señor no quito los que se congregaban y suponiendo que algunos estaban casado y con hijos fueron como unos veinte mil personas, esta Iglesia ya tenía veinte mil dice la Biblia en Hechos 4:32-35, “  

Y la multitud de los que habían creído era de un corazón y un alma; y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común.

33 Y con gran poder los apóstoles daban testimonio de la resurrección del Señor Jesús, y abundante gracia era sobre todos ellos.

34 Así que no había entre ellos ningún necesitado; porque todos los que poseían heredades o casas, las vendían, y traían el precio de lo vendido,

35 y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad.” Ellos tenían gracia, la gracia de dar, ellos sabían suplir las necesidades; veinte mil personas; imagínate que en esta Iglesia llegan los veinte mil, para empezar este lugar ya no bastaría ¡se tiene que comprar otro terreno! ¿cuánta agua crecen que tomarían veinte mil personas?¿cuanto estacionamiento se ocuparía? todo implica un gasto en una Iglesia; mientras tu y yo no estemos dispuestos a desprendernos de lo que es Dios para la obra de Dios, el señor no nos podría confiar sus grandezas dice la Biblia “no decían que era suyo nada de lo que tenían” veían una necesidad y la suplían, ¿tu crees que no hay necesidades aquí en la Iglesia? ¡nosotros tenemos que suplir las necesidades de la casa de Dios la Biblia dice “Dad y se os dará” si no das, no hay nada “y ninguno decía ser suyo propio nada de lo que poseía, sino que tenían todas las cosas en común.” por eso el señor mandaba y mandaba gente porque sabía que en ese lugar las personas iban a hacer ayudadas en todos los aspectos de la vida; hay hermanos en la Iglesia que tienen necesidad y a todos debes en cuando pasamos por alguna necesidad; no le puedo dar dinero a alguien que ni conozco que viene un día la culto que nada mas a dormir, y pedir dinero y mejor esa ofrenda se lo daré a un hermana que lo necesita, ellos suplían la necesidad de la misma Iglesia y todo debe de ser a través de la Iglesia local. Tu no puedes decir: mi diezmo se los voy a dar a los vagabundos ¡no! todo es a través de la Iglesia local ¡es algo bíblico!  dice la Biblia en Hechos 4:35, “ y lo ponían a los pies de los apóstoles; y se repartía a cada uno según su necesidad.” ellos llegaban con los apóstoles y decían: aquí está el dinero, ustedes vean cómo repartirlo.

 

 

Ananías yAnanías como ellos quisieron robar al señor ”Dios trajo maldición” ¡no! Dios los mató, dice la Biblia en Hechos 5:1-11, “Pero cierto hombre llamado Ananías, conAnanías su mujer, vendió una heredad,

2 y sustrajo del precio, sabiéndolo también su mujer; y trayendo sólo una parte, la puso a los pies de los apóstoles.

3 Y dijo Pedro: Ananías, ¿por qué llenó Satanás tu corazón para que mintieses al Espíritu Santo, y sustrajeses del precio de la heredad?

4 Reteniéndola, ¿no se te quedaba a ti? y vendida, ¿no estaba en tu poder? ¿Por qué pusiste esto en tu corazón? No has mentido a los hombres, sino a Dios.

5 Al oír Ananías estas palabras, cayó y expiró. Y vino un gran temor sobre todos los que lo oyeron.

6 Y levantándose los jóvenes, lo envolvieron, y sacándolo, lo sepultaron.

7 Pasado un lapso como de tres horas, sucedió que entró su mujer, no sabiendo lo que había acontecido.

8 Entonces Pedro le dijo: Dime, ¿vendisteis en tanto la heredad? Y ella dijo: Sí, en tanto.

9 Y Pedro le dijo: ¿Por qué convinisteis en tentar al Espíritu del Señor? He aquí a la puerta los pies de los que han sepultado a tu marido, y te sacarán a ti.

10 Al instante ella cayó a los pies de él, y expiró; y cuando entraron los jóvenes, la hallaron muerta; y la sacaron, y la sepultaron junto a su marido.

11 Y vino gran temor sobre toda la iglesia, y sobre todos los que oyeron estas cosas.

Tenemos a un pastor íntegro que lejos de enseñorearse de la Iglesia ellos han dado más de sus fuerzas por este lugar. — En la Iglesia tenemos dos tesoreros el de la ofrenda general y el de misiones, son hermanos que son fieles y no se rinden y uno de ellos se acaba de comprar un carro del año y el otro compró algunas cosas para su casa y les digo a los hermanos — tú crees que con tu cien pesos se van a comprar un camioneta; — pero son los que más dan, son los fieles, son los que están cerca de Dios, la Iglesia no va a crecer mientras no estemos dispuestos a dar ¿de donde va a salir las necesidades de la Iglesia? de la misma Iglesia; si tu ves una necesidad puedes acercarte con el pastor o con los hermanos y decir: veo que hay una necesidad en esta Iglesia como cuanto ocupan. Y es muy fácil criticar y en vez de criticar vamos a dar.

