ice-cream-and-candies2Todos hemos estado allí. Estás en un lugar público y realmente no tienes una manera fácil de salir de ahí para disciplinar a tu hijo de dos años por desobediencia, y la única cosa que importa en ese momento es… ¡cómo evitar una crisis social! 🙂

¿Alguna vez haz tratado de razonar con un niño de un año? ¡No funciona muy bien! Cuando los niños están en esa edad entre 1-2 años, la única cosa que ellos realmente entienden es la gratificación inmediata. Una cosa que he hecho es que cuando yo sé que voy a estar en una situación en donde disciplinar es difícil, compro una bolsa de dulces o chocolates y la llevo en mi bolsa. (No dulces de caramelo, sino suaves como gomitas.)

¡Cuando el niño empieza a comportarse mal y todas las demás tácticas para razonar han fallado!, entonces saco los dulces, se los enseño y les digo que si se sientan quietecitos por 30 segundos o por 1 minuto, entonces les daré uno. Les enseño cómo sentarse con sus manos cruzadas y callados, y si se mueven, el tiempo empieza a contar de nuevo. Después del tiempo establecido, ellos reciben su premio y el reloj empieza a correr de nuevo. ¡Siempre esperamos no tener que hacer esto por más de 10 minutos!

Para un niño de aproximadamente 3 años de edad, puedes prometerle un premio como un cono de nieve de McDonald’s, y luego recordarles durante todo tiempo que están trabajando para conseguirlo.

Si un niño no quiere o no se puede comportar con un premio, entonces no tienes alternativa. O tratas completamente de controlarlos y no permitir el mal comportamiento, o tienes que sacarlos de ahí, a un lugar más privado para hablar con ellos y corregirlos. Nunca pierdas tu calma en público. La mejor manera para hacer que tu hijo obedezca en público es practicar y enseñarle en casa lo que debe de hacer y lo que no debe de hacer cuando estás en la calle.

¿Y tú? ¿Cómo has evitado una crisis de desobediencia (berrinche)?

 

Vista 589 veces. El día de hoy 1 veces.