Servicio: Domingo 11:00 AM
Introducción: La necesidad más grande de la humanidad no es el dinero. No son las riquezas. La necesidad más grande que tiene este mundo es la Salvación que sólo Cristo puede dar. Bartimeo el ciego tenía una necesidad, y era el de poder ver, pero el Señor Jesús le dio algo mejor que la vista, le dio la Salvación.

Escritura: Marcos 10:46-52

Marcos 10:46 Entonces vinieron a Jericó; y al salir de Jericó él y sus discípulos y una gran multitud, Bartimeo el ciego, hijo de Timeo, estaba sentado junto al camino mendigando.
Marcos 10:47 Y oyendo que era Jesús nazareno, comenzó a dar voces y a decir: !!Jesús, Hijo de David, ten misericordia de mí!
Marcos 10:48 Y muchos le reprendían para que callase, pero él clamaba mucho más: !!Hijo de David, ten misericordia de mí!
Marcos 10:49 Entonces Jesús, deteniéndose, mandó llamarle; y llamaron al ciego, diciéndole: Ten confianza; levántate, te llama.
Marcos 10:50 El entonces, arrojando su capa, se levantó y vino a Jesús.
Marcos 10:51 Respondiendo Jesús, le dijo: ¿Qué quieres que te haga? Y el ciego le dijo: Maestro, que recobre la vista.
Marcos 10:52 Y Jesús le dijo: Vete, tu fe te ha salvado. Y en seguida recobró la vista, y seguía a Jesús en el camino.

Busquedas recientes:

Vista 16.192 veces. El día de hoy 16 veces.