Play

Prepara A Tu Hijo Antes De Morir
Hermano Abraham Caballero

1 Crónicas 22.1-12
Y dijo David: Aquí estará la casa de Jehová Dios, y aquí el altar del holocausto para Israel.
2 Después mandó David que se reuniese a los extranjeros que había en la tierra de Israel, y señaló de entre ellos canteros que labrasen piedras para edificar la casa de Dios.
3 Asimismo preparó David mucho hierro para la clavazón de las puertas, y para las junturas; y mucho bronce sin peso, y madera de cedro sin cuenta.
4 Porque los sidonios y tirios habían traído a David abundancia de madera de cedro.
5 Y dijo David: Salomón mi hijo es muchacho y de tierna edad, y la casa que se ha de edificar a Jehová ha de ser magnífica por excelencia, para renombre y honra en todas las tierras; ahora, pues, yo le prepararé lo necesario. Y David antes de su muerte hizo preparativos en gran abundancia.
6 Llamó entonces David a Salomón su hijo, y le mandó que edificase casa a Jehová Dios de Israel.
7 Y dijo David a Salomón: Hijo mío, en mi corazón tuve el edificar templo al nombre de Jehová mi Dios.
8 Mas vino a mí palabra de Jehová, diciendo: Tú has derramado mucha sangre, y has hecho grandes guerras; no edificarás casa a mi nombre, porque has derramado mucha sangre en la tierra delante de mí.
9 He aquí te nacerá un hijo, el cual será varón de paz, porque yo le daré paz de todos sus enemigos en derredor; por tanto, su nombre será Salomón, y yo daré paz y reposo sobre Israel en sus días.
10 El edificará casa a mi nombre, y él me será a mí por hijo, y yo le seré por padre; y afirmaré el trono de su reino sobre Israel para siempre.
11 Ahora pues, hijo mío, Jehová esté contigo, y seas prosperado, y edifiques casa a Jehová tu Dios, como él ha dicho de ti.
12 Y Jehová te dé entendimiento y prudencia, para que cuando gobiernes a Israel, guardes la ley de Jehová tu Dios.

Estaba meditando en este tema ‘’Enseña a tu hijo antes de morir’’ ahorita en vida nosotros podemos instruir a nuestros hijos para que el día de mañana cuando nosotros muramos, ellos puedan salir adelante. Una de las enseñanzas que Dios puso en mi corazón es ‘’Enseña a tu hijo a amar a Dios’

Vemos aquí que David había estado en muchas guerras y en su corazón estaba el hacerle un templo a Dios (pues en ese tiempo aun había tabernáculo) y vemos que Dios le dice sabes que tu no vas a edificarme casa a mi sino tu hijo, porque has derramado mucha sangre y David sentía ese amor en su corazón por la obra de Dios, vemos aquí que David le enseña a su hijo desde pequeño

Versículo 5
5 Y dijo David: Salomón mi hijo es muchacho y de tierna edad

Hermano cuando uno es pequeño, podemos enseñarle desde tierna edad, dice la palabra de Dios ‘’ Instruye al niño en su camino y aun cuando fuere viejo no se apartara de el’’ y eso es muy cierto, aquí vemos como le está enseñando, yo creo que Salomón miraba como su padre luchaba, como oraba, cuando iba a una guerra consultaba a Dios, ahí estaba David y Salomón escuchando a su padre y mirando cómo se esforzaba y escuchando lo que sus amigos de David decían ‘’Tu padre es un gran guerrero, tu padre fue y peleo contra Goliat…’’ yo me imagino que eso emocionaba a Salomón y David atravez de su vida iba transmitiendo ese amar a Dios a su hijo.

I. Dios quiere que nosotros le enseñemos a nuestros hijos a amar a Dios.


Versículo 5 y 7
5 Y dijo David: Salomón mi hijo es muchacho y de tierna edad, y la casa que se ha de edificar a Jehová ha de ser magnífica por excelencia, para renombre y honra en todas las tierras; ahora, pues, yo le prepararé lo necesario. Y David antes de su muerte hizo preparativos en gran abundancia.
7 Y dijo David a Salomón: Hijo mío, en mi corazón tuve el edificar templo al nombre de Jehová mi Dios.