—Me sorprendí en un culto de mi Iglesia, surgió una necesidad ¡una emergencia! en un ratito se juntó cinco mil y dije — los hermanos si traen dinero porque ya habíamos recogido la ofrenda; pero a veces no queremos dar y por eso no crecemos.

Hechos 6:1-2, “ En aquellos días, como creciera el número de los discípulos, hubo murmuración de los griegos contra los hebreos, de que las viudas de aquéllos eran desatendidas en la distribución diaria.

2 Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas.” uno de los ministerios de la Iglesia era ayudar a las viudas, les daban comida, les daban de comer, les daban provisión a las viudas y como había mucha gente, había murmuración. Los Hebreos fueron los primero en ser atacados por murmuración y en Versículo 2 “ Entonces los doce convocaron a la multitud de los discípulos, y dijeron: No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas.” Los doce apóstoles yendo a entregar la comida y servir; servir es de los diáconos y diácono quiere decir alguien que sirve a las mesas y dijeron los doce:No es justo que nosotros dejemos la palabra de Dios, para servir a las mesas., Ellos estaban descuidando su verdadero trabajo que era  la palabra de Dios por hacer otras cosas que no estaban obligados a hacer versículo 3 y 4 “Buscad, pues, hermanos, de entre vosotros a siete varones de buen testimonio, llenos del Espíritu Santo y de sabiduría, a quienes encarguemos de este trabajo.

4 Y nosotros persistiremos en la oración y en el ministerio de la palabra.” ¿Cual es el trabajo del pastor? la oración y la palabra la Biblia dice que el trabajo del pastor es la oración y la palabra; los ancianos que gobiernen bien sean tenidos por dignos de doble honor mayormente los que trabajan en predicar y enseñar; el principal trabajo del pastor es predicar, los pastores de la primera Iglesia no tenían tiempo para predicar porque los querían traer de meseros. El pastor no tiene que estar haciendo muchas cosas, somos tan miserables como las de primer Iglesia. dice la Biblia en Hechos 6:7, “Y crecía la palabra del Señor, y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén; también muchos de los sacerdotes obedecían a la fe.” era más eficaz la predicación a veces decimos: ese pastor se ve que ni se prepara; pero ni le das tiempo para que se prepare. quítale preocupaciones, no les des malas noticias antes de predicar después del culto ya le puedes decir lo que tengas que decirle pero antes no le digas nada, ¡animalo! ¡estamos aquí para escucharlo!. La gente empezó a hacer lo que tenía que hacer; los siete diáconos empezaron a ser meseros, empezaron a trabajar y a la gente le agrado, a los pastores los agradaron y la palabra creció  “y el número de los discípulos se multiplicaba grandemente en Jerusalén” ¡el número de los discípulos se multiplicaba grandemente! una cosa es crecer pero otra cosa multiplicarse y aquí se multiplicó la multitud ¿porque? porque la gente empezó a entender para que Dios pueda bendecir la Iglesia todos tenemos que hacer nuestra parte ¡Dios te trajo aquí con un propósito, Dios te llamo del mundo con un propósito! a lo mejor tu ya sabes lo que Dios te mandó a hacer, Dios quiere seas un líder de jóvenes, Dios quiere que sean consejeros matrimoniales, Dios quiere que tengan un club bíblico en tu casa, a lo mejor ya sabes lo que Dios quiere que hagas desde años ¡no dejes que pase más tiempo! quiero ver cosas grandes de parte de Dios, pero es necesario perseverar, tener la gracia de dar y ponernos todos el mandil de trabajo y decir: vamos a trabajar para que el número se multiplique grandemente.

No existen fórmulas mágicas nada más haz lo que ya sabes que hacer, cada quien hace su parte, todo es importante para Dios y toda la gloria se lo lleva Él que se pueda decir esto de una Iglesia “La Iglesia se multiplicaba grandemente” porque todos estaban en sus puestos; sal de la silla, ponte a servir, haz un lado la soberbia, has aun lado el enojo pero Dios no es digno para que estés ahí sentado

Vista 479 veces. El día de hoy 1 veces.
2018-10-11T16:10:05+00:00 marzo 29th, 2018|Pastor Erik Domínguez|0 Comments

Leave A Comment