Dios Da Fuerza al Cansado que Le Espera

Isaías 40:21-31

21 “¿No sabéis? ¿No habéis oído? ¿Nunca os lo han dicho desde el principio? ¿No habéis sido enseñados desde que la tierra se fundó?

22 El está sentado sobre el círculo de la tierra, cuyos moradores son como langostas; él extiende los cielos como una cortina, los despliega como una tienda para morar.

23 El convierte en nada a los poderosos, y a los que gobiernan la tierra hace como cosa vana.

24 Como si nunca hubieran sido plantados, como si nunca hubieran sido sembrados, como si nunca su tronco hubiera tenido raíz en la tierra; tan pronto como sopla en ellos se secan, y el torbellino los lleva como hojarasca.

25 ¿A qué, pues, me haréis semejante o me compararéis? dice el Santo.

26 Levantad en alto vuestros ojos, y mirad quién creó estas cosas; él saca y cuenta su ejército; a todas llama por sus nombres; ninguna faltará; tal es la grandeza de su fuerza, y el poder de su dominio.

27 ¿Por qué dices, oh Jacob, y hablas tú, Israel: Mi camino está escondido de Jehová, y de mi Dios pasó mi juicio?

28 ¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.

29 El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.

30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen;

31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.”

Hemos escuchado enseñanzas de este libro, tremendo profeta que fue Isaías, profeta en tiempos difíciles, en tiempos de los reyes, en donde el pueblo se alejaba de Dios y pareciera que estaban jugando. El profeta Isaías en el Nuevo Testamento es comprado con Juan el Bautista, Juan predicó después de 400 años de silencio.

Isaías 40:18 dice: ¿A qué, pues, haréis semejante a Dios, o qué imagen le compondréis? El versículo 25 dice: ¿A qué, pues, me haréis semejante o me compararéis? dice el Santo. Vivimos en tiempos donde el ser humano tiene que elegir en servir a Dios o a las imágenes. De manera nacional somos un país idólatra. La religión predominante es el catolicismo y estamos sumergidos de imágenes, el hombre queriendo justificar su pecado solo dice: “aquí tengo una imagen y esta va a representar a Dios y delante de ella puedo bailar, tomar, me  va a justificar.” Dice la Biblia que el hombre busca a un carpintero, un herrero y hacen una imagen y dicen que eso va a representar a Dios. Muchos de nosotros vivíamos en idolatría.

Entonces dice: ¿A qué, pues, me haréis semejante o me compararéis? dice el Santo.¿A Dios le podemos comparar con una imagen? Hay quienes dicen: “Dios es como tú lo percibas. Nada más amando y tienes a Dios.” Y quieren limitar a Dios, pero Él es Santo, él habita en la santidad. Hay personas que se quieren ser como Dios, hay personas que piensan que por tener un poder terrenal tienen dominio sobre las personas, pero a Dios no se le puede comparar con nadie y nada. Gracias a Dios tenemos su palabra escrita y por ella podemos conocer al Dios verdadero.

Isaías 40:26 dice: Levantad en alto vuestros ojos, y mirad quién creó estas cosas; él saca y cuenta su ejército; a todas llama por sus nombres; ninguna faltará; tal es la grandeza de su fuerza, y el poder de su dominio. La palabra de Dios nos dice que levantemos la mirada y reconozcamos que hay un Creador de todo el universo, somos parte de una creación. A veces nos hace daño estudiar demasiado, nos enseñan que venimos del chango. En las escuelas nos enseñan humanismo, evolución y dan mucho hincapié en ciertas enseñanzas que van en contra de la palabra de Dios y muchos jóvenes son afectados por esas enseñanzas.

Dios sabe cuántas estrellas hay, como se llaman cada estrella, sabe cuántas hojas se mueven con el viento, cuántos cabellos tiene cada persona, sabe todas las cosas, alimenta las aves todos los días. Dios sabe todo, es Creador, es un Dios Santo y Eterno. Necesitamos conocer a Dios a través de su palabra. 

Dice Isaías 40:28 ¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance. ¿No has sabido que hay un Dios eterno, que es antes, que es después y es para siempre? Él no se fatiga, no se cansa y su entendimiento no hay quien lo alcance, Dios es más allá de lo que nos podemos imaginar. Dios todo el tiempo está al pendiente de su creación. Desafortunadamente, el hombre decide vivir en pecado y todas las cosas malas que le suceden son consecuencias por el pecado. Hay gente que se atreve a decir: “Si Dios está mirando ¿por qué no interviene en esta injusticia?” Hay pecados que se vienen cometiendo de generación tras generación y la gente no quiere cortar esas cadenas de pecado. Para que Dios bendiga a una persona, a una familia o a una nación, nos tememos que poner a cuentas, aceptar a su Hijo amado como nuestro Señor y Salvador. Dios no se mete en la vida de alguien que no le invoca.

Hay un pasaje de la Biblia que dice que el hombre no se alabe en su sabiduría, debería de alabar en entender los caminos de Dios, en conocer a Dios a través de su palabra, en pedirle sabiduría de lo alto. Dice en Isaías 40:29 El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.La palabra de Dios nos enseña que el pecado cansa, esclaviza, nos hace caer en vicios, pero en este pasaje no se refiere al cansancio por el pecado, sino al cansancio de un verdadero cristiano que se está esforzando en los caminos del Señor.