David le estaba enseñando y diciendo a Salomón ‘’Mi amor es por Dios’’ su hijo hermano ¿ve que tiene usted amor por Dios? O a veces sí y a veces no o no ven el amor a Dios, nosotros como varones ¿estamos enseñando amor a la obra de Dios? Se lo enseñamos cuando usted está aquí en la iglesia, cuando canta con amor, cuando está trabajando en la obra de Dios, está enseñando el amor a Dios pues se demuestra por su servicio a Él, nuestros hijos están viendo y quisiera poner el ejemplo de mi padre, yo recuerdo que mi padre aunque no tuvo la preparación para podernos enseñar y decirnos ‘’La Biblia dice esto y lo otro’’ no hermano nunca lo hizo pero algo que si recuerdo era su amor por la obra de Dios y siempre me acuerdo y a veces platicamos de eso y me dice ‘’yo no te pude enseñar’’ yo le digo ‘’padre tú no te preocupes, tu testimonio es lo que yo miraba cuando dejabas el trabajo por ir a la iglesia’’ ahí demostraba el amor a Dios, a veces miraba a mi padre que tenía que ir a trabajar y me decía que se tenía que preparar para hacer una predicación y dejaba su trabajo y se preparaba con el poco estudio que tiene y daba enseñanzas, el amor a veces de ir a ayudar a otras personas, yo lo miraba que aun con su poco dinero iba y daba para la obra de Dios.

Aquí vemos a David que daba mucho oro, mucha plata, mucha madera empezó a preparar para la casa de Dios, una manera que podemos transmitir el amor a Dios es cuando das para la obra de Dios y lo haces con amor, así transmitimos el amor a Dios.

A veces no estamos trasmitiendo el amor a Dios porque no venimos a la iglesia, porque no damos para la obra de Dios o a veces no oramos ni leemos, así no estamos demostrando el amor a Dios pues no se habla se demuestra.

Esto lo aprendí de mi padre aquí estoy viendo la historia de David como le enseño a su hijo y el defendía el pueblo de Israel, es un reto para mí y no sabía cómo explicar esto mientras estudiaba pero es un reto… tengo tres hijos mi reto es: Que mis hijos amen a Dios por sobre todas las cosas, podemos darles estudios, pueden ser arquitectos o tener una licenciatura, pero algo que se me ha clavado en el corazón es como dice en:

Salmo 27.1
Si Jehová no edificare la casa,
En vano trabajan los que la edifican;
Si Jehová no guardare la ciudad,
En vano vela la guardia.


Algo muy importante es como padre de familia enseñar el amor a Dios.

Cuando viene usted a la iglesia ¿con que actitud viene? A la buena o a la mala los hijos lo ven, recuerdo que mi padre nos decía ‘’Si no quieren ir a la iglesia no vayan quédense, pero ay del día de mañana que les va a pasar’’ pero él iba a la iglesia, siempre estaba y vi su amor y hasta la fecha todavía sigue y eso me ha enseñado a servir a Dios por amor, yo le eh dicho a mi padre ‘’No me importa que no me hallas dado una herencia, no me importa que no me hallas dado grandes estudios pero para mí lo más importante es que me has demostrado que se debe de amar a Dios por sobre todas las cosas y ahí muchos estamos fallando porque no estamos haciendo lo que Dios nos manda a nosotros como líderes del hogar y no estamos haciendo lo que Dios quiere.

II. Vemos aquí a David le enseño amor a Salomón pero también le enseño a Trabajar


1 Crónicas 22.14
14 He aquí, yo con grandes esfuerzos he preparado para la casa de Jehová cien mil talentos de oro, y un millón de talentos de plata, y bronce y hierro sin medida, porque es mucho. Asimismo he preparado madera y piedra, a lo cual tú añadirás.
15 Tú tienes contigo muchos obreros, canteros, albañiles, carpinteros, y todo hombre experto en toda obra.
16 Del oro, de la plata, del bronce y del hierro, no hay cuenta. Levántate, y manos a la obra; y Jehová esté contigo.
17 Asimismo mandó David a todos los principales de Israel que ayudasen a Salomón su hijo, diciendo

:

David le estaba enseñando antes de morir que tenía que trabajar para Dios.
Es bueno que nosotros le enseñemos a nuestros hijos un oficio yo por la gracia de Dios le empiezo a enseñar a mi hijo de lo que yo sé, algo impactante es que si a nuestros hijos le enseñamos a trabajar para la obra de Dios van a trabajar en cualquier lugar no importa de lo que sea, porque en la obra de Dios no hay un sueldo, se trabaja por amor y Dios suple las necesidades, no tiene uno que estar vigilando que si lo hacen bien o mal pero uno aprende a trabajar para Dios y cuando uno trabaja para Dios por sí mismo el hombre va a trabajar para solventar los gastos del hogar porque ya tiene el temor de Dios.