Hemos experimentado el cansancio físico y quizás el espiritual y tal vez nos hemos cansado de la obra del Señor. Dios da esfuerzo al cansado. No es bueno estar cansados, hay que descansar físicamente, y creo que estamos lejos de cansarnos espiritualmente ¿Estamos cansados de leer la biblia? ¿Estamos cansados de ganar almas si no estamos ganando almas? ¿Estamos cansados de orar si no oramos lo suficiente y nos dormimos? Espiritualmente estamos muy descansados. 

Si estuviéramos cansados espiritualmente, Dios quiere darnos fuerzas. Dios nos lleva más allá de nuestros límites cuando nos desgastamos en su obra, Dios nos quiere dar vida a través de Cristo. No nos cansemos de leer la Biblia, de orar, de hacer el bien, de ganar almas, de ir a la iglesia, de hacer la obra del Señor. Cada año de nuestra vida cristiana debería ser mejor. 

Dice Isaías 40:30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen; ¿Los muchachos se fatigarán en la iglesia o en el mundo? ¿Dónde estará su cansancio? Es una bendición una iglesia que tiene rutas que lleva niños a la iglesia y vemos a esos niños que van, pero después llegan a la juventud y después se van al mundo y es una tristeza conocer a jóvenes que desde niños fueron a la iglesia por un dulce o o que sea y no entienden y se van al mundo y luego el diablo los ataca y qué bendición por los que regresan pero hay algunos que no. Si usted es maestro de escuela dominical no se canse de predicar a niños, está invirtiendo para que el diablo no los destruya.

Qué triste es saber de jóvenes que se fatigan de ir a la iglesia, de jóvenes que no entienden que es mejor estar en una iglesia que en una discoteca. Es triste ver a jóvenes que no visualizan lo que los grandes ya vivieron. Desafortunadamente, muchos ya pasamos por la esclavitud del pecado, pero hay un joven que tiene la oportunidad de andar en los caminos de Dios y desprecia la vida cristiana. Como adultos debemos estar orando por la juventud. La juventud está siendo más atacada que cuando nosotros eramos jóvenes. El diablo está atacando más fuerte a la niñez y a la juventud y los viejos estamos muy tranquilos y ciegos espiritualmente. Padre de Familia no le provea de celulares inteligentes a un niño que no es tan inteligente. El niño no lo sabe controlar y usted le está poniendo un arma que lo está destruyendo. Si hay un hijo que tiene celular el padre de familia a tales horas se lo debe quitar, no lo deje toda la noche con el celular, ni sabe a qué hora se duerme su hijo. La juventud está siendo entontecida por tanta tecnología, y ellos están casados por estar en el celular, de otras cosas, pero no están cansados de leer la Biblia, de orar. Hay que pedir por sabiduría para ayudarlos, no hay que ser indiferentes.

Isaías 40:31 dice: pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.Muchos nos sabemos estos versos de memoria e incluyen demasiada enseñanza que pensamos que vamos a volar como águilas nada más porque sí. Dice pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; Hay que aprender a esperar a Dios, en su voluntad, hay que ser fieles, hay que esperar los tiempos de Dios.  Hay tiempo para todo y muchos cuando éramos niños no aprovechamos la niñez y andamos brincados en nuestra época. Hay adultos que quieren ser jóvenes. Que los años que Dios nos deje los vivamos en la calidad que Dios quiere. 

 “… pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; Joven, sigue esperando, si eres joven puedes servir a Dios con todas tus fuerzas, esfuérzate en seguir al Señor levantarán alas como las águilas; Debemos aprender de las águilas. Las águilas están en las alturas, no se andan revolcando como los marranos, andan en las montañas, tienen visión a larga distancia, esperan el momento para atacar a su presa. Tenemos mucho que aprender de ellas. Ellas sacan a sus polluelos del nido para que ellos aprendan a volar. Hay padres de familia que quieren tener sus aguiluchos de 50 años todavía en la casa. 

Aquel que espera la madurez espiritual, los tiempos de Dios, que está esperando pero sirviendo va a levantar alas con águilas, va a correr en la vida espiritual, Dios lo va a usar en gran manera porque ha aprendido a mantenerse en los brazos del Señor. 

… correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. Todo cristiano debemos aprender a ser maduros espiritualmente, a invertir nuestra vida en la obra de Dios y cansarnos en la obra de Dios, no andar cansados por otras cosas.

Estos versículos son para cristianos realmente enfocados que gastan su vida en la obra de Dios .

28 “¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance.

29 El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.

30 Los muchachos se fatigan y se cansan, los jóvenes flaquean y caen;

31 pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán.”

¿Qué cristiano quiere ser como estas águilas? Que andan en lo inaccesible, que no se anda revolcando en el pecado. Hay que seguir en los caminos del Señor, él puede multiplicar nuestras fuerza. Ser cristianos es lo mejor que nos pudo haber pasado. Basta ya de quejarnos. No nos cansemos de andar en los caminos de Dios. Nosotros no teníamos planes de ser cristianos, fue Dios quien pensó en nosotros, fue Dios quien nos amó primero, él nos buscó y nos sigue atrayendo con cuerdas de amor. Él nos dice: “Yo te amé primero, quiero que andes en mi voluntad, yo puedo hacerte volar como un águila.”

Cristo viene pronto.

Vista 183 veces. El día de hoy 1 veces.