Yo me acuerdo cuando era pequeño mi padre nos llevaba a empezar a construir y pintar en la iglesia, nos metía a trabajar sabía que no podíamos hacer trabajo de hombres cargando bultos de cemento pero si nos decía pónganse a pintar y ahí nos ponía a pintar en la iglesia, el tenia cuidado de que subiéramos las escaleras pero nos veía mientras lo hacíamos y es algo maravilloso que recuerdo.

Usted que está aquí hermano y tiene su padre y madre cristianos se ha de acordar que así era y que así debe de ser y por eso está aquí en la iglesia, recuerdo una vez que uno de mis hermanos le dijo mi papá que hiciera el letrero de la iglesia y mire a mi hermano haciéndolo y uno como padre se da cuenta del talento que tienen nuestros hijos ¿pero cómo se va a dar cuenta? Cuando meta a sus hijos a la obra de Dios y vera su talento y debemos empezar a desarrollar esos talentos de nuestros hijos. En nuestros tiempos ya los jóvenes no quieren trabajar y la culpa la tienen los padres porque los enseñamos así, nos enfocamos en lo material que lo espiritual, es un error involucrarnos más en este mundo que en las cosas de Dios, porque el día de mañana que muera usted si ellos no tienen temor de Dios se van a ir al mundo y el mundo los va a arrastrar, pero si ellos han hecho convicciones para Dios van a seguir adelante y Dios los va a cuidar.

David le enseño a su hijo Salomón a trabajar:


1 Crónicas 28.20
20 Dijo además David a Salomón su hijo: Anímate y esfuérzate, y manos a la obra; no temas, ni desmayes, porque Jehová Dios, mi Dios, estará contigo; él no te dejará ni te desamparará, hasta que acabes toda la obra para el servicio de la casa de Jehová.

Sabemos la historia de Salomón como recibió sabiduría de Dios, fue un gran rey, tuvo mucho dinero, construyo el templo de Dios porque su padre le enseño el amor a la obra de Dios y a trabajar para su obra, construyo un gran templo cual ninguno otro, porque le enseño a su hijo a trabajar diciendo ‘’Manos a la obra’’

Cristo dijo ‘’Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y todo lo demás será añadido’’ Dios es dueño del oro y de la plata, Dios da y Dios quita, si Jehová no edificara en vano trabajan los que la edifican, si nosotros no le enseñamos esto a nuestros hijos ellos van a perder todo lo que tienen y cuantos hemos visto a padre enseñar a sus hijos y han dejado la obra de Dios y el día de mañana andan mendigando, hermano no importa que su hijo no tenga mucho dinero pero que Dios este con él, esa es la mejor herencia que el día que usted este en la presencia de Dios él va a estar cerca de Dios, pero nos enfocamos más en lo material que en lo espiritual y no hacemos caso de buscarlo primero a Él, tu encárgate de la obra de Dios y él se encargara de tus asuntos y problemas, nos podemos poner a trabajar para acumular cosas materiales pero si Dios nos da salud es lo más importante, porque hay muchas personas que tienen mucho dinero pero sin salud y sus hijos solo se pelean por el dinero, ¿eso es lo que nosotros queremos? Que el día de mañana se estén peleando o quedar como el hijo prodigo, reflexionemos hermanos y entendamos para enseñarles a nuestros hijos a trabajar para la obra de Dios.

III. Enseña a tu hijo a confiar en Dios


1 Crónicas 28.9-10, 20
9 Y tú, Salomón, hijo mío, reconoce al Dios de tu padre, y sírvele con corazón perfecto y con ánimo voluntario; porque Jehová escudriña los corazones de todos, y entiende todo intento de los pensamientos. Si tú le buscares, lo hallarás; más si lo dejares, él te desechará para siempre.
10 Mira, pues, ahora, que Jehová te ha elegido para que edifiques casa para el santuario; esfuérzate, y hazla.
20 Dijo además David a Salomón su hijo: Anímate y esfuérzate, y manos a la obra; no temas, ni desmayes, porque Jehová Dios, mi Dios, estará contigo; él no te dejará ni te desamparará, hasta que acabes toda la obra para el servicio de la casa de Jehová.

David le dice que confié en Jehová, es una gran obra pero confía en Jehová, ese era el principio y lo tenemos que enseñar a nuestros hijos, lo hacemos cuando hay enfermedad y usted se postra delante de Dios y dobla sus rodillas así sus hijos aprenden a confiar en Dios y no en los hombres.

En nuestra vida diaria tenemos que enseñar a nuestros hijos a confiar en Dios, antes mi padre nos enseñó su trabajo de estar cargando y descargando mercancía de tráileres, de esa manera aprendí a ganar dinero trabajando y no robando. En una ocasión trabajando mi padre callo y se quebró la clavícula, nosotros somos 7 varones y una mujer, pero recuerdo que yo le dije a mi mamá ‘’como vamos a sobrevivir’’ y me decía que Dios iba a proveer, yo me sorprendí como durante 2 meses la mano de Dios estuvo con nosotros, mi Padre me enseñó a que uno tiene que confiar en Dios, en ese tiempo la iglesia en la que estaba trabajando mi padre por esos 2 meses nos daban despensas y me sorprende como gente inconversa llevaba alimentos para notros, aun así mi padre seguía en la obra de Dios, eso es confiar en Dios y cuantos de nosotros pasamos momentos difíciles económicamente y preferimos trabajar y alejarnos de Dios, dejamos de venir a la iglesia para llevar el sustento a la familia, eso no es confiar en Dios y que ejemplo estamos dando, estamos haciéndoles ver a nuestros hijos el confiar en nuestra fuerza, en lo que nosotros podemos hacer, pero si nosotros nos sometemos a Dios nuestros hijos aprenderán de vernos y ellos algún día se van acordar y dirán ‘’yo recuerdo que mi padre confiaba en Dios’’ la mayoría de los que estamos aquí ya nacieron en cuna cristiana y crecieron desde pequeños y se han de acordar de todo lo que Dios ah hecho, en sus vidas atravez de sus padre y por eso están aquí. Pero hemos fallado porque no hemos hecho lo que nuestros padres hicieron el darnos y enseñarnos el amor a Dios, trabajar para Dios y confiar en El, ahora vamos a ver la otra cara de como David le enseño a Salomón pero Salomón no enseño a su hijo, es algo triste pero hoy en día muchos hemos sido enseñado pero no estamos enseñando estoy ahí el peligro para nuestros hijos y nietos, ¿Qué hay de nosotros?

1 Reyes 11.1
Pero el rey Salomón amó, además de la hija de Faraón, a muchas mujeres extranjeras; a las de Moab, a las de Amón, a las de Edom, a las de Sidón, y a las heteas;
2 gentes de las cuales Jehová había dicho a los hijos de Israel: No os llegaréis a ellas, ni ellas se llegarán a vosotros; porque ciertamente harán inclinar vuestros corazones tras sus dioses. A éstas, pues, se juntó Salomón con amor.
3 Y tuvo setecientas mujeres reinas y trescientas concubinas; y sus mujeres desviaron su corazón.
4 Y cuando Salomón era ya viejo, sus mujeres inclinaron su corazón tras dioses ajenos, y su corazón no era perfecto con Jehová su Dios, como el corazón de su padre David.
5 Porque Salomón siguió a Astoret, diosa de los sidonios, y a Milcom, ídolo abominable de los amonitas.
6 E hizo Salomón lo malo ante los ojos de Jehová, y no siguió cumplidamente a Jehová como David su padre

Muchos estamos cayendo en ese error, nosotros gracias a Dios hemos seguido el ejemplo de nuestro padre pero nosotros no estamos dando una buena enseñanza a nuestros hijos.

2 Crónicas 9.30, 31
30 Reinó Salomón en Jerusalén sobre todo Israel cuarenta años.
31 Y durmió Salomón con sus padres, y lo sepultaron en la ciudad de David su padre; y reinó en su lugar Roboam su hijo.
2 Crónicas 11.17-21
17 Así fortalecieron el reino de Judá, y confirmaron a Roboam hijo de Salomón, por tres años; porque tres años anduvieron en el camino de David y de Salomón.
18 Y tomó Roboam por mujer a Mahalat hija de Jerimot, hijo de David y de Abihail hija de Eliab, hijo de Isaí,
19 la cual le dio a luz estos hijos: Jeús, Semarías y Zaham.
20 Después de ella tomó a Maaca hija de Absalón, la cual le dio a luz Abías, Atai, Ziza y Selomit.
21 Pero Roboam amó a Maaca hija de Absalón sobre todas sus mujeres y concubinas; porque tomó dieciocho mujeres y sesenta concubinas, y engendró veintiocho hijos y sesenta hijas.

Así pasa con nosotros hermanos, por eso en la Biblia dice estas cosas, el error que cometió Roboam y Salomón, antes de morir David dejo bien el reino pero Salomón no, muchos padres podemos comenzar bien pero terminar mal, vemos aquí que Roboam empezó a hacer las mismas cosas que su padre, el un tuvo ese amor que tenía David.

2 Crónicas 12 1-9
Cuando Roboam había consolidado el reino, dejó la ley de Jehová, y todo Israel con él.
2 Y por cuanto se habían rebelado contra Jehová, en el quinto año del rey Roboam subió Sisac rey de Egipto contra Jerusalén,
3 con mil doscientos carros, y con sesenta mil hombres de a caballo; mas el pueblo que venía con él de Egipto, esto es, de libios, suquienos y etíopes, no tenía número.
4 Y tomó las ciudades fortificadas de Judá, y llegó hasta Jerusalén.
5 Entonces vino el profeta Semaías a Roboam y a los príncipes de Judá, que estaban reunidos en Jerusalén por causa de Sisac, y les dijo: Así ha dicho Jehová: Vosotros me habéis dejado, y yo también os he dejado en manos de Sisac.
Cuando Roboam había consolidado el reino, dejó la ley de Jehová, y todo Israel con él.
2 Y por cuanto se habían rebelado contra Jehová, en el quinto año del rey Roboam subió Sisac rey de Egipto contra Jerusalén,
3 con mil doscientos carros, y con sesenta mil hombres de a caballo; mas el pueblo que venía con él de Egipto, esto es, de libios, suquienos y etíopes, no tenía número.
4 Y tomó las ciudades fortificadas de Judá, y llegó hasta Jerusalén.
5 Entonces vino el profeta Semaías a Roboam y a los príncipes de Judá, que estaban reunidos en Jerusalén por causa de Sisac, y les dijo: Así ha dicho Jehová: Vosotros me habéis dejado, y yo también os he dejado en manos de Sisac.
6 Y los príncipes de Israel y el rey se humillaron, y dijeron: Justo es Jehová.
7 Y cuando Jehová vio que se habían humillado, vino palabra de Jehová a Semaías, diciendo: Se han humillado; no los destruiré; antes los salvaré en breve, y no se derramará mi ira contra Jerusalén por mano de Sisac.
8 Pero serán sus siervos, para que sepan lo que es servirme a mí, y qué es servir a los reinos de las naciones.
9 Subió, pues, Sisac rey de Egipto a Jerusalén, y tomó los tesoros de la casa de Jehová, y los tesoros de la casa del rey; todo lo llevó, y tomó los escudos de oro que Salomón había hecho.

Todo lo que su padre había hecho fue destruido porque Salomón no le enseño a amar a Dios, a trabajar para su obra ni a confiar en Él, se enfocó en lo material, tuvo mucha sabiduría pero de nada sirvió, si nosotros como padres no tenemos temer a Dios… no hay que enfocarnos en lo material que su hijo vea que su enfoque es Dios, porque de nada sirve una herencia si después pierde todo, todo el esfuerzo de David y Salomón fue destruido porque ‘’Si Jehová no edificare la casa en vano trabajan los que la edifican…’’ Usted y yo como padre que somos y los jóvenes que un día se van a casar no hay que olvidar este principio de traer a nuestros hijos a la iglesia, tu papá no quiere que el día de mañana estés sirviendo como esclavo en este mundo, Dios no quiere y por eso hoy te llama y te dice ‘’Ten cuidado de lo que estás haciendo’’ mientras estamos vivos es nuestra responsabilidad enseñar a nuestros hijos el amar a Dios, trabajar para él y confiar en Él, nadie lo va a hacer más que tú, somos los responsables de nuestros hijos ‘’Herencia de Jehová son los hijos’’ y son las herencia que Dios nos dio ¿Qué estás haciendo con su herencia? Si es de Dios hay que dárselo a Él, hay que reflexionar como estamos enseñando a ellos, humillémonos como vimos aquí que Roboam se humillo, Dios tuvo misericordia pero fueron llevados en cautiverio, las misericordias de Dios son cada día, hoy puede mostrar su misericordia Dios con nosotros si estamos haciendo mal a nuestros hijos en la enseñanza.

Vista 10.006 veces. El día de hoy 26 veces.